Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 28 de abril de 2017

Inicio

Algo se mueve en la educación

La convocatoria de la UCM de Proyectos de Innovación y Mejora de la Calidad Docente, abierta hasta el 31 de marzo, propone 45 líneas de actuación. En ellas, se pueden leer términos para muchos prácticamente desconocidos: Flipped Classroom, Learning analytics, Open access, badges, kudos, open data, web semántica, TED Talks, Ignite, MOOCs... "Se trata -señaló el rector Carrillo en el acto celebrado el 5 de marzo para presentar la convocatoria- de estar a la vanguardia en el mundo de la enseñanza. Queremos ser locomotora, no vagón de cola de este proceso".
¿Pero qué es todo esto? ¿Hacia dónde quiere ir la educación? ¿Significa cambiar todo lo que se ha hecho hasta ahora? ¿Ha muerto la clase magistral? Son, sin duda, muchas las preguntas que surgen alrededor de todas esta nuevas metodologías y aplicaciones de nuevas tecnologías en el ámbito educativo. Por ahora, nadie se atreve a responder de manera categórica a estas preguntas, pero lo que sí está claro es que algo se está moviendo en la educación. Movimientos, por ejemplo, como el que propugna el "open access" de los contenidos educativos o incluso de los resultados de las investigaciones realizadas con fondos públicos, están teniendo una gran aceptación. Hechos, como que más de un millón y medio de personas lleguen a matricularse en un mismo curso universitario impartido a través de Internet de manera gratuita, parece que pueden significar un paso sin retorno hacia, al menos, otras maneras o posibilidades de educar, enseñar y aprender.
Abrir todas las vías
Las 45 líneas prioritarias de actuación contenidas en la convocatoria de la UCM de proyectos de innovación y mejora de la calidad docente, son muy heterogéneas y abren la puerta prácticamente a cualquier tipo de nueva experiencia docente y educativa en la que se quiera avanzar. Como explicó el vicerrector de Evaluación de la Calidad, David Carabantes, esa es la intención de la Universidad: abrir todas las vías posibles a la generación de nuevas experiencias. Por ello, por primera vez -estas convocatorias se repiten desde 1999- al Vicerrectorado de Calidad se han sumado, a la hora de promover estos trabajos, otros cuatro vicerrectorados: Estudiantes. Posgrado y Formación Continua, Estudios de Grado e Innovación.
De entre todas las líneas propuestas, hay algunas que son hoy ya una realidad en el mundo de la educación, como por ejemplo los MOOCs (Cursos masivos, abiertos y en línea), que cuentan con miles de experiencias y millones de estudiantes, mientras que otros se encuentran en fases más iniciales, como puede ser el desarrollo de apps o el uso de recursos divulgativos en contextos educativos, de gran éxito en otros campos, como los TED Talks. También se apuesta por experimentar con nuevas metodologías docentes, como puede ser el pujante flipped classroom o aprendizaje inverso, que cada vez cuenta con más adeptos.
Los MOOCs
MOOC es el acrónimo inglés de Massive Open Online Course (Curso en línea, masivo y abierto). Las características de un MOOC vienen, por tanto, definidas en su propio nombre: es un curso (no una conferencia, charla...), se ofrece por Internet, sus alumnos pueden ser muchos más que los que caben en un aula, y cursarlo es gratuito, si bien, sí hay que pagar en la mayoría de los cursos si se quiere recibir un diploma nominal que acredite haberlo realizado con éxito.
Los MOOC nacen en universidades de Estados Unidos en los últimos años de la pasada década y en la actualidad se aglutinan en dos grandes plataformas: Coursera y edX. Universidades como Yale, Princeton, Michigan o Penn son proveedoras de cursos para Coursera, mientras que el Instituto Tecnológico de Massachussets, Harvard o Berkeley apuestan por edX. En Europa el desarrollo ha sido mucho más lento y, en un principio, las universidades que se han decidido a crear sus propios MOOCs los están ofertando a través de esas dos grandes plataformas, que cuentan con millones de estudiantes matriculados en su abundante oferta de cursos.
En España, en diciembre de 2012 se fundó Miríada X, un proyecto vinculado a la red Universia y promovido por Banco Santander y Telefónica. En la actualidad veinte universidades, de las veintiséis que ofrecen o han ofrecido algún MOOC en nuestro país en los dos últimos años, lo han hecho a través de esta plataforma. La UCM, de hecho, ha ofrecido dos cursos, aún lejos de los 39 ofrecidos por la UNED.
Si las ventajas de la aplicación de los MOOCs son muchas, destaca, sobre todo, la apertura del conocimiento que posibilita a todos los ciudadanos del planeta que dispongan de acceso a Internet. No obstante, también se han detectado algunos problemas: no todos los cursos tienen la calidad exigible o están diseñados para su correcto aprovechamiento, y en muchos no existe contacto alguno con el profesor lo que dificulta el aprendizaje. Además, el porcentaje de abandono antes de completarlos es alto.
Aprendizaje inverso
Aunque requiere también de la utilización de las nuevas tecnologías, el flipped classroom o aprendizaje inverso es, ante todo, una apuesta por la renovación metodológica a la hora tanto de enseñar por parte de los profesores, como de aprender por parte de los estudiantes. Este modelo, que nació también en Estados Unidos en los años 90 del pasado siglo, básicamente consiste en proveer a los alumnos de materiales, normalmente vídeos, que les faciliten los conocimientos teóricos que en la enseñanza tradicional les ofrecía el profesor en clase. El alumno estudia esos materiales fuera del aula, y el tiempo de clase queda reservado para debatir, solucionar dudas o trabajar en aspectos más prácticos junto al profesor.
En España hay una corriente de profesores cada vez más numerosa que está apostando por desarrollar su tarea docente de esta manera "inversa". Muchos están trabajando en divulgar y promover este cambio metodológico desde una plataforma en Internet, en la que además de instruir en la manera de desarrollar las clases comparten experiencias de su aplicación.
El profesor Raúl Santiago Campión, de la Universidad de La Rioja, es uno de los coordinadores y miembros más activos de la plataforma. Para él, el aprendizaje inverso aporta cuatro grandes ventajas frente al tradicional. "En primer lugar, mejora de la interacción estudiante-profesor: Los defensores del FC (flipped classroom) afirmamos que esta práctica promueve una mejor interacción estudiante-profesor, es decir, lo que se llama Oportunidades para "Real-Time Feedback". En segundo lugar, mencionaría la participación del estudiante, quien no solo está acostumbrado a recurrir a la web y las redes sociales para obtener información e interacción, sino que algunas investigaciones muestran que la novedad de cualquier estímulo tiende a desaparecer después de unos 10 minutos, y como resultado, los alumnos "demandan" nuevos contenidos después de ese corto espacio de tiempo. Uno de los beneficios del uso de material en vídeo o audio de no muy larga duración es que permiten romper la instrucción directa y demasiado prolongada en secuencias más cortas, mas "digeribles". En tercer lugar -continúa el profesor Santiago-, está la posibilidad de seguir el propio ritmo de aprendizaje, ya que la simple utilización de videos de aprendizaje de calidad permite a los estudiantes aprender a su propio ritmo y en función de sus necesidades. Finalmente, encontramos la posibilidad de diseñar y desarrollar tareas más significativas. Otra supuesta ventaja del modelo inverso es que alteran la naturaleza de la tarea haciendo que los estudiantes practiquen y apliquen su aprendizaje en el aula, bajo la atenta mirada del maestro".
Los MOOCs y el aprendizaje inverso son solo dos ejemplos de este "movimiento" que se percibe en la educación. Hay, otros muchos, pero sobre todo hay muchos más que aún están por llegar.

Raúl Santiago Campión: "El aprendizaje inverso hace que la marea suba para todos"

El profesor Raúl Santiago Campión es uno de los coordinares de la web theflippedclassroom.es, que pretende "educar" en la aplicación de lo que se ha venido a denominar "aprendizaje inverso".
- ¿Hay experiencias de éxito en la universidad de este tipo de aprendizaje?
-No hay hasta la fecha una gran base de investigación científica que indique exactamente la eficacia de las aulas que siguen el modelo FC (flipped classroom). Sin embargo, algunos datos no científicos preliminares sugieren que la aplicación del modelo puede producir beneficios. Está el caso de la Escuela Secundaria Clintondale, en Michigan, donde se comprobó como la tasa de fracaso de los estudiantes de matemáticas bajaba del 44 al 13 % después de la adopción de Flipped Classroom. En la Universidad de La Rioja estamos ahora mismo desarrollando un proyecto basado en este modelo en varias titulaciones y el curso que viene se extenderá a un Máster. Otras universidades españolas, institutos de secundaria y bachillerato y muchas escuelas de primaria ya están poniendo en marcha muchas iniciativas similares.
- ¿Qué competencias debe adquirir el profesorado para este tipo de educación? ¿Está preparado para hacerlo?
- Creo que no lo está, pero lo debe estar. Citaremos dos grandes bloques competenciales: por un lado los metodológicos, la implementación de este modelo exige unas metodologías coherentes, como el PBL, el CBL, aprendizaje colaborativo/cooperativo, teoría de las inteligencias múltiples (cada vez mas implantado en los colegios), Just in Time Teaching, Team Teaching, PEPEOLA... Es decir, metodologías (y técnicas) que pongan en el centro del aprendizaje al alumno. Por otro lado, es precisa una formación tecnológica-instrumental para manejar con cierta soltura la ingente cantidad de recursos TIC que tenemos a nuestra disposición y sin las cuales sería casi imposible desarrollar el modelo FC de una manera eficaz. La combinación de ambos factores y una buena motivación puede poner al docente en primera línea de innovación educativa.
- ¿Y los estudiantes? ¿No deben trabajar demasiado?
- No, lo que se les pide es que trabajen distinto. No se trata de "rellenar" 6 páginas de problemas, por poner un ejemplo, si no de ver un vídeo en el que se explica un modelo o varios problemas, reflexionar sobre lo que se ha visto, responder a unas preguntas y quizá, comentar algo en un foro, wiki o blog. De esta manera, el alumno va preparado a clase para hacer algo mucho más práctico o a trabajar en un proyecto que exige ese conocimiento previo y por qué no, a que el profesor le ayude personalmente a solucionar aspectos concretos que no ha llegado a comprender.
- ¿Este modelo está más pensado para estudiantes con altas capacidades que para los "normales"?
- En absoluto. De hecho, la posibilidad de personalizar el proceso de aprendizaje gracias a este modelo hace que "la marea suba para todos", para los de alta capacidad, los "normales" y los de menor rendimiento. Y tiene su lógica: si gracias al modelo podemos dar mas autonomía a los estudiantes para "avanzar a su aire", tendremos mas tiempo, recursos (y ganas) de atender a los que necesitan un mayor refuerzo y atención.

Pedro Aranzadi: "Se llegarán a cursar grados completos con el modelo MOOC"

Pedro Aranzadi está liderando, desde la presidencia de Portal Universia, la implantación Miríada X, plataforma que ya es líder en la oferta MOOCs elaborados por universidades españolas.
-¿Por qué cree que los MOOCs están teniendo un éxito que no lograron anteriores intentos o experiencias de educación on line?
- Supongo que por su carácter abierto y gratuito. Que cualquiera pueda cursarlos sin más requisito que la voluntad de aprender.
- ¿Los MOOCs pueden ser un sustituto de la educación tradicional? ¿Llegará a impartirse un grado completo a través de Internet y en abierto, o debe limitarse a cursos especializados o complementarios como hasta ahora?
- No creo que sean un sustituto, más bien un complemento y un "banco de pruebas". Estoy convencido de que, con el tiempo, se podrán cursar grados completos, aunque el modelo no es universal y hay áreas de conocimiento a las que no se podrá aplicar, de la misma forma que el e-learning tradicional.
- ¿En Miríada X cómo se garantiza la calidad de los cursos que se ofrecen? ¿Qué características debe tener un buen MOOC?
- En Miríada X el control de calidad se delega en las propias universidades, que se exponen al escrutinio público. Sin pretender pontificar, creo que algunas características podrían ser: Profesores capaces de trasladar conocimiento más que demostrar todo lo que saben. El contenido: no hace falta que los videos los ruede Spielberg pero deben ser "visibles" y de la duración adecuada; importante también, un buen material de acompañamiento (pdfs, ppts,...). La conectividad e interacción de los estudiantes: ante la imposibilidad de tutorizar a decenas de miles de estudiantes los profesores deben actuar de "guía" y fomentar la interacción de los estudiantes. Un buen soporte técnico: un profesor de metafísica puede tener más problemas a la hora de utilizar correctamente la plataforma que otro de lenguajes de programación y ambos deben tener el soporte suficiente. Por último, es necesario una comunicación fluida entre profesores, estudiantes y plataforma, y un sistema de evaluación en condiciones y que permita aprender de los errores.
- ¿La Universidad española parece que se está incorporando a este "movimiento" de una manera un tanto lenta, si se compara, sobre todo, a lo que ha sucedido en los países anglosajones. ¿Prevé una gran "aceleración"?
- No estoy demasiado de acuerdo. Hay estudios que dicen que un tercio de los MOOCs europeos provienen de España. Sin embargo, sí creo que no se han acometido las inversiones que sí se están haciendo en Estadios Unidos. En cuanto a la "gran aceleración", más que preverla, la anhelo. El sistema universitario español no puede dejar pasar esta oportunidad histórica de ganar cuota en un mercado de 500 millones de hispanohablantes.
- ¿Vislumbra la siguiente evolución o, dicho de otra manera, después de los MOOCs qué vendrá?
- Creo que estamos en los albores de la "desintermediación del conocimiento". Cada día es más fácil aprender a través de internet y hay más material didáctico en abierto. Creo que el quid de la cuestión en el futuro será la determinación de quién aprende o sabe y en qué medida, independientemente de dónde o cómo.

Bookmark and Share

Comentarios - 3

Jordan

3
Jordan - 16-03-2017 - 17:47:07h

Me alegro de haber hecho un programa llamado UCM de Proyectos de Innovación y Mejora de la Calidad Docente. Espero que esto mejore la calidad de la enseñanza. Tengo una fuerte creencia en ello. Gracias por las noticias

Kik messenger for laptop

2
Kik messenger for laptop - 24-01-2017 - 11:43:13h

Before knowing how to download or install this app on your android device, I would like to give you a brief information about the features of Kik Messenger app.

Buyessayfast

1
Buyessayfast - 1-07-2015 - 15:58:31h

Yo soy uno de esos universitarios que han pasado de los 1200 a los 2000, por suerte mi última matrícula! Para mi el principal problema es que después de muchos años de sacrificio económico y personal, veo que no hay futuro... y mas en mi profesión la Arquitectura. Yo siempre he pensado que la universidad debería ser mas económica y que una vez trabajáramos de lo nuestro y con un salario acorde a nuestros estudios podríamos pagar a plazos todos los años atrasados, no me parecería mala medida siempre y cuando la universidad tuviera mas calidad.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685