Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 26 de febrero de 2018

Inicio

Crítica de cine. Matar al mensajero, de Michael Cuesta

Texto: Jaime Fernández, - 19 NOV 2014 a las 11:03 CET

Gary Webb es un periodista incisivo que ha acabado en un pequeño diario. Siguiendo la pista de traficantes de tres al cuarto se encontrará con un escándalo gigante que salpica a la CIA y al gobierno de Estados Unidos, implicados en el tráfico de drogas hacia su país para obtener fondos y financiar a la contra nicaragüense.

El guión de esta película, así presentado parece un auténtico disparate, pero el caso es que es absolutamente real. No mucha gente conoce el tema que destapó Gary Webb en parte porque cuando los tribunales le dieron la razón, tras destrozarle la vida, los medios apenas se hicieron eco concentrados como estaban en el absurdo tema de Lewinsky y Clinton. Y en segundo lugar, porque poco tiempo después de aquello, Webb se "suicidó" pegándose dos tiros en la cabeza, lo que no deja de ser sorprendente a no ser que uno sea Billy el Rápido.


El guionista del filme es otro periodista de investigación de nombre Peter Landesman, que lo tiene fácil, porque sólo ha tenido que leerse el libro que Gary Webb escribió sobre el tema (Dark Alliance) y el de Nick Schou (Kill the messenger) donde contó cómo destrozaron la reputación y la vida de Gary Webb. Con todo ese material escribe una historia con tintes clásicos, de esas de periodistas que creen en su profesión y la defienden por encima incluso de sus propios intereses vitales. Una peli de esas que recuperan lo mejor de una profesión que poco a poco se va convirtiendo en una simple retahíla de trabajadores corporativos al servicio de los diferentes partidos políticos.


El director, Michael Cuesta, es un habitual de series de televisión, desde Dexter a Blue Bloods, Homeland o Elementary. A pesar de eso, y en contra de lo que suele pasar en estos trasvases de la tele al cine, sabe mantener un tempo totalmente cinematográfico. Y como es previsible en un filme así, en constante crescendo hasta un final que casi nunca va a ser bueno para el protagonista.


El director aprovecha además a un buen plantel de actores, como el propio Jeremy Renner, que demuestra que es posible salir del encasillamiento del cine de acción sin problemas (es Ojo de Halcón en Los Vengadores). Por ahí pululan algunos mitos como Andy Garcia y Ray Liotta, que están casi desconocidos por su maquillaje o por el paso de los años, que no perdona a nadie. Incluso hay un hueco para Paz Vega, que hace de la hispana sexy que intenta atraer a un periodista a la causa de su pareja narco. El beso que le da al prota, más que sexy da un poco de grimilla.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685