Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 24 de mayo de 2017

Inicio

Los mejores cuidados para “La parturienta"

Es el siglo XVIII. Las figuras de cera proliferan en los centros de estudios de Medicina y Cirugía para sustituir el incómodo uso de cadáveres. Buena muestra de las piezas elaboradas entonces se pueden hoy contemplar en el Museo de Anatomía "Javier Puerta", en la primera planta de la Facultad de Medicina. Entre ellas sobresale "La parturienta". Se creó para que los estudiantes tuviesen un modelo con el que estudiar el cuerpo de una mujer y del feto poco tiempo antes de dar a luz. El resultado fue "una obra primorosa, que se diferencia considerablemente de otras esculturas de la época", afirma la profesora del Departamento de Pintura y Restauración de la Facultad de Bellas Artes Alicia Sánchez Ortiz.

 

Desde el pasado mes de octubre la profesora Alicia Sánchez Ortiz está trabajando en la restauración de "La parturienta". Según  relata, el Vicerrectorado de Extensión Universitaria contactó con ella por su condición de experta en conservación y restauración de la ceroplástica, pidiendo que preparase un proyecto de restauración de esta escultura, dañada por el paso del tiempo y varios traslados. El objetivo era que "La parturienta" pudiera mostrarse en todo su esplendor en la exposición "Arte y carne", y para ello "planteamos -explica la profesora Sánchez Ortiz- un trabajo de restauración multidisciplinar, en el que trabajan restauradores, químicos, ingenieros, escultores y fotógrafos. Entre todos hemos estudiado en profundidad el estado de conservación que tenía la pieza y en base a ello propusimos diferentes fases de actuación". La muestra se inaugurará a finales de mayo en c arte c, el Centro de Arte Complutense, y el comisario será el catedrático de Paleoantropología Juan  Luis Arsuaga.

 

Joya del arte y de la ciencia

Según el propio Arsuaga, La parturienta "es una joya del arte y de la ciencia. Es una pieza excepcional que representa no solo el cuerpo de una embarazada, sino que es además la materialización de los valores de la Ilustración, la luz de la razón, que está en su origen. Y además se creó para el Real Colegio de Cirujanos de Madrid, que es una de las raíces de nuestra universidad, también heredera, junto con los modelos de anatomía en cera, de los ideales ilustrados. Hay que valorar este modelo anatómico como cualquiera de las mejores obras artísticas de museos como El Prado. La exposición "Arte y Carne" va a a ser uno de los acontecimientos culturales de este año 2016 en España. Imprescindible".​

 

Recuperando los detalles anatómicos

El proyecto de restauración recibió el visto bueno del Vicerrectorado y desde hace algo más de un mes Alicia Sánchez Ortiz y su equipo comenzaron a trabajar con la pieza en su propia casa, el Museo de Anatomía "Javier Puerta". "Nos hemos centrado fundamentalmente en dos problemas que tenía la escultura. Uno era que en el siglo XIX seguramente la aplicaron unos barnices de colofonia sobre la capa de suciedad y estos barnices se habían oxidado y estaban alterando estéticamente la apariencia de la escultura. Este es un factor que nos parece fundamental dado que la escultura tenía una función didáctica, servía para estudiar anatomía en las facultades de la época, en el siglo XVIII, y se estaban perdiendo muchos detalles anatómicos de la placenta, por ejemplo, todas las venas, las arterias... Se modificaban considerablemente también todas las calidades que los escultores habían querido conseguir en su momento".

 

Según señala la profesora de Bellas Artes, la "Parturienta" es obra de Juan Chaez y Luigi Franceschi,  que siguieron la disección que realizó Ignacio Lacaba, disector anatómico del Real Colegio de Cirugía de San Carlos. Pese a que la obra debía ser exacta y muy minuciosa, sus autores incluyeron "toques creativos" en cara, mano y pies, sobre todo, que hacen de ella una pieza única. "Recuerda -especifica Alicia Sánchez- a la imaginería barroca española".

 

Para devolver a la obra su detallismo original se ha, según explica la profesora complutense, "testado las zonas que tenían el barniz de colofonia y las que no para establecer un sistema de limpieza que fuera respetuoso con la cera original. La escultura está construida a base de moldes y es hueca aunque tiene partes rellenas con estopa embebida en cera. Tiene escasos milímetros de grosor y está hecha con moldes de yeso. Por todo ello  hemos utilizado formulaciones diferentes para llevar a cabo la limpieza".

 

Restaurando las fracturas

El segundo problema que presentaba "La parturienta" y que recomendaba su restauración era las "fracturas" que presentaba tras sus diversos traslados, desde el que la llevó posiblemente en cajas de madera desde el Real Colegio de Cirugía de San Carlos hasta Ciudad Universitaria hasta el que hizo el pasado año al Museo de la Evolución Humana de Burgos para formar parte de la exposición "Cuerpos en cera. El arte de la anatomía". La figura se ha partido a lo largo de su periplo por diferentes puntos de brazos y piernas, que ya fueron restaurados en su momento con ceras rojas, que se aprecian con facilidad. De acuerdo, con la restauradora, dado que la actuación iba a ser "demasiado invasiva", se decidió dejar esas suturas como estaban. El trabajo se ha centrado en la pierna izquierda "que se rompió hace dos años debido a las grietas que ya presentaba", explica Alicia Sánchez.

 

El profesor de Escultura Paris Matia ha sido el encargado de realizar el estudio que posibilitase unir la pierna con las mayores garantías a su estado original. "Necesitábamos -explica Matia-  sujetar la pierna de tal modo que quedase inmóvil para que el sistema de adherencia funcionara a la perfección. Finalmente optamos por utilizar una estructura de madera, de DM, con una serie de horquillas que fijan la pierna en una posición concreta y de ese modo el adhesivo funciona sin problemas. En el interior la adhesión se ha materializado mediante resina proxídica, varillas de vidrio y fibra de vidrio, que recorren una porción de pierna y muslo bastante amplia para repartir las tensiones".  Además de reconstruir todos los fragmentos de la rodilla, se ha intervenido también en el pie de la mujer, que soportaba un gran peso tras una restauración anterior. Para unir los fragmentos se han utilizado ceras con un punto de fusión más bajo que la original para preservarla. Al igual, para igualar los colores se están utilizando acuarelas en acuazol, "que humectan mejor, son muy estables y reversibles, y permiten ajustar cromáticamente de manera exacta", explica la profesora Alicia Sánchez.

 

Asegurando su futuro

Por último, también se ha querido garantizar que la escultura pueda mantenerse en el futuro en el mejor estado de conservación posible y evitar la aparición de nuevas grietas. Por ello, se decidió restaurar también la silla en la que "La parturienta" se colocó desde su creación. Además de limpiar su tela de sede, se decidió colocar una funda protectora sobre ella y sobre esta una estructura diseñada por el propio Paris Matia, que a su vez irá forrada con una tela. El objetivo es acomodar a "La parturienta" en la silla de manera menos agresiva y también permitir su desmontaje para los traslados con la mínima invasión posible.

 

Equipo multidisciplinar

El equipo multidisciplinar de restauración está integrado, junto a los profesores Alicia Sánchez y Paris Matia, por los también profesores de Bellas Artes Luis Castelo, que se ha encargado de la documentación fotográfica y registro en vídeo; Margarita San Andrés y Ruth Chércoles, responsables de los análisis químicos y de la caracterización de los materiales constitutivos;  Olga Cantos y José Manuel Lodeiro, del Instituto del Patrimonio Cultural de España, que han asesorado en materia de sistemas de limpieza y en el estudio de fotogrametría, respectivamente; las licenciadas Elena Rodríguez y Sara Brancato, quienes han ayudado en todos los trabajos de restauración, y el también licenciado Mario Danzé, quien elaboró los mapas de daños y conservación. Por último, han participado las empresas Kronos Restaura, encargada de la elaboración de forros para los elementos de tela de la silla, y TTI, responsable esta de la manipulación de la pieza y de los movimientos necesarios para ir realizando la restauración. La escultura, como se aprecia en algunas de las imágenes, ha estado sujetada por un buey hidráulico y por una base de madera y espumas de alta densidad, de manera que quedaran accesibles todos los puntos de restauración.

 

La profesora Alicia Sánchez Ortiz y la doctorando Sara Brancato, durante la restauraciónParis Matia, Elena Rodríguez, Alicia Sánchez y Sara Brancato, posan junto a la El trabajo es muy minucioso y trata siempre de ser respetuoso con la cera originalAlgunos de los materiales que se están empleando en la restauraciónEstado que presentaba Detalle de la pierna izquierda durante su restauraciónEstado en el que estaba el fetoEstado en el que ha quedado el feto tras su limpieza
Bookmark and Share

Comentarios - 3

Rosa Santa María

3
Rosa Santa María - 9-06-2016 - 20:31:24h

Yo he tenido el lujo de poder ver "la parturienta" y es un joya, en general, la exposición es espectacular, la recomiendo 100%

Mercedes Jorge

2
Mercedes Jorge - 26-05-2016 - 17:29:10h

Muy interesante tanto por el contenido como por el montaje de la muestra. El patrimonio complutense, a veces muy desconocido, es una auténtica caja de sorpresas. Gracias por el esfuerzo llevado a cabo para su conservación y difusión.

Carmen

1
Carmen - 9-05-2016 - 22:16:09h

No dejeis de ir a la exposición "Arte y carne" no os dejará indiferentes, yo fui a la que se hizo en el Museo de la Evolución Humana (Burgos) donde se mostraron otras piezas en cera de esta misma coleccion. Figuras en cera que nos enseñan a conocernos mejor, a saber más sobre el misterio del ser "homo sapiens" desde la complejidad de nuestro nacimiento.
Enhorabuena a la Universidad Complutense por hacer posible este maravilloso trabajo.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685