Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 23 de junio de 2018

Inicio

Todos Leemos, jornadas para prevenir y tratar la dislexia

Los días 30 de junio, 1 y 2 de julio se celebran en la Universidad Complutense las jornadas "La lectura al alcance de todos: todos leemos, todos aprendemos. Jornadas de dificultades de Lectoescritura: detección e intervención". Las sesiones están organizadas por la asociación Madrid con la Dislexia, en colaboración con la Unidad de Apoyo a la Diversidad e Inclusión (UCMd+I), la Fundación Botín y el grupo de investigación Change Dyslexia.

 

 

La dislexia está definida como una Dificultad Específica de Aprendizaje (DEA) de origen neurobiológico, que se caracteriza por la presencia de dificultades en la precisión y fluidez en el reconocimiento de palabras escritas y por un déficit en las habilidades de decodificación lectora y deletreo. Estas dificultades se deben a un déficit en el componente fonológico del lenguaje y se presentan de manera inesperada, ya que otras habilidades cognitivas se desarrollan con total normalidad y la instrucción lectora es la adecuada.


Luz Rello, lingüista y doctora en ciencia computacional, explicó que algunos de los errores que más llaman la atención en la dislexia, como la transposición de letras y sílabas, es realmente lo menos frecuente porque sólo representa el 2% de los fallos posibles.


Rello explicó en el congreso que por eso lo primero que le interesó fue analizar todos los errores posibles y luego unificarlos en un juego, en el que en lugar de presentar las palabras correctas se ponen las erróneas. El juego se llama Piruletras y se validó en colaboración con el Colegio Lestonnac de Barcelona y el Centro Creix de Barcelona. La herramienta fue evaluada con 48 niños con dislexia diagnosticada y tras 12 sesiones, repartidas en dos meses, los niños mejoraron significativamente su ortografía.


La aplicación se distribuye de manera gratuita en la App Store y ya ha sido descargada más de 300.000 veces en 70 países diferentes. Lo que proporciona una cantidad ingente de datos que ha servido a Rello para avanzar en su siguiente aplicación (Dytective) desarrollada con el grupo de investigación Change Dyslexia de la Universidad Carnegie Mellon, de Pittsburgh (Estados Unidos).


Explica la investigadora que en esa universidad americana hay un grupo puntero especializado en el aprendizaje automático. De manera muy sencilla, lo que hace este aprendizaje es agregar el conocimiento de muchos profesionales para crear un algoritmo y ofrecer respuestas. Allí llevó sus datos acumulados para ver si sería posible detectar la dislexia y lo consiguió en un 80% de los casos.


A pesar de lo elevado de la cifra, Rello no se mostró contenta y quiso refinar más el sistema, aumentando el número de participantes y mejorando el programa hasta dar con Dytective, donde por primera vez se integran juegos lingüísticos con inteligencia artificial (redes neuronales) para detectar dislexia. Una información aparecida en el telediario de TVE, solicitando la ayuda de familias con parientes con dislexia, hizo que el estudio se hiciera realmente masivo, con más de 100.000 participantes de edades entre 7 y 70 años. Con los datos obtenidos, se ha conseguido un 90% de precisión, "una cifra ya adecuada para presentarla al Ministerio de Educación para que se pueda utilizar en los colegios".


Samsung está ayudando en el desarrollo del programa, que será también una aplicación gratuita, y las consejerías de Educación de Murcia y de la Comunidad de Madrid han mostrado su interés en integrarlo en todos los colegios que estén interesados.


El sueño de Rello, así como el de todos los participantes en este congreso es poder encontrar un método que detecte precozmente la dislexia, que la investigación pueda llegar a todo el mundo y que "la dislexia no siga siendo una dificultad oculta". Para ello, la investigadora ya está pensando en el desarrollo de un minijuego para Facebook que visibilice esta enfermedad para que deje de ser un estigma social.

 

El 1 de julio de 2016, la profesora Rello recoge el premio de la Fundación Princesa de Girona Social 2016, precisamente por "haber puesto al servicio del bien común sus conocimientos en inteligencia artificial para desarrollar herramientas digitales que ya están siendo utilizadas para prevenir y detectar la dislexia".

 

Tras las conferencias del día 30 de junio, las jornadas de los días 1 y 2 de julio están dirigidas principalmente a docentes y estudiantes de magisterio, que se repartirán en tres grupos con un máximo de 30 profesores cada uno, con el fin de que su formación sea lo más práctica posible. Cada grupo recibirá formación en tres talleres y Change Dyslexia impartirá una clase magistral sobre detección online y sobre el uso de Dytective.

 

Mercedes García, delegada del rector para Diversidad, muestra su satisfacción por estas jornadas y asegura que han prestado su apoyo porque "uno de los compromisos de la Oficina para la Inclusión de Personas con Diversidad es atender las necesidades de los estudiantes con DEAs (Dificultades Específicas del Aprendizaje) más allá del bachillerato".

Luz Rello compartió escenario con María Sanz Pastor, presidenta de la Asociación Madrid con la DislexiaLuz Rello es la última ganadora del premio de la Fundación Princesa de Girona Social 2016, por haber puesto al servicio del bien común sus conocimientos en inteligencia artificial para desarrollar herramientas digitales que ya están siendo utilizadas para prevenir y detectar la dislexiaEl sueño de los participantes en este congreso, compartido por la investigadora Luz Rello, es encontrar un método que detecte precozmente la dislexia
Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685