Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 15 de diciembre de 2017

Inicio

Docentia, el sistema de evaluación de profesores, obligatorio para todos desde este curso

María Castro, vicerrectora de Calidad, informa de que a partir de este curso va a haber "algunos cambios importantes en los procesos de calidad que van a facilitar la vida de todos, la de los centros, de los profesores y de la institución". Esos cambios se van a centrar en tres pilares, por un lado Docentia, el sistema de evaluación del profesorado, que pasa a ser obligatorio tanto para "los de vinculación permanente como no permanente", por otro Audit, un programa de evaluación institucional de todos los procesos que pasan en la vida de los centros, y por último las encuestas de satisfacción dirigidas a profesores, estudiantes y PAS.

 

De acuerdo con María Castro, "la calidad es un sistema que ofrece información sobre lo segura que es la Universidad en cuanto a los procesos que desarrolla, que están muy relacionados con la docencia, y el mensaje que le tiene que llegar a la comunidad madrileña es que la Complutense es un canal seguro para estudiar".

 

Para medir esa seguridad, la Complutense ha creado nuevas herramientas y mejorado otras como Docentia, el sistema de evaluación de los profesores, que desde este curso va a ser obligatorio "para todos los profesores, tanto los de vinculación permanente como no permanente, algo que no ocurre en las universidades de nuestro entorno".


Ahora mismo Docentia ya es el proceso de evaluación del profesorado más grande de la universidad española, porque "incluso sin ser obligatorio han participado en él 2.749 profesores, lo que representa un 46% de la plantilla, lo que demuestra que el profesorado complutense está muy comprometido con la evaluación de su actividad docente".


Asegura la vicerrectora de Calidad que ahora se han introducido algunas mejoras que pasan por ampliar la base de las evidencias de lo que hacen los profesores. En primer lugar, "la evaluación se va a realizar cada tres años, pero los estudiantes van a opinar sobre sus profesores todos los años, así que esa ampliación de las evidencias hará que la evaluación de un profesor no dependa de lo simpático que le resulte a los alumnos de un curso, sino que va a ser una muestra amplia acumulada durante tres años".


Otra mejora es que en el nuevo Docentia se da más voz al profesor. Hasta ahora, de acuerdo con María Castro, el autoinforme del profesor era muy sencillo y se corregía automáticamente, pero "la Fundación Madri+d nos invitó a que hiciéramos una evaluación por pares y que hubiera un ojo humano que reflejara algo que es difícil de evaluar, que es un proceso de reflexión sobre la propia acción docente". Ese proceso de reflexión se va a realizar formalmente una vez cada tres años, "el cuestionario y la rúbrica para hacerlo ya han sido validados y seguro que va a tener un impacto importante en la evaluación".


De este modo, a partir de ahora los profesores y los estudiantes van a tener voz en un proceso homologado internacionalmente. Es decir, "los estudiantes van a valorar sus percepciones sobre la calidad docente de sus profesores, mientras que estos también tendrán algo que decir, y esas reflexiones nos ayudarán a mejorar, porque de eso se trata realmente la calidad".


Para facilitar la labor de los profesores, en Docentia se han adelantado este año seis meses la emisión de los informes, así que en 2016 han conocido su evaluación en febrero, que correspondía al curso 2014-2015, y en octubre les ha llegado la de 2015-2016.


Al reconocimiento anual de la excelencia a los mejores profesores con un acto presidido por el rector, se han añadido nuevos incentivos dentro del sistema. Explica Castro que "ya que es un programa vinculado a todas las políticas transversales del profesorado, si alguien quiere pedir un proyecto de innovación, Docentia es un mérito; si alguien quiere optar a una plaza de promoción, Docentia es un mérito y a veces un requisito... En el fondo, la participación dentro de la vida universitaria supone ese reconocimiento".


Otro incentivo, este económico, dependerá de la evaluación. Explica la vicerrectora que Docentia está articulado en evaluaciones trienales y la suma de dos de esas evaluaciones constituye lo que se denomina un Tramo Docentia. "Si dentro de ese tramo una de esas dos evaluaciones es excelente y la otra es positiva o más, ese profesor en la segunda evaluación obtendrá el Premio Docentia, que es un premio económico puntual".


Renovación de acreditaciones y satisfacción
El sistema de renovación de acreditación de los títulos marca un calendario de cuatro años en los másteres y de seis años en los grados. Para esa renovación las facultades, con cada una de sus titulaciones que en la UCM son 81 grados y 158 másteres, elaboran un informe para la agencia evaluadora externa, la Fundación Madri+d, con datos sobre rendimiento de los estudiantes, características de los profesores...


En el apartado de calidad también hay que dar datos sobre la satisfacción de los estudios que se imparten y con lo que se hace en la Universidad. María Castro, informa que para conocer esa satisfacción una de las novedades de su vicerrectorado ha sido la realización de siete encuestas, tres de ellas dirigidas a profesores, estudiantes y PAS, y las otras cuatro de egresados e inserción laboral. De acuerdo con la vicerrectora esta "es la primera vez que se van a poder dar datos desagregados a las facultades para que puedan exhibirlos como unas marcas de calidad en cada uno de sus títulos". La respuesta de la comunidad universitaria ha sido "bastante buena, ya que han respondido más del 30% de los alumnos, el 20% de los profesores y el 17% del PAS".


Este curso académico renuevan la acreditación 120 titulaciones de la Complutense y los resultados de esas encuestas están orientados a que los centros puedan presentarlos en esa renovación. La encuesta se cerró el día 30 de septiembre y ahora se está trabajando con esos datos. Después de llegar a los centros se hará un informe desagregado por grado, por máster y por área de conocimiento, que se presentará al Consejo de Gobierno. Avanza, de todas maneras Castro, que "lo que dicen en general es que no estamos mal, en torno a un 7 de media de satisfacción, en una escala del 1 al 10".


Hay siete criterios que evalúan en la renovación de esa acreditación, de los cuales tres son críticos, que son los recursos de personal, los recursos que se ponen para la titulación y los resultados de aprendizaje. De acuerdo con la vicerrectora "el proceso de renovación de la acreditación te compara con lo que tú has dicho que ibas a hacer o ibas a conseguir, y en esa comparación salimos bien parados, porque todas pasan, el 100%".


De todos modos, ahora vendrán los paneles a visitar los centros y a hacer la evaluación, "pero lo que nos suelen decir esos paneles, no son cosas ni irremediables ni inasumibles, de hecho es un proceso muy positivo, porque a los centros nos fuerza a trascender a lo cotidiano, a hacer una película longitudinal que te hace reflexionar y con ello se producen procesos de mejora de las titulaciones que pueden ser enojosos en la preparación, pero son realmente útiles".


Audit
Este año comienza la aplicación de Audit, un proyecto de evaluación institucional "que permite hacer una evaluación más integral de todos los procesos que pasan en la vida de los centros, siempre relacionados con la calidad y con ese canal de garantías que tiene que ofrecer la Universidad". En Audit se habla de las políticas de calidad de las enseñanzas, que tienen que estar adaptadas a los estándares europeos y centradas en los estudiantes, que deben tener un papel central en la configuración de esas mismas políticas de calidad.

La iniciativa, que ha partido de la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación), está dirigida a los centros universitarios y pretende orientar el diseño de los sistemas de garantía interna de calidad que integre las actividades que hasta ahora han venido desarrollándose relacionadas con la garantía de calidad de las enseñanzas. Y aunque estas orientaciones están dirigidas a los centros, existen elementos transversales dirigidos al conjunto de la Universidad. en lo referido al personal académico, a los recursos materiales y servicios...


En estos momentos hay tres facultades de la UCM implicadas en el desarrollo del programa Audit, "que no es un proyecto de arriba abajo, sino que es un proyecto transversal que se tiene que someter a evaluación de la ANECA".


Asegura María Castro que "Audit marca unas directrices específicas que integran algunas de las políticas que ya viene haciendo la Complutense, como la acreditación de las titulaciones, porque nuestra Universidad está en condiciones de asumir Audit, ya que te piden que el 50% de los títulos estén acreditados, y además que lo estén positivamente y la UCM tiene el 100% de sus titulaciones acreditadas positivamente".


La vicerrectora cree "que Audit va a ser una mejora para la vida de los centros, porque si en lugar de tener muchos procesos troceados de evaluación, se consigue integrar todo en un único proceso, la calidad del profesorado, de las titulaciones, de los procesos y el reconocimiento de los actores principales la Universidad funcionará mucho mejor".

María Castro, vicerrectora de Calidad, explica que los cambios en los procesos de calidad van a facilitar la vida de todos, la de los centros, de los profesores y de la instituciónAl acto de reconocimiento anual de la excelencia del profesorado se le van a unir nuevos incentivos a la hora de promocionar e incluso económicosDocentia, el sistema de evaluación del profesorado, que pasa a ser obligatorio tanto para los de vinculación permanente como no permanente, algo único en las universidades de nuestro entornoLos estudiantes tienen mucho que decir, tanto en la evaluación del profesorado como con las nuevas encuestas de satisfacción dirigidas a toda la comunidad universitariaIncluso sin ser obligatorio, Docentia ya era un referente en la universidad española, porque en la última edición han participado en él 2.749 profesores, lo que representa un 46% de la plantillaMás del 30% de los alumnos han respondido a las encuestas de satisfacciónEn el nuevo Docentia se va a dar más voz al profesor, que además recibirán con mayor rapidez la valoración de sus estudiantes
Bookmark and Share

Comentarios - 6

Patricia

6
Patricia - 23-01-2017 - 23:30:00h

esto del sistema de evaluación tiene trampa jajjajaaja, de los 7 profesores que he tenido el primer cuatrimestre sólo he podido evaluar a 4 profesores y justo a los que no he podido evaluar son unos irresponsable (que faltan a la facultad ya que tienen diversos trabajos, que atiende llamadas en plena explicación, que llega entre media hora y una hora tarde a clase y que ni siquiera van a su examen, sino que manda a su ejercito de ayudantes). es un asco y una mentira lo del sistema de evaluación.

Natalia

5
Natalia - 19-11-2016 - 13:36:28h

Sinceramente, me parece muy bien.
El año pasado hicimos encuestas sobre la mayoría de nuestros profesores. Casualidades de la vida que los que nos parecían los peores no estaban apuntados al programa Docentia. Una lástima no haberlos podido puntuar.

cursos inem

4
cursos inem - 15-11-2016 - 13:32:18h

Este sistema de evaluación será impuesto en todos los sistemas escolares, o solo en determinados. La verdad es que estoy muy contento ya era hora de que implantaran un sistema de evaluación en condiciones

Emma García

3
Emma García - 11-11-2016 - 11:42:28h

Para conocer cómo se imparten las clases, es fundamental la "obligatoriedad" (y no la voluntariedad) de que los profesores sean evaluados anualmente por los alumnos y si eso es lo que plantea Docentia, enhorabuena. Por otra parte, ser un buen o excelente profesor no debería ser valorado con un premio extraordinario (como se indica en esta noticia), ya que la buena calidad de la docencia debería ser algo ordinario (y no extraordinario). Mi sugerencia es que, un porcentaje de su sueldo dependa de la calidad de sus clases en todos sus ámbitos (metodología, actualización de contenidos, implicación, interés por los alumnos, impartición de la clase, etc.). Hoy en día se puede estudiar y aprender sin profesores, pero no puede haber profesores sin estudiantes, así que es fundamental que la calidad de los profesores tenga en cuenta las necesidades de los alumnos. Es importante escuchar la opinión de los alumnos y sobre todo, implementar mejoras en los grados UCM, en base a esas opiniones. Gracias

Rafael Martin

2
Rafael Martin - 3-11-2016 - 21:31:26h

Hay profes que son una ruina para los alumnos y para la universidad.
Algunos que se creen genios son unos perfectos inútiles e incompetentes como profesores (aunque todo el mundo lo sabe.. ,se hace como que no se ve)
Sugiero que parte de su salario esté ligado al resultado de la evaluación por los alumnos.
Saludos

Ivansiiito

1
Ivansiiito - 3-11-2016 - 14:50:31h

Ya era hora. Hasta ahora sólo hacían la evaluación aquellos profesores que sabían que iban a ser evaluados más o menos bien. No recuerdo haber nunca votado mal a ningún profesor, porque ninguno de los que se lo merecían me dio nunca la oportunidad de hacerlo. Serán vagos, pero no son tontos.

 

Me alegro mucho de que esto sea así, y estoy seguro de que habrá algún que otro mal profesor que se intente poner las pilas aunque sólo sea por el miedo de que sus chapuzas en clase (de las que te arruinan por completo una asignatura) queden al aire.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685