Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 28 de abril de 2017

Inicio

Los compromisos "eco" se abren paso en Educación y se extenderán al resto de centros

Docentes, estudiantes y ahora también miembros del personal de administración y servicios (PAS) de la Facultad de Educación han asumido una serie de compromisos para mejorar la sostenibilidad del centro. Son los compromisos eco-docentes, eco-estudiantes y eco-PAS. No son medidas revolucionarias. La mayoría, es más, no difieren a las que cualquiera sigue "en su propia casa", como señala el profesor Alberto Muñoz, uno de los principales promotores de este movimiento "eco". Apagar la luz cuando sales de una estancia, imprimir solo lo necesario, utilizar poco el ascensor o reciclar lo que se pueda, son pequeños compromisos que si se suman pueden dar como resultado un espacio más agradable y más sostenible. La UCM, a través de la Delegación del Rector para Campus y Medio Ambiente, quiere extender estos compromisos "eco" a los estudiantes, profesores y personal de todos sus centros.

 

Como explican los profesores Alberto Muñoz y Patricia Martín todo surgió en el Servicio de Orientación Universitaria (SOU) de la Facultad. Algunos de los que participaban en sus actividades vieron que tenían una preocupación común por los temas ambientales en el contexto de la Universidad, y "creamos ECO-SOU con la intención era hacer visible en la Facultad el tema del medio ambiente", recuerdan los profesores. Una de las ideas fue ponerse en contacto con ADEAC, la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor, que es la que se encarga, por ejemplo, de dar las banderas azules en las playas. Como explican los profesores Muñoz y Martín, ADEAC tiene un programa que se llama Green Campus. "Básicamente lo que hacen es firmar convenios con universidades o Facultades para promover que se tomen medidas en ellas por la sostenibilidad y el medio ambiente. En mayo de 2015 firmamos un convenio con ADEAC, a través de la Universidad, y a partir de ahí nos comprometimos a poner en marcha una serie de medidas en la Facultad para mejorar la gestión de residuos, el uso de la energía...".

 

El convenio con ADEAC se materializó en la puesta en marcha de dos programas: Eco-docentes y Eco-estudiantes. El reto era movilizar a los profesores y alumnos que se comprometieran a seguirlos. De la parte de los estudiantes se encargaron los que ya estaban implicados en las actividades del SOU, mientras que de los docentes "me ocupé yo enviando un mail a todos los profesores de la Facultad  explicando lo que queríamos hacer", señala Alberto Muñoz, quien reconoce que sólo recibió una respuesta de aquel envío. "No nos rendimos y pensamos que había que llamar más la atención y se nos ocurrió la idea de reconocer a los profesores que se comprometieran con una bandera verde con el logo de Greeen Campus en las puertas de sus despachos, para lo que conseguimos la autorización de ADEAC. También pusimos listados de los compromisos en los tablones de anuncios y banderas en los ascensores e incluso en la reprografía de la Facultad. Allí fue curioso porque tuvimos que pactar que en vez de recomendar que no se hagan fotocopias, en caso de tenerlas que hacer es mejor hacerlas a doble cara y evitar los fondos oscuros".

 

En unos pocos meses más de cuarenta profesores de la Facultad se han inscrito en el programa. "Otros no están incluidos en el pequeño listado que llevamos pero lo cierto es que siguen los compromisos. Incluso algunos se han puesto sus logos verdes sin comunicárnoslo", comentan los profesores Martín y Muñoz, mostrándose satisfechos con lo logrado hasta ahora, ya que "tenemos claro que esta es una carrera de fondo".

 

Para completar el trío de "estamentos" este curso se han incorporado al movimiento "eco" algunos miembros del PAS. "Siempre -señala la profesora Martín- hemos tenido claro que son el grupo clave, pero aunque había gente interesada nadie se había atrevido a llevar el tema. En septiembre por fin dieron el paso y redactaron sus compromisos eco-PAS, que en su mayor parte son los mismos que los eco-estudiantes y los eco-docentes".

 

La iniciativa, como cuenta Alberto Muñoz, fue conocida durante el pasado curso por el delegado del rector para Campus y Medio Ambiente, Javier Garrido, quien se mostró muy interesado en extenderlo a toda la universidad. "Nuestra idea es extender la iniciativa de la Facultad de Educación a todas las Facultades y Centros que quieran, impulsándola desde la Delegación. En cuanto tengamos un logo identificativo que sirva para todos lo pondremos en marcha", explica el propio profesor Garrido.

 

Desde Educación creen que el salto de estos programas a toda la Complutense pueden ser muy positivo. Según explican Alberto Muñoz y Patricia Martín, el Decanato y la Gerencia de Educación están apoyando lo que están haciendo e incluso tomando medidas en esta dirección como, por ejemplo, que se admitan los mail como medio suficiente para la solicitud de diferentes trámites o la compra únicamente de papel reciclado. "Hay muchos procedimientos que no se han podido cambiar porque dependen de la Universidad , como por ejemplo, los relacionados con la presentación de las actas, que quizá puedan irse estudiando y modificando", concluyen los dos profesores de Educación.

 

 

Los profesores Patricia Martín y Alberto Muñoz, promotores de la iniciativaLos profesores que se inscriben en el programa son reconocidos en las puertas de sus despachos con una bandera verde con el logo de Green CampusSon medidas sencillas, como utilizar las escaleras en lugar del ascensorEl profesor Alberto Muñoz cree que la suma de pequeños gestos puede significar una gran contribución a la sostenibilidad de la Facultad
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685