Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 16 de diciembre de 2017

Inicio

Música, reivindicaciones y despedidas en la entrega de los premios del XXI Certamen de Teatro Universitario

Se puede saber cuándo un festival, de cualquier tipo, se ha convertido ya en un referente atendiendo a la duración de su entrega de premios. Cuanto más larga, y animada por más números entre galardón y galardón, más prestigio tiene. Y viendo la gala de la entrega de premios del XXI Certamen de Teatro Universitario de la UCM, que tuvo lugar en el teatro del Colegio Mayor Elías Ahuja, podemos decir, sin miedo a equivocarnos, que ya estamos en un gran momento de las tablas complutenses. Incluso a pesar de que se jubila Charo Colón, la mujer que ha estado detrás de este evento desde que se creó en 1997, y a pesar de las deficiencias sobrevenidas por los años de la crisis que retiraron todo tipo de subvenciones y los premios en metálico. No obstante, la vicerrectora de Extensión Universitaria, Cultura y Deporte, María Nagore, ha mostrado todo su apoyo al teatro universitario, "fundamental en la Universidad", y se ha comprometido a luchar por conseguir algunas mejoras. De momento se ha logrado que la obra ganadora de este año, se vaya a representar en el teatro La Latina, el 20 de junio, a las 7 de la tarde, y se espera que algunos grupos puedan participar en esta edición de los Cursos de Verano de El Escorial y, cuando empiece el próximo curso académico, en el Conde Duque. 

 

La obra ganadora de esta edición ha sido Love and Information, del grupo Katharsis. El director de montaje, Jaime Cano, que también se llevó el premio personal por su trabajo, reconoció que ama "con locura" a sus actores, y dio las gracias a Charo Colón por todo su trabajo. Los actores de la compañía entonaron, a modo de anuncio, unos acordes de All you need is love, con el típico y muy español "pa, pa, pa, pa, pa" a continuación.


Un momento musical al que ya sólo le quedó la intervención del Coro de la Complutense, que cerró el acto con el Gaudeamus Igitur. Un coro que ya había iniciado la ceremonia, tras la apertura oficial por parte de Antolín Romero, presentador del programa de La 2 Aquí hay trabajo. Recordó Romero que hace 13 años él fue galardonado con el premio a la mejor interpretación en este certamen y que para él el teatro es "la hipervida, la vida multiplicada por mil", y dio las gracias al grupo El Barracón, organizador de esta ceremonia, por invitarle a presentarla.


Tras un par de vídeos con un resumen de la ceremonia del año pasado y con un somero repaso a las obras de este año, y de una versión sui generis del Do, re, mi de la familia Von Trapp, de Sonrisas y lágrimas, los tres miembros del jurado explicaron sus criterios de selección. En concreto, el fundamental para ellos ha sido "el rigor en la construcción del espectáculo". Consideraron que el "teatro universitario es un vehículo de difusión de ideas", y recordaron que esta iniciativa es heredera del TEU (Teatro Español Universitario) que surgió en los años 40 y que contó con nombres tan conocidos como Fernando Fernán Gómez, Alfredo Landa, El Brujo, Jesús Puente...

 


La obra ganadora de esta edición ha sido Love and Information, del grupo Katharsis


 

Recomendaron a los participantes que olviden la competencia, "porque los premios sólo llevan a la especulación" y les pidieron que busquen su propia voz, "sensible a nuestro tiempo", ya que "no vale cualquier cosa a favor de la gracia".


Al margen de los premios establecidos, el jurado decidió conceder unas menciones especiales, al coro de la obra Ifigenia, del grupo Melendra; a la obra Romeo y Julieta, de Chamaeleo, por la audacia en la adaptación de los clásicos; a Identities, de La Escena Roja, por la búsqueda de nuevos lenguajes escénicos, y a la puesta en escena de Retrato en prueba, de Reacción Química.


El primer bloque de premios oficiales entregó el de Maquillaje fue para 300 millones, de Triaca; el de Vestuario, para El viaje a ninguna parte, de El Barracón; el de Escenografía, para Identities, de La Escena Roja; el de Espacio Sonoro, para Ifigenia, de Melendra, y el de Música original, para El viaje a ninguna parte. El de Iluminación quedó desierto por "la falta de infraestructura", con el consiguiente enfado por parte de la concurrencia.


Tras un vídeo sobre los 90 años de la Ciudad Universitaria y el recitado del poema Ciudad sin sueño (Nocturno del Brooklyn Bridge), de Federico García Lorca, se pasó a otro bloque de dos premios, el de mejor Adaptación para Ifigenia, de Melendra, y el del Texto original, que también quedó desierto, lo que provocó un enfado mucho mayor que el de la iluminación.


La interpretación, con el apoyo del público, del tema resucitado en las discotecas Mi gran noche, de Raphael, por parte de un actor de El Barracón, dio paso a la lectura de los mejores premios para la actuación femenina. El de reparto fue para Laura Ferrer, por El viaje a ninguna parte, y el protagonista para Miriam Jiménez, por El canto del maquis, de El Noema.


A continuación llegó el momento de un número propio de los años 50, que la actriz protagonista definió, con ironía, como "la fina picardía de las abuelas", en el que se cantaba reiteradamente sobre un conejo que se queda mustio si no se le dan zanahorias. Tras este momento musical vino el premio a la mejor interpretación masculina de reparto para Roger Sanchís por El viaje a ninguna parte, y el protagonista para Alberto Monreal por Ñaque, o de piojos y actores.

 


El momento más emotivo de la noche fue el homenaje que se hizo a Charo Colón, con la lectura del poema ¿Que cuántos años tengo?, de José Saramago


 


A estas alturas de la noche, el espectáculo volvió de nuevo a la poesía, en concreto a una dramatización del poema El guerrillero, de Rafael Alberti.


Rubén Buren, director de El Noema, mostró su apoyo a todos los que hacen montajes en este Certamen, y dio las gracias a Charo Colón, "porque todo lo que se haga a partir de ahora tendrá su impronta", antes de entregar el premio a la mejor dirección escénica a Jaime Cano, quien protestó por el hecho de que ya son dos años seguidos en los que no se premia a ningún texto original.


Tras esta reivindicación llegó el momento más emotivo de la noche, cuando los directores de todos los grupos que han participado en este Certamen, y también el marido de Charo Colón, fueron saliendo al escenario recitando versos del poema ¿Que cuántos años tengo?, de José Saramago.


La homenajeada subió también a las tablas y allí recordó su historia, desde que llegó hace 25 años al vicerrectorado de Cultura de la UCM, y cómo empezó a interesarse por el teatro universitario, del que sólo había dos grupos: Argólida y Triaca. En 1997 montó el primer Certamen, ya con siete grupos, que llegaron a subir hasta los 35. Crecimiento que se vio cercenado por la crisis, pero eso no ha impedido que "algunos sigan aquí y que hayan surgido nuevos grupos".


Charo Colón aseguró que piensa seguir viniendo a ver el teatro universitario, así que "esto no es un adiós, es un hasta siempre". Terminó su intervención con un grito de "¡Viva el teatro universitario!", al que siguió la entrega por parte de César Gil, director de El Barracón, de una divertida mención especial para la propia Charo Colón por la obra "No me queda nada para jubilarme". Al diploma acreditativo se le unió un emblema, en tamaño maxi, de El Barracón, que sólo llevan aquellos que se han subido a las tablas con ellos.


María Nagore, vicerrectora de Extensión Universitaria, Cultura y Deporte, también agradeció el trabajo de Charo Colón y el asesoramiento que le ha prestado en estos dos años que lleva en el cargo. Recordó su compromiso con el teatro universitario, ya que ellos son los que "van a hacer el futuro, con su pensamiento y su acción".


La vicerrectora entregó el tercer premio al mejor espectáculo a El Barracón, por El viaje a ninguna parte, momento que aprovechó su director para afirmar que el jurado se había confundido al dejar desiertos los premios de iluminación y texto original.


El segundo premio fue para la compañía Melendra por Ñaque, o de piojos y actores, y el primero, como ya se ha dicho, para Katharsis por su Love and Information.


Y así, con música, reivindicaciones y muchos vivas al teatro universitario, acabó esta entrega de galardones.

El grupo Katharsis, ganador del certamen, junto a María Nagore, vicerrectora de Extensión Universitaria, Cultura y DeporteEl segundo premio fue para la compañía Melendra por Ñaque, o de piojos y actoresEl tercer premio al mejor espectáculo fue para El Barracón, por El viaje a ninguna parteLos miembros del jurado recordaron que es fundamental el rigor a la hora de construir el espectáculoLa gala de entrega de premios de esta XXI edición del Certamen de Teatro Universitario de la UCM se aprovechó para rendir homenaje a Charo ColónEl número pícaro de nuestras abuelas llevó a una de las actrices a interaccionar con el públicoAntes de la entrega de premios, los miembros de Katharsis se hacen un selfie en el teatro del Colegio Mayor Elías AhujaMiembros de las diferentes compañías de teatro y sus familiares se congregan en el vestíbulo del Colegio Mayor Elías Ahuja antes de la entrega de premios de la XXI edición del Certamen de Teatro Universitario de la UCMDavid Lima, de El Barracón, premio a la mejor música original por El viaje a ninguna parteEl premio a la mejor dirección escénica fue para Jaime Cano, de Katharsis
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685