Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 21 de octubre de 2019

Inicio

La UCM celebra el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

El rector Carlos Andradas ha querido moderar la conversación entre científicas, celebrada en la Facultad de Medicina para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, para de ese modo "simbolizar la importancia institucional que se le quiere dar al tema de la igualdad y la participación de la mujer, en general en la vida universitaria y, en particular, en la ciencia". Andradas reconoce que "en la UCM por suerte estamos por encima de la media en cuanto a mujeres catedráticas, aunque sean solo un 30%, así que hay que seguir trabajando en esa línea", sobre todo teniendo en cuenta que el 61% de las estudiantes complutenses son mujeres.

 

Los casos más extremos en nuestra Universidad se dan en la Facultad de Ciencias Físicas, donde sólo el 28,6% de los estudiantes son mujeres, y el de la Facultad de Informática, donde ese porcentaje baja hasta el 15,1%. El rector Carlos Andradas informa además de que "lo más llamativo es que en los últimos años ese porcentaje ha ido disminuyendo".

 

Esther Ruiz Capillas es una de esas pocas estudiantes de Informática, y ella misma confiesa que desde pequeña tenía claro que lo que quería era estudiar al menos algún tipo de ingeniería, quizás porque su abuelo era ingeniero de Telecomunicaciones, y "algo se hereda". Del resto de las participantes en el debate otras también provienen de familias de científicos, en concreto María Gaspar Alonso-Vega, profesora asociada de la Facultad de Matemáticas, es hija de una química de la Complutense, así que sus hijas son "la tercera generación de mujeres complutenses"; María Pe Pereira, ayudante doctor de la Facultad de Matemáticas, es hija de física, y María Varela del Arco, catedrática de la Facultad de Físicas, también es hija de física y nieta de química.

 

Andradas considera que "esta herencia hay que cambiarla de alguna manera, o estamos condenados a la perpetuidad, porque o se abre el abanico para que otras mujeres escojan las ciencias, no sólo las que tengan las influencias más directas en casa, o estamos condenados a repetir la historia".

 

Ángeles Heras Caballero, catedrática de Química Física y secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e Innovación, aparte de socia fundadora de Amit (Asociación de Mujeres Investigadoras & Tecnólogas), no tiene datos sobre la importancia de la herencia familiar, pero de todos modos considera que es más importante poner el foco en toda la sociedad y en la docencia, porque" en las enseñanzas primaria y secundaria es fundamental que las niñas tengan modelos de mujeres científicas normales, de todas las generaciones y con una curiosidad enorme por conocer".

 

Educación

Gaspar Alonso-Vega también piensa que la educación es esencial, porque "hay determinadas actitudes que deben formarse antes de llegar a la adolescencia". Está convencida, al igual que Violeta Durán Laforet, doctoranda de la Facultad de Medicina y vicepresidenta de la Federación de Jóvenes Investigadores, de que" es importante mostrar que es posible hacer lo que una quiere sin renunciar a nada, pero para eso hace falta el apoyo de la sociedad, de los compañeros varones (en temas como la baja de paternidad) y de las instituciones".

 

Carmen Romero Rodríguez, presidenta de la Delegación Central de Estudiantes de la UCM, también cree que es un tema de educación, y de cómo se invisibiliza a las científicas mujeres a lo largo de la Historia. Asegura que a ella ni siquiera se le habló de Marie Curie porque "la educación arrastra muchas cuestiones patriarcales y machistas que no ponen en valor el trabajo que realizaron las mujeres".

 

El profesorado

Heras Caballero considera que la evolución hay que hacerla con buenos profesores, "porque actualmente muchos docentes que dan clase de primaria y secundaria no saben ni Matemáticas ni Físicas, o saben menos que en años anteriores y si no se explican bien seguirán siendo el coco, como siempre".

 

Gaspar Alonso-Vega coincide con la reflexión sobre las matemáticas y un buen profesorado, ya que "ahora mismo las Matemáticas tienen un gran problema que es morir de éxito, porque hay un gran aumento de vocaciones. El problema es que se lo lleva todo la industria y no son los mejores los que se dedican a la docencia y también hay muchísimos físicos que enseñan Matemáticas, porque les cuesta más optar a las oposiciones, aunque es cierto que eso serviría en principio igual para los hombres y las mujeres, porque un mal profesor influye igual a cualquier género".

 

Romero Rodríguez añade que "hace falta una educación pública que fomente que cada uno estudie lo que quiera, y además evitar que las mujeres dentro de la universidad reciban un trato diferente al de los hombres, que les haga ver que este es un sitio al que no pertenecen".

 

Competitividad

Gaspar Alonso-Vega introdujo el tema de la competitividad con el Concurso de Matemáticas de Primavera, que nació para que vean lo que tiene de juego y de reto las Matemáticas. En esos concursos el 10% de participantes son niñas, ya sea en una olimpiada nacional o a nivel internacional. La profesora asegura no saber a qué se debe eso, porque "cuando son más chiquititos sí que participan las chicas, pero según van creciendo se echan para atrás". La respuesta puede estar en que, por un lado, "los concursos tienen un puntito de competición, aunque sea sana, y eso hace que la chica se retraiga más". Y por otra parte, porque todavía las mujeres sienten que cualquier cosa que hagan servirá para juzgar a todo el género, a todas las mujeres.

 

Pe Pereira informa de que ella empezó en las Matemáticas con las olimpiadas, pero llegó un momento en que pensó que iba a ser demasiado competitivo y que no iba a ser para ella. Al final fue, y no era tan competitivo como pensaba, pero sí que esa faceta puede hacer que se retraigan las mujeres.

 

Romero Rodríguez piensa que las mujeres son menos competitivas por educación, pero el problema está que "para que algo que haga bien una mujer se considere un mérito en las mismas condiciones que un hombre, necesita el doble de trabajo". Durán Laforet añade que quizás el hecho de que las mujeres entren menos en ciencias sea un problema del sistema, porque al final todo se reduce a competiciones en las que se busca quién es mejor, enfrentando a unos contra otros, en lugar de otra actividad que incentive, diversificando un poco para no competir y ver quién es el mejor.

 

Heras Caballero y Varela del Campo no coinciden con ese punto de vista y creen que las mujeres son muy competitivas y trabajadoras, lo que necesitan son los pequeños detalles que hagan su vida viable a la hora de conciliar. "Es impresionante, por ejemplo, que la Complutense con lo grande que es no tenga una guardería, y es que las cosas empiezan a cambiar en el momento en el que se ponen soluciones a los problemas", destaca la catedrática de Físicas.

 

El papel de las instituciones

La secretaria de Estado opina que la corresponsabilidad institucional es fundamental ahora mismo, para que no se pierda ningún talento. Por ejemplo, "para los premios nacionales de ciencia de este año que cuentan con muy poquito presupuesto, las instituciones han presentado un 13% de mujeres a esos premios". Heras Caballero no se cree que sólo haya un 13% de investigadoras excelentes, así que "se trata de valorar más a esas mujeres, que las hay y lo sabemos".

 

El rector Carlos Andradas concluye reconociendo la dificultad de tener la perspectiva de género cuando ves la realidad, como por ejemplo que en la universidad hay un desplazamiento de edades de al menos diez años en la carrera investigadora, con gente que se estabiliza casi con 50 años, cuando eso realmente no es razonable. Asegura que "nunca había reflexionado que ese hecho que ocurre para todos afecta mucho más a las mujeres y en ese sentido hay que ser conscientes para ir metiendo pequeñas correcciones que a veces dan lugar a cambios muy significativos".

 

Informa por último Andradas de que la CRUE ha hecho un comunicado que en su último párrafo habla de romper los estereotipos en las etapas más tempranas de la educación, porque "la inclusión de las mujeres incrementa la excelencia científica". 

Esther Ruiz Capillas y María Pe Pereira durante la charla para conmemorar el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la CienciaMaría Varela, catedrática de la Facultad de Ciencias FísicasÁngeles Heras Caballero, secretaria de Estado de Universidades, Investigación, Desarrollo e InnovaciónEl rector Carlos Andradas moderó la conversación para simbolizar la importancia institucional que se le quiere dar a este temaMaría Gaspar Alonso-Vega, profesora asociada de la Facultad de MatemáticasCarmen Romero Rodríguez, presidenta de la Delegación Central de Estudiantes de la UCMVioleta Durán Laforet, doctoranda de la Facultad de Medicina y vicepresidenta de la Federación de Jóvenes Investigadores
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685