Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 16 de diciembre de 2019

Inicio

Teatro por la igualdad, teatro de denuncia, teatro para recordar

"¿Qué es ser mujer?", pregunta la actriz Ana Yunuén en el monólogo que abre la IV Muestra de Teatro por la Igualdad, que se celebra en la tarde del 5 de marzo en el Paraninfo de las Facultades de Filosofía y Filología. Como acaban de explicar la vicerrectora de Extensión Universitaria, Cultura y Deporte, María Nagore, y la delegada del rector para Igualdad, María Bustelo, por cuarto año algunos de los grupos teatrales de la UCM se han unido para mostrar su denuncia y rechazo a la desigualdad entre mujeres y hombres. La Complutense, la propia institución, está comprometida en esa lucha. Lo está, como apunta María Bustelo, todos los días del año, aunque ahora coincidiendo con las celebraciones y reivindicaciones del 8 de marzo se haga aún más visible. Recuerda también la delegada que la Universidad está ahora formulando un nuevo Plan de Igualdad, en el que las opiniones de todos cuentan. Para ello tienen a su disposición en la web de la UCM un espacio en el que dejarlas. "¿Qué es ser mujer?", vuelve a preguntar la actriz a pleno pulmón. Las respuestas son muchas, tantas como mujeres existen. "Ser mujer es ser un buen ser humano", termina respondiendo.

 

Este año se han citado en la Muestra cuatro compañías teatrales: Chamaeleo, que es la que lo inició hace cuatro años, Katharsis, Teatruko y Cómicos de Adamuc. Son obras breves, de no más de 10 minutos, pero cargadas de mensajes hacia las mujeres y también hacia los hombres. En No llores, la aportación de Teatruko, que sigue al monólogo de Ana Yunuén, esta necesidad de que el receptor de los mensajes sea global queda patente. Dos parejas ocupan el escenario atendiendo a una misma situación. Las chicas están tristes, preocupadas. En una de las parejas, el chico sabe respetar a su pareja, intenta comprenderla y no la agobia ni amenaza. El joven de la otra pareja se considera el centro de la relación y su pareja debe girar en torno a él. La causa de la tristeza que no era más que un simple suspenso. Por supuesto, el joven de la segunda pareja no lo cree. "Dime quién es él", la grita, preso de todos los devaneos machistas.

 

La primera de las dos propuestas de Katharsis es, quizá, la más espectacular, tanto por su montaje, textos y mensajes. La trama es la historia de una mujer maltratada, cómo de la pasión inicial se llega a la violencia machista y cómo es posible rebelarse ante ella. Las actrices se alternan en el papel principal y un actor soporta el peso de la infamia. La obra se titula Mujer de letras y va incluyendo en la trama los versos de conocidas canciones de Rosalía, Bebe, Miriam Rodríguez, Rozalén, Víctor Manuel, Mora Navarro, Ismael Serrano y hasta Lola Flores. "Quiero ser la lluvia al otro lado del cristal", "Hoy vas a descubrir que el mundo entero es solo para ti", "Soy mujer, no pertenezco a nadie", "Soy mi dueña aunque tú no lo entiendas"...

 

En Mándame un whatsapp, de Chamaeleo, dos amigas charlan sobre el "novio" de una de ellas. La "novia" se siente decepcionada por la forma de ser de su chico. Su amiga le quita importancia y destaca "el culo que tiene". Los whatsapp comienzan a llegar: ¿Dónde estás?. ¡Qué te he dicho que dónde estás! ¡Contesta, coño! El tono sigue subiendo mientras que la amiga sigue restando importancia a la situación. Incluso es ella la que le contesta. "Es todo tuyo, quédate con él, pero ya sabes lo que te espera", la espeta mientras la muestra el último mensaje: "¡Zorra!".

 

Khatarsis y Chamaeleo doblan en el escenario. Las primeras con Oxitocina, otra historia que lleva del amor a la frustración por culpa del machismo, y las segundas con Invisibles, una trama de una mujer golpeada que debe enfrentarse en el hospital al dilema de denunciar la agresión frente a la incomprensión de su madre y familiares.

 

Para cerrar llega el momento de Cómicos de Adamuc, la compañía del programa de la UCM "Universidad para los mayores". Su elección ha sido la dramatización de unos versos de Walt Whitman, el poeta del siglo XIX que ya reivindicaba la igualdad. El mensaje llega de manera repetida, nítida y clara al más de un centenar de espectadores que se han dado cita en el Paraninfo: "Soy el poeta del cuerpo y soy el poeta del alma. Y digo, que tan admirable es ser mujer como ser hombre".

 

Ana Yunuén, durante su monólogo titulado Mujer esKatharsis, durante Mujer de letrasNo llores, de TeatrukoMándame un whatsapp, de ChamaeleoEscena de Oxitocina, del grupo KatharsisEscena de Oxitocina, del grupo KatharsisCómicos de Adamuc, durante su dramatización del poema de Walt WhitmanLas actrices y actores de los grupos, juntos a la finalización de la MuestraCristina, la directora de Chamaeleo, junto a la vicerrectora María Nagore y la delegada de Igualdad, María Bustelo
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685