Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 21 de octubre de 2019

Inicio

c arte c homenajea al profesor Florencio Galindo, un artista y maestro que sigue transcendiendo

"Hace dos años que nos dejó. De forma callada, sin hacer ruido. Pero fue un golpe tremendo para la Facultad", la decana de Bellas Artes, Elena Blanch, no puede evitar emocionarse al recordar a Florencio Galindo (Adanero, Ávila, 1947-Madrid, 2016). Tampoco los numerosos compañeros, discípulos y estudiantes que llenan como pocas veces se ha visto en la tarde del 6 de junio el c arte c, el Centro de Arte Complutense. Allí, hasta el 31 de julio se expondrán algunas de sus más significativas obras, aquellas que en palabras de Javier Pardo, uno de los comisarios de esta muestra titulada "Florencio Galindo. Instinto bajo control", sirven para degustar a uno de los más grandes artistas españoles de las últimas décadas, a la cabeza del realismo contemporáneo español.

 

La decana continúa hablando del profesor que dejó huella en la Facultad, de las charlas sobre arte que mantenía con él y tanto echa de menos. De cómo poco después de su fallecimiento un grupo de alumnos se dirigió al Decanato para solicitar un espacio en el que realizar un mural en recuerdo de su profesor. Al final, tras seis meses de trabajo, hicieron dos, de unos 4 x 3 metros cada uno, que día tras día hacen que el profesor, el compañero y el maestro se haga presente al subir las escaleras del edificio principal de la Facultad.

 

Pero sus últimos estudiantes no son los únicos que han querido homenajear a su profesor, también los que lo fueron tiempo atrás. Ahí se encuadran los Hermanos Pardo, Javier y Miguel Ángel, hoy artistas consagrados y cotizados, que junto al secretario general de la Fundación Las Edades del Hombre, Gonzálo Jiménez Sánchez, han comisariado la exposición. Para los Pardo, lo cierto es que ha sido mucho más que eso. Quizá la palabra que mejor describa lo que han pretendido sea "agradecer". A ellos, como afirma Javier, Galindo les cambió la vida. "Mi hermano y yo somos artistas posiblemente porque el fue nuestro profesor. Nos marcó de forma decisiva. Nos llegó muy profundo. Fue conocerle y todo cambió. Fue nuestro maestro realmente. Por todo eso este homenaje teníamos que hacerlo".

 

El rector Carlos Andradas -presente en la inauguración junto al alcalde de Ávila, José Luis Rivas- está de acuerdo con esa necesidad de recordar a quien marcó a los demás en vida. "Para la Universidad Complutense, además de un placer, era una obligación hacer este reconocimiento a un artista, maestro y profesor como Florencio Galindo", afirmó Andradas.

 

Si como maestro y como persona Florencio Galindo dejó huella, como artista quizá incluso se superó. Una rápida visita por la exposición ya lo evidencia.  Pero si esa visita se hace acompañado por Javier Pardo, se llega al convencimiento de estar ante un artista único.  "En este homenaje hemos querido poner de manifiesto su carácter lírico, poético y hasta ético. Galindo ha sido un artista que aunque sea realista no ha reproducido objetos, sino que los ha trascendido. Ha trascendido una realidad siempre circundante hacia él y, sobre todo, ha tenido un fuerte carácter conceptual para denunciar, sobre todo, la huella del hombre en la naturaleza. Lo que hemos querido representar en esta exposición es esa parte lírica y, sobre todo, ética, porque ha sido siempre un hombre preocupado y muy amante de la naturaleza".

 

Pardo propone iniciar el recorrido por la muestra en la serie El mundo de Bol, que Galindo dedicó a su inseperable perro. Estamos ante una obra realista, -"velazqueña, podría decirse", apunta Javier Pardo- en la que sus pinturas muestran a la perfección las tres dimensiones. También pertenecen a esa misma narrativa las que muestran a su familia en diversos patios, "todo con colores muy oscuros, muy influenciados por la pintura española del siglo de Oro". Esa primera parte de la muestra tiene su colofón en algunas esculturas con las que el propió Galindo hizo reales las tres dimensiones que mostraban sus pinturas.

 

El segundo gran espacio de la exposición está dedicado a la poetización del arte. "Es una realidad transcendida; no trata de copiar nada, sino de contar algo. Ese es uno de los pilares fundamentales de la obra de Florencio. Hemos escogido tres historias: Pez rojo, Espantapájaros y Brecht. En ellas conecta con la literatura, con la poesía, con la denuncia del impacto del hombre en la naturaleza. Son historias con un fuerte verismo, hay una representación de los objetos, pero contado de forma lírica. Está conectado directamente con Miguel Delibes, con Bertold Brecht... En la última parte de la exposición -continúa Javier Pardo- nos hemos centrado en lo que en él mismo decía de su obra, cuando explica que con el paso del tiempo su pintura tendió a simplificar hasta convertirse en una abstracción con adornos. Abandona las tres dimensiones y queda simplemente una superficie muy plástica, influenciada por Tapies, por el informalismo español, donde aparecen unos significados, que le acompañaran durante toda su obra: unos lazos, una alambrada... Se queda con la simplificación. Es una abstracción con adornos. Él siempre hablaba un poco de eso".

 

 

La inauguración concluye y los asistentes recorren la muestra. Hay numerosos compañeros de la Facultad, que además de tener un amigo, tenía un admirado maestro a su lado, como el profesor Luis Mayo, que aprovecha la ocasión para encontrarse con algunos de sus antiguos alumnos a quienes él mismo ya transfirió su gusto por la obra de Galindo. También está Alfonso Galván, otro grande de la pintura española. Galindo y él fueron compañeros de estudiantes y tuvieron un gran maestro común: Antonio López. Cada visitante tiene su propia historia con Galindo, Florencio para la mayoría de ellos, un artista, una persona, que sin duda sigue transcendiendo.

 

Los comisaios de la exposición: los hermanos Pardo, Miguel Ángel y Javier, flanquean a Gonzalo JiménezElena Blanch, Gonzalo Jiménez, José Luis Rivas, Carlos Andradas y los hermanos Pardo
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685