Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 25 de septiembre de 2020

Inicio

Solidarios ofrece voluntarios para acompañar por teléfono a personas que estén solas

La ONG Solidarios, que nació en la Complutense y que desde 1993 mantiene convenios de colaboración con nuestra universidad, realiza su voluntariado habitual en cinco áreas diferentes: hospitales, cárceles, personas con enfermedad mental, personas sin hogar y personas mayores. Como es lógico, al llegar la crisis sanitaria provocada por el coronavirus han tenido que suspender todas sus actividades presenciales, así que ha sido necesario reinventarse. El director de Solidarios, Alfonso Fajardo, explica que lo primero fue hacer un mapeo de necesidades para saber que necesitan todos aquellos grupos a los que antes se acompañaba tanto en Madrid como en Sevilla, Granada y Murcia, todas las ciudades donde está presente la ONG. La conclusión de ese análisis fue que, gracias a su voluntariado "formado, con experiencia y con compromiso", podían seguir prestando un gran servicio, sobre todo, a los mayores y a las personas sin hogar.

 

Lo primero que se cerró con la epidemia, de acuerdo con Alfonso Fajardo, fueron los hospitales, que cancelaron las visitas de los voluntarios a los pacientes, tanto porque están desbordados como por motivos de seguridad. Lo segundo fueron las cárceles, porque "obviamente no quieren que entre el virus allí, y se limitaron incluso las visitas de familiares y los vis a vis". En este caso, los voluntarios que estaban en ese programa, ahora mandan cartas y preparan actividades on line para que no se pierda el contacto con las personas que iban a las aulas de cultura y los talleres de Solidarios en los centros penitenciarios.

 

En el campo de salud mental, Solidarios organizaba grupos de ocio y cultura con salidas por las diferentes ciudades donde está presente la ONG, y también se han tenido que suspender. A pesar de eso, se mantienen grupos de whatsapp y se hace un acompañamiento on line.

 

Personas mayores

Las visitas a domicilio, que hacían los voluntarios a más de 150 personas mayores, también se suprimieron, porque los jóvenes son un vector de contagio importante, así que se decidió hacer un cambio para acompañamiento telefónico, de tal manera que todos los voluntarios ya asignados con anterioridad a personas mayores ahora les llaman por teléfono.

 

Fajardo explica que se llamó además al resto del voluntariado para reubicarlos y  hacer ese "acompañamiento telefónico intenso y muy constante a todos los que se pueda, incluso a algunas personas sin hogar". Los 300 voluntarios con los que cuenta Solidarios en este momento respondieron de manera favorable, y una vez casados todos ellos con algún tipo de ayuda, "se vio que algunos voluntarios podían hacer más, porque no es lo mismo ir a pasar una tarde con una persona mayor que esté sola que hacer una llamada, porque se pueden hacer a tres o cuatro durante una hora o una hora y media".

 

Desde la ONG se pusieron en contacto con todas las administraciones públicas responsables de mayores y personas sin hogar con las que se trabaja en cada territorio para que les deriven, del 112 o del 010 de la Comunidad de Madrid, a gente que llame y que tenga este tipo de necesidades. Reconoce Fajardo que hay una oferta inmensa de personas que quieren echar una mano, pero ellos cuentan ya con un grupo de voluntarios que "dan confianza, tienen un compromiso, han pasado por un proceso de entrevistas y formación". Asegura, de todos modos, que si más adelante hay una demanda de personas que necesiten ese acompañamiento telefónico para el que no se de abasto con los voluntarios de Solidarios, la idea "es contactar con la Universidad Complutense que tiene un cuerpo de voluntariado y con otras universidades y empresas" con las que ya trabajan de manera habitual.

 

Asegura Fajardo que muchos de los mayores están acostumbrados a estar solos, porque en su día a día pasan muchas horas en casa, pero también es cierto que les gusta salir a la calle a dar paseos, así que "ahora tienen una cierta sensación de angustia y se les está haciendo muy largo el confinamiento, y es probable que se vaya a hacer mucho más largo, así que aunque tienen una enorme capacidad de adaptación y de saber gestionar su soledad, hay muchas personas que han pedido el acompañamiento telefónico".

 

Fajardo señala que, de hecho, "el 90% de las personas mayores" con las que han hablado lo han pedido e incluso con el refuerzo de voluntarios a los que no conocen para entablar relaciones telefónicas con otras personas, y ese es un indicador claro de que ahora mismo la soledad es mucho más acentuada".

 

Fajardo explica que aunque prácticamente todo su voluntariado se haga ahora por teléfono, en aquellos casos donde la persona es especialmente vulnerable y no tiene ni vecinos ni familiares que le hagan la compra o que vaya a por unas medicinas a la farmacia, hay voluntarios que les pueden ayudar, siempre y cuando las restricciones lo permitan. Para estos casos puntuales, se les prepara con un curso de temas de prevención de seguridad y se les acredita para que puedan ir a cumplir su cometido. En cuanto a los EPIS, o equipos de protección individual, Fajardo reconoce que no hay acceso, porque es un equipo que está escaso hasta en los hospitales, así que se cuenta con los que tenga cada propio voluntario. También se busca que tengan coche, para que no se desplacen en transporte público y que estén lo más cercano posible al barrio de la persona que hay que ayudar.

 

Personas sin hogar

Con las personas sin hogar, tanto en Sevilla como en Granada, Solidarios estaba haciendo un trabajo de talleres, con vecinos y espacios normalizados de encuentro con ellas, y el propio Fajardo reconoce que "allí había mucha más cercanía con esas personas y ha sido más fácil la coordinación en estos tiempos de reclusión".

 

En Madrid, la semana antes de cerrar las rutas de calle, se estuvo informando a todas las personas que atendían desde Solidarios que se iba a cesar la actividad y se cogieron los números de teléfono de los que lo tienen. Muchos de ellos están ahora en IFEMA y se mantiene un contacto a través del móvil e incluso se está haciendo allí alguna actividad puntual. Se está intentando además, de acuerdo con Fajardo, vincular a alguna empresa de telefonía para que preste terminales con una línea de datos durante este periodo de confinamiento, para aquellos que no tienen teléfono.

 

Fajardo reconoce que las personas sin hogar tienen una vulnerabilidad mayor que cualquier otro colectivo, porque "a todos nos han dicho que nos confinemos en casa, pero ellos no tienen donde ir, así que la situación es tremenda". Se habilitó un pabellón de IFEMA que se llenó el primer día y ahora ya se han abierto 150 plazas más en el polideportivo Marqués de Samaranch, de Arganzuela.

 

Añade, de todos modos, el director de Solidarios que son lugares con las camas corridas, sin ningún tipo de intimidad ni separación, y donde además no se deja entrar animales, así que a los que conviven con algún perro les exigen dejarlo en la perrera y muchos se niegan a hacerlo y no han querido entrar.

 

De todos modos, y a pesar de la situación tan difícil por la que están pasando las personas sin hogar, Fajardo considera que "están dando un ejemplo enorme de solidaridad y de saber comportarse, porque hay gente con adicciones, gente para la que les es muy complicado confinarse, y a pesar de eso la respuesta es muy positiva, no están creando conflictos ni problemas, están respetando las normas de convivencia y se está adaptando de una manera ejemplar". El responsable de Solidarios asegura que aunque a veces "se les ve como ciudadanos de tercera categoría, en situaciones como esta dan una respuesta impresionante".

 

Si sabes de alguien que necesite este servicio de acompañamiento telefónico o virtual que ofrece Solidarios sólo tienes que escribirles a voluntariado@solidarios.org.es

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685