Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 29 de septiembre de 2020

Inicio

Volcados contra la pandemia

Cientos de estudiantes, personal y profesores complutenses se han volcado en echar una mano para frenar o paliar los efectos del COVID-19. Cada uno, de acuerdo a sus posibilidades, conocimientos, especialidad o disponibilidad, ha promovido o se ha integrado en las muchas acciones que desde la Universidad se han puesto en marcha desde los pocos días, incluso horas, de decretarse el Estado de Alarma en España. Unas han estado dirigidas directamente a colaborar en la crisis sanitaria y la lucha contra la pandemia; otras, encaminadas a ayudar a los demás, ya sea desde el punto de vista psicológico, académico, informático... Han surgido iniciativas innovadoras de profesores y estudiantes, que en algunos casos ya se han materializado y en otros están a punto de hacerlo con la ayuda que están recibiendo por parte del Vicerrectorado de Empleabilidad y Emprendimiento, Compluemprende y la Cátedra de Emprendimiento Social. En este artículo queremos repasar algunas de las más destacadas sobre las que hemos ido informando en Tribuna Complutense y ver cómo algunas de ellas han evolucionado en estos largos 40 días que llevamos de confinamiento.

 

Laboratorio de análisis COVID-19

La idea de crear un laboratorio de diagnóstico de COVID-19, la enfermedad provocada por el SARS Cov-2, comenzó a gestarse cuando José Manuel Bautista, profesor del Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Veterinaria, se la propuso a diferentes profesores de la Universidad Complutense, convencido de que en nuestra universidad contamos con la metodología, la infraestructura, la experiencia y la capacidad como para abordar este nuevo coronavirus y contribuir a las capacidades del sistema sanitario. Una vez que el Ministerio de Sanidad dio el visto bueno a la iniciativa, las facultades de Veterinaria y de Ciencias Biológicas comenzaron el 25 de marzo a hacer análisis de muestras para la detección del coronavirus .

 

A día 23 de abril, la profesora Celia Sánchez Ramos, responsable de la gestión con las residencias de mayores para la recogida de muestras de la Unidad de COVID-19 de la UCM, nos actualiza los datos de la ayuda que está realizando nuestra universidad. La profesora de Óptica informa de que van llegando los hisopos necesarios a la UCM para las tomas de muestras en residencias de toda la Comunidad de Madrid, lo que permite hacer 500 extracciones diarias y 500 qPCR al día, de manera que se han analizado ya a más de 8.000 personas.

 

En estos momentos, además, la UCM está abasteciendo de material a 86 residencias. En concreto, se les lleva guantes, mascarillas, hidrogeles, detergentes para superficies, lejías, todo tipo de elementos de limpieza, aparte de EPIS: batas, mascarillas y viseras. Sánchez Ramos también es la responsable de buscar recursos complementarios e informa de que ya se han hecho peticiones a 58 fundaciones de ciencia para pedir su colaboración y ayuda. El objetivo, de acuerdo con la profesora de Óptica, es que donen un extractor de ARN nuevo, para poder doblar los análisis diarios, "y eso sería fenomenal, porque cada día y cada hora cuentan".

 

Se han recibido aparte donaciones privadas, de hasta 50.000 euros en un caso excepcional que prefiere mantener el anonimato; y de fundaciones como la Fundación Ciudad de Requena, que ha dado más de 60.000 euros y que "ha dicho que se puede gastar más mientras no haya otras ayudas", y la Fundación Profesor Uría, que hizo una convocatoria de ayudas, y seleccionó a la UCM como la primera institución para recibir ese ayuda, con 50.000 euros, "elegidos porque ya estábamos trabajando y porque confían en la institución como un centro de prestigio con científicos de nivel". Todas esas donaciones se hacen directamente a los proveedores para que haya una transparencia absoluta, ya que "nadie en la UCM toca ese dinero", y para facilitar las gestiones. Son convenios en los que las facturas van a nombre de la universidad, pero el pagador es un tercero y el proveedor manda el material directamente a las residencias.

 

Recogida de material para hospitales

Nada más decretarse el Estado de Alarma, personal, profesores y voluntarios de las facultades en las que se utiliza material sanitario para la docencia, la investigación o la prestación asistencial -como en Medicina, Farmacia, Enfermería, Fisioterapia y Podología, Odontología, Veterinaria, Óptica, Biología o Psicología- , se encargaron de recogerlo, inventariarlo, meterlo en cajas e, incluso en no pocas ocasiones, transportarlo a distintos hospitales. En los primeros días de la emergencia sanitaria se llenaron tres camiones con material para hospitales como el Infanta Leonor y el Clínico San Carlos, además de numerosas furgonetas y vehículos particulares. En la tarea colaboraron también la Unidad de Vigilancia de la UCM y los sindicatos.

 

La Facultad de Veterinaria, según informa en su página web, coordi el inventariado y la recogida del material de las Facultades, el Hospital Clínico Veterinario, Centros de Ayuda a la Investigación (CAIs), clínicas y unidades. En los tres camiones, furgonetas y vehículos se transportaron a los hospitales gran cantidad de material de protección EPIs,(mascarillas, guantes, gafas, batas...) desinfectantes y todo tipo de material de docencia. Toda esa labor quedó recogida en varios vídeos: Comenzamos a recopilar material y Seguimos sumando

 

El Departamento de Medicina de la Facultad de Medicina, por su parte, cedió a sus hospitales asociados -como también informa en su web- diferente material docente que habitualmente se utiliza en la formación práctica de los estudiantes de Medicina. Así, se enviaron decenas de Pulsioxímetros, destinados a medir la saturación de oxígeno en sangre, esfingomanómetros para valoración de constantes cardiacas; tensiómetros para exploraciones pulmonares... Además de los hospitales, el destino de este material también fue algunos de los hoteles de la ciudad de Madrid que han sido medicalizados a raíz de la crisis sanitaria , como el Hotel Colón (dependiente del Hospital Universitario Gregorio Marañón) y el Hotel Cataluña Plaza Mayor (dependiente del Hospital Universitario 12 de Octubre).

 

Por su parte, la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología puso en  marcha en las últimas semanas de marzo, en colaboración con el Hospital 12 de Octubre,una unidad docente para formar al personal que se incorpora a las UCIs de los hospitales. También desde esta Facultad y en colaboración con varios profesionales, se creó un repositorio de materiales específicos para el trabajo en UCIs.

 

Fabricación de viseras, mascarillas, batas y adaptadores de máscaras

Unas 3.000 mascarillas, más de 600 viseras y cientos de batas se han fabricado hasta el momento en diferentes centros de la Universidad Complutense, en una iniciativa solidaria y altruista coordinada por el Vicerrectorado de Investigación y Transferencia. Todo ese material, una vez, fabricado, ensamblado, esterilizado y empaquetado, lo ha ido recogiendo la Policía Naval para distribuirlo en lugares e instituciones como la Fundación Jiménez Díaz, el Hospital Rey Juan Carlos, el Hospital 12 de Octubre, el Hospital de Alcorcón, La Paz, la Policía Nacional cinco residencias de ancianos, tres centros de salud de la Comunidad de Madrid y la propia Unidad COVID-19 de la UCM. Los Talleres de Apoyo a la Investigación de la Complutense han diseñado el software para la impresión 3D de las viseras que se lleva a cabo, fundamentalmente, en la Facultad de Bellas Artes, donde también se corta el gancho de metracrilato que sirven para montar las mascarillas en la Facultad de Ciencias Químicas.

El Taller de Vidrio Científico, también perteneciente a la Plataforma de Talleres de Apoyo a la Investigación de la UCM y ubicado en la Facultad de Ciencias Químicas, logró, por su parte, diseñar un adaptador que permite utilizar de manera segura las máscaras de snorkel del Decathlon como máscaras de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) en los hospitales. El adaptador fue desarrollado en apenas una semana por Emilio Elvira, responsable del Taller de Vidrio Científico, y los prototipos se fueron probando en el Hospital de Móstoles durante la última semana de marzo. El adaptador está formado por tres piezas -dos fabricadas en vidrio y una en teflón- que elimina los peligros que tienen otros adaptadores fabricados en plástico-, ya que las piezas encajan a la perfección en los respiradores, son totalmente seguras y permiten una adecuada desinfección.

 

Apoyo escolar on line

La Facultad de Educación de la Universidad Complutense abrió el lunes 16 de marzo un servicio gratuito de apoyo educativo on line para estudiantes de todos los tramos educativos anteriores a la universidad. El servicio pone a estudiantes complutenses voluntarios a disposición de niñas y niños de educación infantil, primaria, secundaria, bachillerato, así como con necesidades especiales, para apoyarlos en sus tareas escolares durante estas semanas que no están pudiendo acudir a sus centros escolares e institutos por las medidas de confinamiento adoptadas en España. En apenas unas horas, las que fueron desde el sábado anterior a el lunes 16, más de 300 estudiantes complutenses de prácticamente todas las facultades se presentaron voluntarios para dar las sesiones de apoyo.

A las familias se les facilitó el mail de la UCM del estudiante asignado y, a partir de ahí, ya han sido ellos los que se han organizado y buscado el mejor medio para llevar a cabo las sesiones de apoyo: skipe, whatsapp, videoconferencia... Tanto para usar en las sesiones, como para los propios padres o los escolares, en la web se enlazaron una serie de herramientas de aprendizaje on line gratuitas, que se clasificaron de acuerdo a tramos educativos y asignaturas.

A 23 de abril, según informa el decano de la Facultad de Educación, Gonzalo Jover, "tenemos 370 estudiantes apoyando a 367 familias, y algunos estudiantes más de reserva. Sigue funcionando a pleno rendimiento. Está cerrado a nuevas incorporaciones, pero atendemos situaciones específicas. Hace poco nos llegó, por ejemplo, una petición de una Fundación para atender a un grupo de familias con dificultades. Las reacciones que estamos teniendo por parte de las familias son buenísimas, y estamos recibiendo muchos mails de agradecimiento".

 

Clases de apoyo de matemáticas

La Facultad de Matemáticas y su Delegación de Estudiantes pusieron en marcha antes de finalizar el mes de marzo un servicio de clases on line de matemáticas para hijos e hijas de los profesores y personal de administración y servicios de la UCM. La idea partió del Decanato de la Facultad, pero enseguida fue recogida por la Delegación de Estudiantes. En pocas horas, más de un centenar de estudiantes de la Facultad se ofrecieron para impartir las clases. 

Según informa Carolina García Lucas, de la Delegación de Estudiantes de la Facultad, hasta el 24 de abril, exactamente se han apuntado un total de 105 estudiantes de la ESO y bachillerato solicitando apoyo para un total de 125 voluntarias y voluntarios de la UCM. Quien lo desee "lo puede seguir solicitando sin ningún problema. Según nos van llegando solicitudes se va organizando el apoyo", concluye Carolina.

 

Servicio de atención psicológico Psicall

Desde la penúltima semana de marzo el Psicall, el servicio de atención psicológica que la Complutense presta a sus estudiantes, volvió a estar disponible tras unos pocos días en los que tuvo que cerrar. Desde entonces, el servicio no solo se presta a los estudiantes complutenses, sino también al personal de la universidad, a los profesores, a los residentes en los colegios mayores aunque estudien en otra universidad, y también a los matriculados en centros adscritos. A todos ellos, y además a sus familias. En total, el Psicall atiende a una población potencial de más de 300.000 personas. La atención se presta de lunes a domingo de 10 a 22 horas. Para dar la mejor atención, el personal se ha organizado en 21 turnos semanales de 4 horas. En cada turno hay tres operadores, que son psicólogos titulados, es decir personas totalmente cualificadas, que contestan el teléfono bajo la supervisión de un profesor del Departamento de Psicología Clínica. Además, en cada turno hay persona de triaje, que es quien recibe los datos y luego deriva la llamada a un operador.

 

Según informa la directora del Psicall, la profesora de la Facultad de Psicología Cristina Larroy, a 23 de abril, se ha prestado atención telefónica a unas 170 personas y a otras 60 por correo electrónico. Larroy aclara que el registro solo incluye a aquellas personas a las que se le presta algún tipo de atención psicológica, no a los que llaman para pedir información del servicio, por ejemplo. Cada llamada tiene una duración estimada de entre 45 y 70 minutos. Además a cada "llamante" se le ofrece la posibilidad de hacer seguimiento, o directamente se le programa uno, dependiendo de la gravedad del caso, lo que implica dos o tres llamadas más por persona. La directora explica también que la vía de los correos electrónicos, se habilitó pensando en aquellos que no quieren o no pueden, por cuestiones de privacidad, por ejemplo, hacer llamadas."Es un procedimiento muy complejo y costoso en tiempo, ya que explicar por escrito una técnica, por ejemplo, es mucho más difícil y largo que hacerlo hablando, pero creemos que debemos mantenerlo, dado el elevado número de personas que por una u otra razón, lo utilizan". El servicio lo están utilizando todos los sectores a los que se dirige, PAS, PDI, estudiantes y familiares, pero quienes más hacen uso del mismo son los estudiantes -aproximadamente un 60%-, mientras que los demás se reparten en porcentajes similares, de entre un 11 y un 13%.

 

Portátiles y conexiones Wi-Fi para estudiantes en situación vulnerable

A los pocos días de la entrada en vigor del Estado de Alarma, el Vicerrectorado de Estudiantes de la UCM, a través de La Casa del Estudiante, puso a disposición de las alumnas y alumnos complutenses un Buzón de Necesidades. El Buzón -que continúa abierto- se dividió en dos grandes áreas. La primera está reservada a quienes necesitan comunicar un problema grave surgido a raíz de la emergencia sanitaria. La segunda es para quienes tienen problemas para seguir la docencia de forma virtual. Entre estos últimos, un grupo importante coincide en una, o en ambas, de estas problemáticas: o no tienen ordenador y/o en el lugar donde están confinados tienen problemas con la conexión a Internet. La Casa, en colaboración con la Biblioteca de la UCM, está trabajando para dar solución a todos los estudiantes que se encuentran en esta situación. De hecho, el martes 21 de abril ya facilitaron 80 PC portátiles y 120 tarjetas de conexión WiFi 4G a quienes pudieron acercarse al Edificio de Estudiantes a recogerlos. A los estudiantes que están fuera de la Comunidad de Madrid se les está enviando por mensajería los equipos y tarjetas y ya se está trabajando en las próximas entregas".

 

Apoyo informático Los Vengadores UCM

Aunque se hacen llamar Vengadores UCM, no es la venganza el sentimiento que mueve sus acciones, sino la solidaridad y las ganas de ayudar a los demás. En concreto, la misión es ayudar a los complutenses, tanto estudiantes como profesores, que precisen resolver dudas, incidencias o inquietudes informáticas. La iniciativa partió del Vicerrectorado de Tecnología y Sostenibilidad, en colaboración con el de Estudiantes, y desde comienzos de abril está siendo ejecutada por la Oficina de Software Libre de la UCM, a través de más de un centenar alumnos y alumnas -106 exactamente- no solo de la Facultad de Informática, sino prácticamente todas las facultades.

Quienes precisen ayuda de Vengadores UCM tiene que acudir a la web que la Oficina de Software Libre ha creado para la misión: https://www.ucm.es/oficina-de-software-libre/vengadoresucm Allí encontrarán dos alternativas: pedir ayuda por escrito, un enlace lleva a un grupo de Google habilitado para los correos electrónicos de la UCM (@ucm.es); o solicitar ayuda por videoconferencia, lo que hay que solicitar previamente rellenando un formulario. Los (y las, que también hay muchas alumnas) Vengadores UCM se han organizado para estar siempre pendientes de las preguntas que reciben, y en apenas unos minutos tratan de responderlas. Según informa el director de la Oficina de Software Libre de la UCM, el profesor José Luis Vázquez Poletti, a 23 de abril se han recibido medio centenar de preguntas por el chat -prácticamente la mitad de profesores y la mitad de estudiantes-, y una decena de ayudas directas por videoconferencia.

 

Iniciativas emprendedoras

La red de emprendimiento de la Universidad Complutense -que lideran el Vicerrectorado de Empleabilidad y Emprendimiento, la Oficina Complutense del Emprendedor (Compluemprende), y de la que también forma parte la Cátedra de Emprendimiento Social UCM-Santander- también han querido aportar su grano de arena para superar la crisis provocada por el COVID-19. En concreto, en los últimos días de marzo y comienzos de abril, lanzaron dos iniciativas. La primera, promovida por la mencionada Cátedra, es el denominado Plan de Apoyo a iniciativas emprendedoras ante la Crisis (PAIECS), para contribuir a la situación de emergencia sanitaria y social respaldando iniciativas emprendedoras de los estudiantes complutenses. La segunda iniciativa, en este caso puesta en marcha por Compluemprende, es el Programa de Acompañamiento #VenceAl Virus, acción complementaria al Hackaton #VenceAlVirus de la Comunidad de Madrid, creado para promover y seleccionar ideas y proyectos para luchar contra el COVID-19 y sus consecuencias, tanto desde el campo de la salud y la cooperación como en el del mantenimiento del empleo y las empresas.

Precisamente tres de los veinte finalistas de ese Hackathon Virtual #VenceAlVirus, organizado la Consejería de Ciencia, Universidades e Innovación de la Comunidad de Madrid, tuvieron participación complutense. Fueron los proyectos denominados X-COV -que va a ser el único participante español en el Hackathon CodeTheCurve de la UNESCO-, Divela y SOS-África. Junto a estos tres proyectos, al menos otros 124 de los 753 presentados tuvieron también participación complutense. Como explica Paloma Bel, la directora de la Oficina Complutense del Emprendedor, Compluemprende, 127 de esos proyectos se inscribieron también en el Programa Compluemprende de Acompañamiento #VenceAlVirus (PCAVAV). Este programa, convocado por el Vicerrectorado de Empleabilidad y Emprendimiento, nace para aportar financiación -en principio de 18.000 €, aunque puede ampliarse- a proyectos en los que participen profesores, estudiantes, egresados o personal complutense que se presentaran al Hackaton virtual convocado por la Comunidad de Madrid.

 

En los próximos días está previsto que una comisión evaluadora elija dos proyectos por cada área que, como en el Hackaton de la Comunidad de Madrid, se ha diferenciado en Salud, Comunidad y Empleo. Esos seis proyectos serán financiados con hasta 3.000 € cada uno, que deberán justificarse a medida que vayan madurándose. Además, se elegirá un ganador por área, que junto al apoyo económico, tendrá la oportunidad de participar en el Programa IncubaUCM, sin necesidad de pasar ningún proceso de selección.

 

En cuanto al PAIECS (Plan de Apoyo a Iniciativas Emprendedoras ante la Crisis Sanitarias) en la primera semana de abril, ya fueron seleccionadas las primeras 15 iniciativas pensadas por estudiantes complutenses, que de manera inmediata recibieron financiación de la Cátedra de Emprendimiento Social UCM-Santander. Estas 15 iniciativas fueron seleccionadas entre 58 candidaturas presentadas, en las que están involucrados 98 estudiantes complutenses. Para estos quince proyectos ha habido una financiación conjunta de 10.000 €, pero este plan no termina aquí, sino que pronto se resolverá una segunda selección de iniciativas, tras la decisión del Vicerrectorado de Empleabilidad y Emprendimiento de, a través de la Oficina Complutense del Emprendedor, Compluemprende, dotar al Plan con 10.000 € adicionales.

 

Bookmark and Share

Comentarios - 1

G. Molero

1
G. Molero - 30-04-2020 - 10:17:04h

También habría que mencionar al CAI de Genómica, el cual está realizando análisis por PCR. Aunque está situado en la Facultad de Biológicas, no forma parte de la misma.
Y en él están colaborando activamente profesores de la Facultad de Farmacia.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685