Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 25 de septiembre de 2020

Inicio

La ministra González Laya pone la Agenda 2030 como ejemplo de un difícil consenso que se puede alcanzar

"Hay que buscar el consenso de todas las fuerzas políticas, sociales y sindicales". El llamamiento lo hace la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, en referencia a la posibilidad de alcanzar en España un pacto para la reconstrucción. El acuerdo europeo alcanzado hace dos días no es el único ejemplo de diálogo llevado a buen término al que alude; la Agenda 2030, consensuada en la ONU por 193 países en 2015, es incluso mejor ejemplo: un acuerdo "que busca el progreso de todos y todas sin que nadie se quede atrás", lo define González Laya.

 

La ministra, que ha participado en la última jornada del curso "Agenda 2030: El gran reto mundial de esta década", explica que este gran ejercicio de consenso internacional que es la Agenda 2030 se alcanzó bajo una gran premisa que conviene no olvidar: no trata de imponer lo que hacen los países ricos a los pobres -como sí hacían los Objetivos de Desarrollo del Milenio-, sino que aboga por la corresponsabilidad, por el compromiso de no dejar a nadie atrás. "Es, por tanto, una agenda que independientemente del color político que se represente no se puede sino abrazar... a no ser que se quiera dejar a parte de los ciudadanos atrás", sentenció.

 

De acuerdo con González Laya, muchas de las actuaciones del gobierno al que pertenece están guiadas por la Agenda 2030. En concreto, se refirió a dos de los compromisos: el 8 y el 16. El 8 es que habla de economía, de buscar el crecimiento económico pero hacerlo compatible con el medio ambiente; de fomentar el empleo, pero con la exigencia de que sea de calidad; de impulsar el emprendimiento, pero no marginarlo a la economía sumergida; de impulsar el turismo, pero que sea sostenible... "Medidas que este gobierno ya está proponiendo", afirmó. Lo mismo pasa con el compromiso 16. En él se habla de sociedades pacíficas, en las que se reduzca la violencia; sociedades incluyentes, sociedades que permitan el acceso a la justicia a todos sus ciudadanos, que luche contra la violencia de género, que permita el acceso a la información... "Medidas también que está proponiendo este gobierno", volvió a asegurar.  

 

La Agenda 2030 busca, según explicó la ministra, luchar contra una serie de brechas que existían en 2015 y siguen existiendo en 2020, incluso muchas de ellas agrandadas hoy por la COVID-19. Las principales brechas, según enumeró, son la ecológica -el planeta, sus mares, sus bosques, su biodiversidad está en extremo peligro-, la digital -no solo medio planeta no tiene acceso a la banda ancha, sino que en los propios países ricos, partes importantes de su población tampoco lo tienen-, la social -las desigualdades crecen dentro de los propios países-, la de género -se manifiesta en decenas de ámbitos: educación, emprendimiento, digitalización...- o la que afecta a las democracias: corrupción, falta de transparencia... De acuerdo con la ministra, la ONU se dio cuenta de que estas brechas solo se pueden reducir actuando todos juntos, siendo corresponsables, viendo que un país necesita a los demás para avanzar.

 

González Laya concluyó su intervención llamando de nuevo al consenso. Recordó que fue el gobierno de Mariano Rajoy el que firmó la Agenda 2030 en 2015, y que "lo que este gobierno quiere es no solo firmar compromisos internacionales, sino ponerlos en marcha. Para ello también buscamos el consenso. El de toda la sociedad y también el de todos los partidos políticos, incluido el Partido Popular", concluyó. 

 

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685