Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 16 de diciembre de 2017

Inicio

Crítica de cine. Transformers: el lado oscuro de la Luna, de Michael Bay

Las ucronías (es decir, las ficciones históricas alternativas) están de moda. Hace poco se estrenó la precuela de X-Men en la que se ofrecía una nueva versión de la guerra de los misiles y ahora le toca el turno a la llegada del hombre a la Luna. La tercera entrega de Transformers nos cuenta que los americanos se obsesionaron por llegar a nuestro satélite, no por una lucha política con Rusia, sino para analizar los estos de una nave extraterrestre que se estrelló allí. 42 años después el mundo conocerá qué había en ese OVNI.

El guionista Ehren Kruger escribió también la segunda entrega de estos alienígenas metálicos: Transformers, la venganza de los caídos. Entre el resto de sus guiones destacan algunas películas de terror como Scream 3 o las dos versiones de The Ring rodadas en Estados Unidos. También es el autor del guión de la fantasía de Terry William sobre Los hermanos Grimm. Es decir, Kruger escribe un poco de todo y la única característica en común de todas sus historias es un intento porque las historias sean sencillas, sin complicaciones, y trepidantes. Algo que se puede decir perfectamente de Transformers: el lado oscuro de la Luna.

La trepidación también es una característica del cine del director Michael Bay. Sobre todo si tomamos literalmente el sentido de trepidar: temblar fuertemente. El cine de Michael Bay es de esos en los que la cámara se mueve todo el rato y que puede llegar a marear al espectador, y quizás más en esta película que está rodada en 3D y ya sabemos que a mucha gente el sistema de las gafitas le saca de quicio. Bay ha dirigido las tres partes de la saga de Transformers y también otros títulos como Pearl Harbour, La isla, las dos partes de Bad Boys y La roca. Aparte, algunos videoclips de cantantes como Lionel Richie y de conejitas del Playboy. Una carrera que le ha dado más dinero que buenas críticas, aunque supongo que a él no le importará demasiado. Creo que este Transformers: el lado oscuro de la Luna se encuentra entre sus mejores trabajos y consigue no aburrir al espectador, a pesar de los 157 minutos del metraje. En verano además se agradece el hecho de divertirse durante dos horas y media protegidos por el aire acondicionado de una sala de cine, así que lo más probable es que sea un éxito de taquilla.

Entre los actores Shia La Boeuf repite su papel de tolili que salva al mundo, algo que se le da realmente bien. Rosie Huntington-Whiteley sustituye a Megan Fox, y aunque las dos sean igual como actrices, Huntington  parece haberse operado en la misma clínica que Esther Cañadas, lo que desmerece un tanto.

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685