Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 24 de noviembre de 2017

Inicio

El Niño de Elche se rompe la cintura en Bellas Artes

Paco Contreras confiesa a Encuentros Complutense que un amigo le acaba de llamar "rompecinturas". Es por su nuevo trabajo, que verá la luz "entre febrero y marzo" y que sin título todavía ronda el de "Antología heterodoxa". El Niño de Elche tiene mucho que explicar del recorrido por el flamenco, casi una investigación, desde finales del XIX hasta una versión de Lola Flores que recoge esta vuelta de tuerca de quien no se acomoda al calor del indie. "Yo hago un flamenco primitivista, no moderno", afirma en el primer Encuentros Sonoros del ciclo 2017/18 en la Facultad de Bellas Artes UCM.

 

Una temporada que persigue tener "la máxima diversidad, traer distintos formatos" para presentar "un panorama caleidoscópico de la música experimental", explica el profesor Jaime Munarriz. Y la primera composición de ese juego de espejos es El Niño, que junto con Miguel Álvarez Fernández -presentador de Ars Sonora Radio Clásica- ha desgranado muchos momentos de un flamenco que "tiene la paradoja que cuanto más atrás te vas más experimental es". Álvarez lo califica con "una tarea de investigación artística" y Contreras añade: "No es una investigación para encontrar verdades sino interrogantes. El flamenco no crea certezas, crea interrogantes". Con esos interrogantes asistimos a "historias que pertenecen al imaginario delirante de la cultura" con fragmentos en vídeo y audio escogidos por El Niño que "buscan esa tensión" de la diferenciación de la lógica artística, estética,.... El primer elegido es Manuel Cagancho, cantaor de finales del XIX principios del XX, "una música que podría sonar en Ars Sonora" apunta Miguel Álvarez y a Juan Talega "al que llaman el San Pedro del cante dramático, tiene la llave de las esencias" añade El Niño de Elche. Y una mezcla de ellos es la "visión de una seguidilla primitivista, la seguidilla más pura que podríamos hacer" para esa Antología que pronto verá la luz. Con ella se acerca a grabaciones antiguas en cera, en pizarra en las que "la finalidad era no tanto grabar el cante sino el espacio y el encuentro, reproducir una fiesta". Y el ambiente, el jadeo, tenían tanta importancia como la interpretación, lo que "relaja mucho" a este artista "harto últimamente de que tanto los indies como los flamencos me digan que yo no canto, que hago ruiditos".


De los 50 El Niño rescata al cineasta José Val del Omar, que fue también maestro y que exploró el campo de la "experimentación sonora". El bailaor que utiliza Val del Omar, Vicente Escudero, "el referente hoy en día de Israel Galván, marca un antes y un después". Baila en pantalla (YT Vicente Escudero - Ritmos flamencos) mientras El Niño de Elche resalta "cómo está utilizando los pies. Es el antibailaor de flamenco como se entiende ahora, hay ruidismo. Intentaba demostrar que el bailaor de flamenco puede ser más perfecto que un motor. Era el antiflamenco, pasaba de la guitarra, pasaba del compás. Pero, cuando lo ves, dices aquí hay algo que nos hemos perdido".

 

¿Quién tiró la bomba?

Interesado por "la figura de la guitarra", el acompañamiento no jerárquico, las guitarras "cercanas al folk",... ha conseguido grabar un cante con "un artista muy mágico, Diego de Morón. Él no me iba a acompañar, él iba a tocar. Diego de Morón es la persona que encarna el duende". Nos plantamos en los 70 donde para El Niño de Elche, el flamenco "ya es pop, está muy contextualizado". Lo más "radical del flamenco no transita en los años 70", no es ahí donde sitúa la vanguardia, pero sí donde busca "la concepción de la psicodelia, que representaban muy bien las folclóricas y el disco de Lorca de Tim Buckley".

 

¿A quién esperan entonces en esa última época de la antología? "Lola Flores tenía una canción que se llamaba La bomba gitana de la que hemos hecho una versión", nos sorprende El Niño, que reconoce que "la versión de Lola Flores es mucho más punki que la mía. Es el tema que más me ha costado porque había que hacerlo muy hortera". Una Lola Flores que "se pasó todo por la bata de cola" y que en la interpretación de El Niño de Elche nos deja con una voz casi desnuda una duda en el aire: "¿quién tiró la bomba?  ¿Usted?... ¡Usted!...Usted".

 

Encuentros Sonoros tiene su próxima cita el 23 de noviembre con el artista electroacústico y auto-lutier Truna

 

La antología heterodoxa del flamenco de El Niño de Elche está previsto que salga a la luz en febrero o marzo del próximo añoLos Encuentros Sonoros de música experimental desarrollan eventos en BBAA UCM hasta el 8 de mayo de 2018 Miguel Álvarez –Ars Sonora de Radio Clásica- resalta de Juan Talega que la música está entre las notas, en la austeridad de la voz sin guitarrasIr a la radicalidad, a la raíz, nos permite encontrar fronteras que sirven para superar prejuicios y encontrar conexiones con el flamenco más allá de lo material, reflexiona El Niño de ElcheLa presentación de la segunda temporada de Encuentros Sonoros ha contado con la decana Elena Blanch y el director de Encuentros Complutense, José Manuel García Vázquez La temporada 2017-18 de Encuentros Sonoros servirá para ampliar el conocimiento de lo que se está haciendo afirma Jaime Munarriz (profesor F. Bellas Artes)Diego Morón es el Julio Salinas de la guitarraEl Niño de Elche sobre Vicente Escudero: aquí hay algo que nos hemos perdidoEl Niño de Elche admite que la versión de Lola Flores es más punki que la suya
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685