Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 24 de noviembre de 2017

Inicio

Derecho a la eutanasia, un debate necesario en un país en el que se muere “muy, muy mal”

Disponibilidad de la vida. Eutanasia ha sido el título del Encuentro Complutense celebrado el 26 de octubre en la Biblioteca Histórica. Entre los participantes estuvo Luis Montes, presidente de la Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente, quien, aparte de desterrar algunos de los mitos que existen sobre la eutanasia, aseguró que en España se ha avanzado algo en tema de cuidados paliativos, pero todavía sigue siendo un país "donde se muere muy, muy mal". Y es que, como señaló Loren Arseguet, secretaria de la junta directiva y coordinadora del grupo internacional de la Asociación Derecho a Morir Dignamente de Madrid, "la muerte es un tema tabú por excelencia, a pesar de que nos concierne a todos, y todos deseamos una buena muerte acorde con los valores que nos han guiado a lo largo de nuestra vida".

 

Según Luis Montes las falacias en torno a la eutanasia están promovidas por "los poderes fácticos que nos controlan política, ideológica y económicamente". Entre esos mitos o falacias, está la sacralidad de la vida, que se entiende "como un don recibido por ese amigo invisible que nos quiere mucho, y como él es el propietario de esta vida no podemos decidir cuando finalizarla". Eso se relaciona con un "paternalismo fortísimo, cínico y mentiroso" y también, de alguna manera, con "la apología del miedo", y ya se sabe que el miedo "anual el pensamiento racional y, sobre todo, el crítico".


Entre las grandes mentiras que se dicen sobre la eutanasia, de nuevo según Montes, está la que considera que se coaccionará a los ancianos para que la pidan y así no tener que cuidarlos. Los datos que existen en países donde la eutanasia ya es "un derecho de ciudadanía desmiente esta mentira, sobre todo porque la decisión tiene que ser voluntaria, reiterada y compartida por los médicos". 


Informó el doctor Montes que Unidos Podeos presentó una ley de mínimos que fue rechazada en el Congreso y que entre sus requisitos incluía ser mayor de 18 años; que la petición de eutanasia fuese voluntaria y autónoma, no inducida; que se reiterase al menos en dos semanas; que hubiera una valoración por parte de varios médicos; que se pidiera en el contexto de una enfermedad terminal o de grave dolor físico o psíquico, o que lo hubiera dejado escrito en un documento de últimas voluntades.


Una sociedad mayoritariamente a favor

El sociólogo Rafael Serrano del Rosal, director del Instituto de Estudios Sociales Avanzados, presentó los resultados de una de las muchas encuestas en las que se ha preguntado por la eutanasia, en concreto la del CIS de 2009. Explicó que eligió esa porque los datos eran muy parecidos en todas las realizadas a lo largo del tiempo y que esa estaba realizada a escala nacional y no era sospechosa de ser encargada de parte.


De entre todas las respuestas posibles, Serrano del Rosa decidió apoyarse sólo en aquellas que respondían "sí, con total seguridad", ante la pregunta de si en España debería regularse la eutanasia de manera legal. El total de los encuestados que respondió que sí, sin ninguna duda, es el 58%.


Incluso entre los católicos ese porcentaje llega al 52,2%. Sube muchísimo entre los no religiosos, un 82,9%, y sólo es negativo en el caso de los que pertenecen a otras religiones que dicen que no en un 39,3% y sí en un 37,5% de los casos.

 

Entre los no religiosos, la educación influye mucho y los que tienen estudios más allá de la secundaria afirman en un 88,3% que están a favor de que se regule la eutanasia.


Entre los católicos la diferencia principal es la edad, y sólo el grupo de mayores de 65 años están en contra. En el grupo de 30 a 64 años lo que inclina es la balanza, con un mayor apoyo entre los que están a la izquierda.


Los resultados, de acuerdo con el sociólogo, son que la mayoría de la población apoya la regulación de la eutanasia sin duda alguna, "lo que no pasa con prácticamente ninguna otra política pública". Y además eso es lo que lleva diciendo la ciudadanía desde los años 90.


Cuidados paliativos y eutanasia
Lydia Feito Grande, profesora de Bioética y Humanidades Médicas en la Facultad de Medicina de la Complutense y presidenta de la Asociación de Bioética Fundamental y Clínica, añadió que este no es un tema que se pueda tratar de manera superficial, ya que la eutanasia "no es una salida fácil, sino el último paso".


Feito habló de la necesidad de que exista un sistema sanitario que ofrezca todas las posibilidades al paciente, desde poner los máximos esfuerzos en lo curativo como en lo paliativo y finalmente en la disponibilidad de la vida cuando "la persona no quiere seguir viviendo en determinadas condiciones y es cuando se habla de la posibilidad de la eutanasia".


Eso sí, como se reiteró en todas las intervenciones, la eutanasia debe ser fruto de "la petición expresa, reiterada y mantenida por la persona".


Un problema que se plantea, según Feito, en esta humanización del proceso de morir está en el hecho de que la eutanasia es un acción transitiva, es decir, en la que tiene que haber una parte activa del médico que sea quien provoque la muerte a un tercero, y eso puede chocar con sus intereses. Luis Montes entiende que aquel que solicita "la eutanasia lo hace por la negativa vital a seguir viviendo, así que es algo que hay que atender y si no se hace, eso se puede considerar abandono puro y duro".

Rafael Serrano del Rosal, Lydia Feito, Luis Montes, Loren Arseguet y José Manuel García VázquezEl sociólogo Rafael Serrano del Rosal asegura que la mayoría de la población española apoya la regulación de la eutanasiaEl tema de la eutanasia llenó el salón de actos de la Biblioteca HistóricaLuis Montes considera que las falacias en torno a la eutanasia están promovidas por los poderes fácticos que nos controlan política, ideológica y económicamenteLos participantes en este Encuentro Complutense posan junto con el director de esta iniciativa
Bookmark and Share

Comentarios - 2

carmen aguelo radigales

2
carmen aguelo radigales - 30-10-2017 - 09:12:19h

Gracias, Universidad Complutense, por abrir la puerta a un derecho ciudadano, solicitado por la mayoría ciudadana e ignorado por los políticos que nos legislan. Por no hablar de la posición paternalista que se disfraza de tecnocrática e ilustrada desde una posición superior a la del simple ciudadano que únicamente quiere no seguir sufriendo más, como lo que expresó la profesora Feito.

Sebas

1
Sebas - 29-10-2017 - 23:26:07h

Una gran pena habérmelo perdido


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685