Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 28 de mayo de 2018

Inicio

Enfermería, Fisioterapia y Podología celebra su patrón, volcada en el servicio a la sociedad

La Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología celebra su patrón, San Juan de Dios, organizando una serie de actividades que, como destaca su decano, Enrique Pachecho del Cerro, "se han consolidado en estos últimos cuatro años". En esta ocasión, los actos se extienden los días 6 y 7 de marzo. Como ya se ha convertido en tradición, ha sido la denominada "Carrera por la salud universitaria", la que ha dado el pistoletazo de salida a los festejos, poniendo a correr, antes de las 9 de la mañana, durante un buen rato a estudiantes, titulados y profesores del centro alrededor de las instalaciones deportivas del Paraninfo de la Ciudad Universitaria. El primer día de celebraciones se ha completado con la celebración de las III Jornadas Sociosanitarias, dedicadas en esta ocasión a la metodología Aprendizaje-Servicio, el voluntariado y la cooperación. Para el miércoles 7 está prevista la celebración de la IV edición de las jornadas "Al otro lado del pijama", que organizadas por los propios estudiantes de la Facultad este año hablarán sobre la humanización de la atención sanitaria. Para concluir, por la tarde, tendrá lugar un solemne acto académico en el que se premiará y reconocerá a los estudiantes que concluyeron sus estudios de grado y posgrado con los mejores expedientes, así como a profesores, personal de administración y servicios y personas, empresas e instituciones que colaboran con la Facultad.

 

Como destacaron en la inauguración de las actividades el decano Enrique del Cerro y el delegado del rector para la Unidad de Apoyo a la Diversidad e Inclusión, Esteban Sánchez Moreno, las celebraciones de este año quieren subrayar, por encima de todo, la vocación de servicio social de la universidad pública, y como parte de ella, de la Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología. "Es realmente importante que una Facultad dedique su festividad a resaltar la relación entre Universidad y Servicio. Quiero remarcarlo -señaló Esteban Sánchez- porque no siempre queda clara la existencia de esa vocación, cuando en realidad forma parte de la esencia misma de la universidad". Para el decano, su Facultad es un claro ejemplo de esta relación. Así, desde hace cuatro años se ha querido, a propuesta de los propios estudiantes, incluir entre las actividades organizadas para celebrar el patrón del centro, unas jornadas que sitúen el punto de atención no en quienes prestan la atención sanitaria, en este caso enfermeros, fisioterapeutas y podólogos, sino en el paciente, en sus necesidades, sus sentimientos, vivencias... Así nacieron las jornadas "Al otro lado del pijama", que este año "hemos querido dedicar a la humanización de la atención sanitaria", concluyó el decano.

 

Aprendizaje-Servicio

Las Jornadas Sociosanitarias, que este año alcanzan su tercera edición, tienen un enfoque más "académico". Esta vez "hemos querido hablar -explicó el decano- de algo más novedoso, como es la metodología Aprendizaje-Servicio, sobre la que esta Facultad ya tiene un grupo trabajando y que es algo que está enganchando mucho tanto a estudiantes como profesores. Y también -concluyó Pacheco del Cerro- hemos querido dar un paso un poco más allá y hablar sobre actividades de voluntariado y cooperación relacionadas con nuestras titulaciones ".

 

La metodología Aprendizaje-Servicio (ApS), como explicó el decano de la Facultad de Educación, Gonzalo Jover -participante en la mesa que abrió la III Jornada Sociosanitaria, junto a la profesoras Ainara Zubillaga, también de Educación, y Juanita Bagés, de Bellas Artes-, consiste en "aprender a la vez que prestamos un servicio, que atendemos una necesidad social". En realidad no es algo nuevo -"lo llevamos haciendo mucho tiempo sin saber que se llamaba así", señaló Jover-, pero lo cierto es que su paulatina introducción en las universidades es consecuencia de una reflexión surgida durante la implementación del Espacio Europeo de Educación Superior. Fue entonces, como explicó Jover, cuando algunos se dieron cuenta que no todo podía quedarse en el instrumentalismo de la educación, en la búsqueda del beneficio económico, sino que, como al final firmaron los ministros de Educación en Berlín en el año 2003, a las universidades había que pedirlas que hiciesen algo más que formar profesionales, también debían "contribuir a crear una sociedad mejor" a través de la formación que ofrecían.

 

Una de las herramientas para tratar de hacer un mundo mejor es la ApS. De acuerdo con Gonzalo Jover hay cuatro condiciones necesarias para que la ApS realmente logre sus objetivos. La primera es que debe buscar formar a los estudiantes, que lo que hagan vaya configurando sus "yo". Por ello, no hay que esperar a ponerla en marcha en los últimos cursos, sino en primero si es posible. La segunda condición es que no se limite a "hacer", sino que la experiencia se complete con reflexión y crítica. "Lo importante no es la experiencia en sí, sino su reelaboración cognitiva". Tercera condición: debe seguir lo que Jover denomina "la lógica de la experimentación"; los estudiantes deben participar en las decisiones de lo que se hace, dónde se hace o cómo se hace. "No deben ser experiencias ya totalmente planificadas". Y por último: debe beneficiar a las dos partes, a los estudiantes y las personas a las que se presta el servicio. "Crezco yo, al mismo tiempo que hago crecer a los demás".

 

Revolución 4.0

Para Ainara Zubillaga, también profesora de la Facultad de Educación y, a su vez, directora de Formación y Educación de la Fundación COTEC, el ApS es también una respuesta al incierto futuro laboral de los estudiantes. Vivimos la que Zubillaga denominó "Revolución 4.0". Las máquinas harán muchas tareas, las mecánicas, pero "hay que verlo de manera optimista, esto permitirá a las personas dedicarse a hacer lo que realmente hacen bien: ser seres humanos". Para Zubillaga, el ApS forma en muchas de las competencias necesarias para afrontar con garantías esa revolución 4.0. Destacó cuatro de ellas: Enseña a trabajar en equipo y en red; aleja del individualismo. Pone en marcha habilidades interpersonales. Pone en marcha competencias sociales y ciudadanas; es decir, contribuye a la formación integral. Incorpora "conocimiento tácito": permite pasar de lo tangible a lo intangible.

 

También, como explicó la profesora de la Facultad de Bellas Artes Juanita Bagés, en titulaciones como Diseño la ApS cumple un papel fundamental, permitiendo incorporar valores como la ética o la responsabilidad social en una profesión en la que hasta no hace demasiado lo único importante era el cliente o las ventas alcanzadas. Los estudiantes deben saber, experimentar, que lo que hacen afecta a la vida de los demás, que hay valores como la veracidad o el beneficio social que deben estar presentes en su quehacer diario.

 

El decano Enrique del Cerro y el delegado del rector para la Unidad de Apoyo a la Diversidad e Inclusión, Esteban Sánchez MorenoTeresa Angulo, Juanita Bagés, Gonzalo Jover y Ainara ZubillagaLa III Jornada Sociosanitaria y la IV Jornada Al otro lado del pijama se celebran en el Anfiteatro Ramòn y Cajal de la Facultad de MedicinaEstudiantes durante la Carrera por la salud universitariaEl decano Enrique del Cerro durante la carrera que abrió las celebraciones
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685