Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 21 de abril de 2018

Inicio

Margarita Robles pide a las mujeres que se atrevan a ir hasta el final

La magistrada Margarita Robles, en la actualidad portavoz del PSOE en el Congreso, ha sido la cuarta invitada a "Desayunos con mujeres líderes", iniciativa que desde junio del pasado año organiza el Instituto Complutense de Estudios Internacionales (ICEI), con el patrocinio del Consejo Social de la UCM, por el que ya han pasado Rebeca GrynspanMaría Blasco Marta Martínez, y que, en palabras de su directora, Isabel Álvarez, trata de "situar en el centro de nuestra mirada el liderazgo femenino", propiciando un encuentro real entre estas mujeres y alumnas complutenses de grado y posgrado.

 

"El mensaje que os quiero transmitir es de optimismo porque se ha avanzado mucho aunque aún queda mucho por hacer", señaló la invitada a las estudiantes con una frase que sirvió de hilo argumental de su intervención. 

 

Margarita Robles fue la primera mujer en presidir en España tanto una sala de lo contencioso administrativo como una Audiencia Provincial, la de Barcelona. Lo hizo tras haber logrado en 1981 ser la cuarta mujer en aprobar la oposición para juez -fue la número 1 de la promoción por delante de juezas y jueces como Manuela Carmena o Baltasar Garzón, "él fue el número 10", apuntó con una sonrisa- y acceder, por tanto, a un mundo dominado por hombres, en el que no había cabida para la sensibilidad femenina. "Debían pensar que éramos demasiado inestables para impartir justicia". De aquella España que acababa de salir de la Dictadura, en la que se había discriminado a la mujer prácticamente en todos los ámbitos, por suerte ya nada o casi nada queda. La Constitución Española de 1978 equiparó "desde un punto de vista formal y legal" los derechos de hombres y mujeres, "aunque dejó una reminiscencia del pasado, que hoy sigue vigente, en la sucesión de la jefatura del Estado", en la que sigue primando al varón sobre las mujeres. 

 

Como subraya Robles, durante estos ya más de 40 años de democracia la presencia de las mujeres se ha ido extendiendo a casi todos los ámbitos. Si en su promoción de acceso a la judicatura había 53 hombres y 7 mujeres, este año el 70 % de los nuevos jueces que recibieron su despacho de manos del rey hace apenas unos días eran mujeres. No obstante, de acuerdo con la portavoz del PSOE en el Congreso, aún hay tareas pendientes. "Hay que copar los sitios y luego llegar hasta el final". De acuerdo con Robles, son muchas aún las mujeres que por diferentes motivos no se atreven a dar el último salto, a elevarse hasta los puestos más altos o de mayor responsabilidad. Los datos lo demuestran: en el Tribuna Supremo hay 11 mujeres y casi 80 hombres; en el Tribunal Constitucional, 10 hombres y 2 mujeres, y en los medios de comunicación -"que no son el cuarto sino el primer poder", apuntó- no hay ni una sola mujer que dirija un medio que no sea solo digital.

 

Para dar la vuelta a esta situación, la diputada socialista recomienda a las mujeres que den ese último paso y que demuestren que "somos menos vanidosas y más eficientes". Se trata, en sus palabras, de "tener un plus de arrojo, de valentía, de coraje". También las políticas tienen que ayudar. A su juicio, la Ley de Igualdad promulgada por el Gobierno de Zapatero en 2007 sirvió para cambiar muchas cosas, y en ámbitos como el de la política, y aunque falta el paso final de situar a alguna mujer a la cabeza de alguno de los principales partidos, se ha notado un gran avance. Y es que el Derecho, a juicio de Robles, es "la gran arma pacífica que existe para llevar a cabo las revoluciones". En este sentido, además de normas que busquen la presencia de las mujeres en consejos de ministros o de administración, también hay que desarrollar normativas que propicien la conciliación y la corresponsabilidad de la vida familiar. "Las mujeres hoy después de trabajar tenemos que cuidar a nuestros hijos y a nuestros padres". 

 

Margarita Robles consideró un antes y un después lo sucedido el pasado 8 de marzo, un día en el que "millones de mujeres de todas las edades llenaron las calles para dar un toque de atención muy importante a los poderes públicos y a la sociedad en su conjunto de que sin las mujeres no hay nada que hacer y que vamos a seguir luchando". No obstante, ya para concluir, se mostró preocupada por el retroceso que ve entre las adolescentes, "por ejemplo, vi en una reciente encuesta que un gran porcentaje considera normal que sus novios las controlen el teléfono.  Me preocupa porque en esta guerra no podemos ceder ni un milímetro", concluyó.

 

Todas las participantes en el Desayuno Margarita Robles ha sido la cuarta invitada a esta iniciativa del ICEI y el Consejo SocialLa directora del ICEI, Isabel Álvarez, y la vicerrectora de Relaciones Institucionales, Isabel Fernández, junto a la invitadaAl Desayuno asistieron alumnas de grado y posgrado de la UCMLa vicerrectora Isabel Fernández presentó el acto
Bookmark and Share

Comentarios - 1

Carmen

1
Carmen - 16-04-2018 - 18:23:58h

Si, yo también creo que este 8 de Marzo marcó un antes y un después, pero esto es un acto, hay que revindicar en el día a día, en el entorno laboral y en el familiar. Las mujeres tenemos derecho a nuestro tiempo para nosotras mismas; no es factible intentar abarcar todo, es injusto. Las parejas, los hijos, y otros familiares cuando se trata del cuidado de los padres o personas dependientes, tienen que asumir sus roles en el ámbito doméstico y privado para equilibrar las cargas de forma igualitaria y para no educar a personas que no sepan luego asumir su propia independencia.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685