Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 29 de junio de 2017

Inicio

El teatro todo lo puede

Del 10 de abril al 11 de mayo, se está celebrando el XVI certamen de teatro universitario de la universidad complutense. pese a la crisis económica, la complutense continúa siendo la universidad española con mayor número de compañías teatrales. dieciséis de ellas participan este año en el certamen

En 1990 tres grupos teatrales complutenses organizaron un pequeño certamen para mostrar al público sus obras. Los años de la dictadura habían quebrado la tradición teatral universitaria, culminada en los años de la República por La Barraca de García Lorca. El regreso y consolidación de la democracia fue logrando poco a poco que la vida más allá de las aulas regresara a la universidad. Un profesor de la Facultad de Farmacia, Ángel Jiménez Solbes, fue el responsable de organizar aquella muestra de teatro universitario, embrión del actual certamen que desde hace dieciséis años organiza el Vicerrectorado de Atención a la Comunidad Universitaria. Precisamente, hace unos pocos años, en 2006, el profesor Jiménez Solbes, ya gravemente enfermo, subrayaba emocionado el espectacular renacimiento de la tradición teatral en la UCM. En 2012, y pese a la complicada situación económica de la que no es ajena la universidad, el certamen continúa vivo, y aunque en el año 2004 se marcara una partipación récord de veintisiete grupos, este mes son dieciséis los grupos que como aquellos tres del año 90 han decidido subirse al escenario para someter a la consideración del público sus representaciones.

De los tres grupos que actuaron en el año 90, tan solo uno, precisamente el creado por el profesor Jiménez Solbes en su facultad de Farmacia, continúa existiendo. Más de dos décadas después, como subraya su director, Alex Tormo, Triaca conserva buena parte del espíritu con que le dotaron su director y sus primeros integrantes. "Triaca nació para dar una oportunidad de hacer teatro en la universidad a quienes desearan hacerlo, y hoy seguimos haciendo lo mismo", comenta Tormo, quien antes de director, cargo que ocupa desde 2003, fue actor en la compañía. "Al comienzo de cada curso -continúa Tormo- organizamos una especie de pasacalles por la Facultad animando a la gente a que se apunte al taller que impartimos durante el primer trimestre del curso. Luego, todo el que quiere se incorpora al montaje que cada año preparamos para el certamen. Lo único que les pedimos es compromiso. Si se compromete, si acude a todos los ensayos, incluso a los que programamos en Semana Santa, cualquiera puede participar en la obra".

Triaca quizá sea el ejemplo que rompe la norma. Lo habitual es que las compañías universitarias desaparezcan y surjan otras nuevas a la vez que lo hacen sus integrantes. Pocas son, de hecho, las que superan los 5 ó 6 años de vida. Así, por ejemplo, en el certamen de este año debutan no menos de media docena de grupos. Algunos surgen en las propias facultades por impulso de algún profesor, otros lo hacen ante el llamamiento de algún antiguo participante en el certamen que intenta abrirse camino en el mundo de la dramaturgia e intenta rodarse y experimentar en el ámbito universitario. El caso de Por un caballo teatro, nombre de la compañía que cerrará el certamen el 11 de mayo, es algo diferente. Sus cuatro integrantes se conocieron durante los meses de verano del pasado año. En lugar de hacerlo en la Facultad, lo hicieron en una academia en la que los cuatro preparaban las pruebas de acceso a la Real Escuela de Arte Dramático (RESAD), algo así como el Harvard español de la dramaturgia. Tan solo uno de ellos, el valenciano Javier Sahuquillo consiguió entrar. Los otros tres, el navarro Álvaro Subiés y los complutenses Carmen Gil y David Cárdenas, no lo lograron. "Durante el verano -cuenta Carmen- congeniamos muy bien los cuatro y empezamos a ensayar juntos. Creamos un ambiente muy especial, y no queríamos separarnos. Fue entonces cuando Daniel, que estudia Filosofía, y yo, que curso Historia del Arte, nos dimos cuenta de que podíamos participar en el Certamen, y dado que es suficiente con que la mitad de los integrantes sean complutenses para participar en él, se lo dijimos a Álvaro y a Javier, y creamos Por un caballo teatro".

Javier, el hoy alumno de la RESAD, ejerce de director del grupo, con la ayuda de un compañero de clase, Miguel, quien además conoce muy bien los entresijos del certamen al haber formado parte del extinto grupo Tanatos, con el que obtuvo el segundo premio en la edición de 2008.

Desde enero, los cuatro amigos de la academia y Miguel preparan El afilador de pianos, opera prima del hoy renombrado director Paco Zarzoso. Lo hacen, como todos los grupos, con muy pocos medios. El Vicerrectorado ya hace unos años que se vio obligado a retirar las pequeñas ayudas económicas que concedía a los grupos de teatro que participaban en el certamen. "Entendemos la situación -comenta Alex Tormo, el director de Triaca- e intentamos agudizar el ingenio, reutilizamos escenarios de otros años, vestuarios... La calidad de las producciones es evidente que están bajando, pero creo que la calidad de las obras no tiene por qué verse resentida". Javier, el director de Por un caballo teatro, destaca que pese a todo, pese a que los propios grupos tengan que costearse hasta a sus propios técnicos de iluminación, lo realmente destacable es que este Certamen continúe haciéndose y que en él participen nada menos que dieciséis compañías, algo único en la universidad española.

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685