Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 24 de noviembre de 2017

Inicio

Calor y color en la fiesta del deporte complutense

El 10 de mayo se celebraron en la zona sur las finales del Trofeo Alfonso XIII, con la participación de más de quinientos estudiantes. El Club Deportivo de Farmacia se hizo con el título por séptima vez, sexta consecutiva

Dice entre risas Nines, la coordinadora de competiciones internas de la Unidad de Gestión de Actividades Deportivas, que ya hace años que selló un pacto con el diablo para asegurar el buen tiempo el día en que cada año se celebran las finales del Trofeo Alfonso XIII, el día en el que muchos de los estudiantes que participan en las ligas de los distintos deportes se reúnen en las instalaciones deportivas de la zona Sur para dilucidar quiénes son los campeones de la temporada, y así vivir, con el colofón final del acto de entrega de trofeos, su anual fiesta deportiva.

Este año, sin duda, Nines ha debido satisfacer con creces su parte del trato, porque tras un mes de abril y comienzos de mayo marcado por las lluvias y las gélidas temperaturas, el pasado 10 de mayo los termómetros superaron con creces los treinta grados. El pacto parece que incluso propició que un aspersor del campo de rugby se rompiera justo ese día y permitiera a los jugadores mitigar su calor durante los partidos que se jugaron a primera hora de la tarde. Está claro que Nines piensa en todo.

Bromas aparte, y tras este pequeño homenaje a quien ya lleva cerca de dos décadas compartiendo horas y esfuerzos con jugadores y presidentes de los clubes para lograr que año tras año la UCM tenga su competición deportiva, y ya sin esotéricos pactos de por medio, hay que resaltar que un año más, la Complutense vivió con motivo de las finales del Alfonso XIII su particular fiesta anual deportiva. Una celebración en la que participaron más de quinientos estudiantes compitiendo en las canchas y campos, y alrededor de otros tantos que fueron alternando su atención de un partido a otro -con estratégicas paradas en las zonas más sombrías- y llevando sus ánimos, cánticos y buen humor por todos los rincones de las instalaciones Sur. Eso, y también mucho color. Parece haberse instaurado en estos últimos años entre quienes acuden a presenciar los partidos la costumbre de vestirse con una camiseta con los colores de su Facultad, Escuela o Colegio Mayor. El morado de Farmacia fue esta vez el predominante, aunque seguido no muy de lejos por el verde de Geológicas, el amarillo de Farmacia o a última hora por las franjas azules del Colegio Mayor Cisneros. En esta ocasión también tuvo una gran presencia la elástica rojiblanca del Atlético de Madrid, que un buen número de estudiantes se enfundaron para homenajear a su equipo un día después de su victoria en la Europa League.

Pero si en las gradas hubo calor, color y mucho humor, en los campos, y sobre todo en el de rugby, tampoco se quedaron atrás. Espectaculares, sin duda, las "jacas" al más puro estilo de los all blacks neozelandeses, con las que la mayor parte de los equipos retan a sus rivales en el centro del campo antes de comenzar los encuentros. Y aún más llamativas incluso, las coreografías que tanto vencedores como vencidos, y sobre todo, tanto vencedoras como vencidas, ofrecen al público una vez concluidos los encuentros. Costumbres como éstas, o la de no perder nunca la tradición de honrar con aplausos tanto a quienes ganan como a quienes pierden en un pasillo mutuo final, hacen que aún en estos tiempos del deporte convertido en espectáculo de masas televisivo, el rugby continúe siendo el deporte universitario por excelencia.

Ya entrando en el aspecto meramente deportivo, hay que subrayar el triunfo -y ya van siete, seis de ellos consecutivos- del Club Deportivo de Farmacia, en la clasificación final del Alfonso XIII. Trofeo que hay que sumar al Rector conseguido pocos días antes. Para los no avezados en el deporte complutense, hay que explicar que cada temporada se organizan dos competiciones. Una la disputan los equipos de las distintas facultades y centros en forma de liguilla a lo largo del curso, y el club deportivo que mejores resultados obtiene en los once deportes que se disputan recibe el Trofeo Rector. El Alfonso XIII, por su parte, reúne a los dos mejores clasificados de esas liguillas (a excepción de fútbol siete) con los dos mejores de las competiciones que organizan los colegios mayores. El club que más puntos suma en el cómputo global de los diez deportes, gana el Trofeo Alfonso XIII.

La entrega de ambos trofeos, así como de los que reciben los ganadores de cada disciplina, pusieron el colofón a la jornada. Farmacia, cómo no, llevó la voz cantante: "Yooo te quiero dar, algoo de corazón: sentimiento boticaaario, el morado es tu color". Enhorabuena a todos.

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685