Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 25 de septiembre de 2020

Inicio

La desinformación, más contagiosa que cualquier virus biológico

El curso "Periodismo ético: Garantía de la democracia frente a la desinformación", codirigido por Magis Iglesias y Rogelio Ordóñez, y con la colaboración de Encuentros Complutense, ha traído a los Cursos de Verano el debate sobre la relevancia de los medios de comunicación en estos tiempos de pandemia y de auge de las fake news. En la mesa redonda moderada por Alfonso Armada, presidente de Reporteros Sin Fronteras, se ha hecho un símil entre la prevalencia del virus y la actual situación, imagen que ha gustado a la filósofa Marcia Tiburi y que Astrid Wagner, científica titular del Instituto de Filosofía del CSIC, e investigadora asociada del Berlín Center for Knowledge Research, ha llevado más allá, al considerar que "la desinformación afecta nuestras mentes, tiene vías de transmisión con super contagiadores, tiene huéspedes asintómaticos que redistribuyen sin darse cuenta y además su distribución en la red se rastrea con modelos epidemiológicos. Y por si fuera poco, cuenta con un inquietante ritmo de propagación, más que cualquier virus biológico".

 

Astrid Wagner opina que "la situación actual reclama un diálogo permanente entre ciencia, política y sociedad, y ahí el periodismo desempeña un papel decisivo para transferir conocimientos de primer nivel. Los medios siempre tienen un papel clave en momentos de crisis, y en esta que es global, lo tienen aún más". Alerta Wagner de la sociedad en la que vivimos, donde el pensamiento conspirativo va ganando terreno utilizando las herramientas del populismo, algo que "hay que bloquear, al igual que la postverdad, que no es nada más que la mentira con otro nombre, aunque no hay que infravalorar todo el discurso alrededor de ella, porque es muy peligrosa". 

 

Frente a ello se debe utilizar información contrastada, algo que según Nemesio Rodríguez, presidente de la FAPE, es una premisa básica del periodismo. Lo desolador es que 40 años después de que empezara en el oficio, "haya que volver a insistir en que hay que verificar las informaciones, eso es un indicio de lo que hemos retrocedido".

 

Opina la filósofa Marcia Tiburi que "el periodismo y los medios de comunicación tienen que ser controlados, como empresas, para que no escapen de normas éticas que permitan la convivencia en un contexto de pluralidad, de democracia. En Brasil no hay regulación para los medios de comunicación, es un mundo sin ley, se puede hacer todo lo que se quiera". El presidente de la FAPE le recuerda que en España los medios no están regulados más allá de lo que establece el artículo 20 de la Constitución, que "reconoce y protege el derecho a comunicar y recibir libremente información veraz, lo que es una afirmación contundente en estos tiempos de bulos, mentiras y eufemismos. El mandado constitucional, trasladado a nuestra profesión periodística, está además reafirmado por la doctrina del Tribunal Constitucional, así que la información veraz tiene una protección constitucional fundamental".

 

A pesar de eso, la realidad es que los medios reaccionan muy mal a los dictámenes éticos, no los aceptan ni los publican, algunos de hecho califican a la comisión ética de la FAPE como un chiringuito inquisitorial, porque "la verdad incomoda a los políticos y a los periodistas, y cuanto más acosados están más mienten, porque cuanto más desinformada esté una sociedad, más sometida estará". Entre los ejemplos que han puesto los ponentes de ese rechazo de los políticos han destacado los de Bolsonaro, Trump, Salvini o la extrema derecha española representada por Vox. 

 

Wagner cree que, contra esos ataques, "hacen falta ciudadanos bien informados, críticos y responsables para contrastar todo lo que les llega. Un periodismo ético y responsable debería servir para enseñarnos qué es la deliberación, qué es la práctica deliberativa, aunque el escenario político no nos dé buen ejemplo de esa práctica que sirve para transmitir a los ciudadanos virtudes cívicas y fomenta el respeto a perspectivas distintas".

 

De acuerdo con Alfonso Armada, los periodistas somos críticos por naturaleza, y a menudo resultamos feroces en nuestras críticas, pero "para hacerlo con legitimidad deberíamos ser impecables en la búsqueda de la verdad, habría que centrarse en los hechos, y en caso de duda, periodismo".

Alfonso Armada, Marcia Tiburi, Nemesio Rodríguez y Astrid WagnerAlfonso Armada, presidente de Reporteros Sin Fronteras, ha moderado la mesa redonda sobre el derecho ciudadano a una información verazAlfonso Armada, Magis Iglesias, Marcia Tiburi, Nemesio Rodríguez, Astrid Wagner y Rogelio Ordóñez
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685