Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 22 de septiembre de 2017

Inicio

Siete estudiantes y dos profesoras, en “Lo que la verdad esconde”

Texto: Alberto Martín, - 26 JUL 2017 a las 12:06 CET

Las profesoras Lorena Bachmaier (primera por la izquierda) y Nieves Martínez, con los siete estudiantes escogidos

"Para mí era un riesgo. Podía quedar fatal y perder prestigio académico", reflexiona la catedrática de Derecho Procesal Lorena Bachmaier cuando recuerda las dudas con las que se enfrentó a la propuesta de participar en el programa de Antena 3 TV "Lo que la verdad esconde". "Sin embargo, hoy estoy muy orgullosa, pero no por mí, sino por los alumnos, que han demostrado que son muy buenos alumnos. Creo que aunque se intente muchas veces denostar a la nueva juventud, cuando tienen una motivación clara y una perspectiva de resultados se implican y dan lo mejor de sí".

 

La profesora Bachmaier, su compañera de Criminología Nieves Martínez y siete estudiantes de la Facultad de Derecho de la UCM -tres del grado de Derecho y cuatro del de Criminología- aceptaron participar en el mencionado programa televisivo, un docucrime dedicado al caso de Asunta Basterra, la niña de origen chino por cuyo asesinato han sido condenados, ya por tres instancias judiciales, sus padres adoptivos, Rosario Porto y Alfonso Basterra. La primera de las sentencias de culpabilidad la dictó un jurado popular.

 

Un ejercicio de clase

En el programa  -en el que se va contando a través de la voz de protagonistas y expertos en la investigación lo ocurrido- los estudiantes y profesores complutenses no encarnan el papel de aquel jurado que emitió un veredicto de culpabilidad en 2015, sino que llevan a cabo un ejercicio de clase en el que muestran cómo funciona el tribunal del jurado en España y muestran cómo se organizan las deliberaciones, que como se sabe son secretas.

 

A los productores del programa, cuenta la catedrática Lorena Bachmaier, "se les ocurrió hacer ese ejercicio de meterse dentro de la sala de deliberaciones, un poco en plan a la película Doce hombres sin piedad. Se pusieron en contacto primero con el Decanato porque querían seleccionar algunos alumnos. Contactaron con Criminología y ellos, como no son especialistas en temas de jurado, me contactaron a mí, que soy de Procesal y he escrito sobre el Tribunal del Jurado. Me dejaron conocer el proyecto y vi el guión. Al final tanto me insistieron, que me impliqué".

 

Los siete elegidos

Lo primero que tuvieron que hacer la profesora Bachmaier y su compañera del Departamento de Criminología fue dar una lista con los nombres de alumnos para que los productores del programa eligiesen a los siete que finalmente encarnarían junto a las dos profesoras a los 9 integrantes del jurado. "Elegimos a estudiantes de segundo año de ambos grados que habían hecho un buen curso, pero que aún tampoco saben mucho de procesal. Querían que hiciesen de ciudadanos pero que fueran capaces de entender el juicio". Tras un casting los elegidos fueron Pablo Sánchez, Nuria Varas, Álvaro Ortega, Marina Jiménez, Álex Arribas, Juan Soler e Inés Fuster.

 

Como explica la profesora Bachmaier, su objetivo era mostrar un ejercicio de alumnos que reflejase cómo podía ser el debate en un jurado. "La garantía del Tribunal de Jurado deriva de una selección aleatoria de ciudadanos, es decir del juicio por pares, pero ninguno sabemos cómo se delibera porque son confidenciales y secretas. Era un poco mostrar si esas deliberaciones llevan a un resultado. Yo les dije que en ningún momento quería cuestionar la labor de la justicia, porque no es mi rol y además me pone en una situación  muy incómoda, y que tampoco quería sacar un veredicto, porque era como cuestionar una resolución de un sistema de justicia en un estado de derecho. Ellos tampoco pretendían eso, por lo que de forma consensuada se optó por dejar el final en el aire".

 

Divulgación

Antes de dejar a los telespectadores con la incógnita de cuál habría sido el veredicto de este jurado de estudiantes y profesores, lo que sí se logró, además de ir repasando las principales certezas y dudas que rodearon la muerte de la pequeña Asunta, fue dar a conocer algunos detalles sobre el funcionamiento de este tipo de tribunal. Por ejemplo, se aclaró que para formar parte de él solo es necesario saber leer y escribir, tener nacionalidad española y ser mayor de edad. Los miembros no deben tener prejuicios sobre el tema o personas juzgadas, ni deben dejarse manipular por otros miembros del jurado. Llegado el momento de la votación no está permitida la abstención, bajo sanción de hasta 450 € e incluso responsabilidad penal. Para alcanzarse un veredicto de culpabilidad son necesarios 7 de los 9 votos en ese sentido, mientras que para la absolución basta con  que cinco miembros la contemplen. "El ciudadano medio sabe que existe esta figura del Tribunal del Jurado, pero muy pocos saben bien cómo funciona, y sus conocimientos en buena medida proceden de películas estadounidenses", explica Lorena Bachmaier, orgullosa de que el programa haya podido contribuir a aumentar el conocimiento sobre esta figura procesal.

 

Pero como no se cansa de subrayar la profesora Bachmaier, lo que más satisfecha la ha dejado de esta experiencia ha sido el nivel de compromiso y trabajo que han mostrado los estudiantes. "Ha sido magnífico. Cada uno tuvo que estudiarse una serie de pruebas para debatir sobre ellas. Todo se hizo en un solo día, de 8 de la mañana a 9.30 de la noche. Querían que se nos notara el cansancio, la tensión. Los debates, aunque estaban guionizados, son reales. Es lo que pasó. Yo me limité a organizar un poco las cosas y a provocar un poco más el debate", concluye Bachmaier, para quien esta experiencia también la deja otra conclusión: "La importancia de hacer cosas con los medios de comunicación. Los mecanismos de transmisión del conocimiento o de impacto/influencia en la sociedad, ya no es como la universidad de Bolonia en la edad medieval, es decir de trasmisión oral. A nuestros alumnos todo lo que es visual y relacionado con los medios les genera un impacto a nivel de conocimiento y su adquisición mucho mayor. Esta reflexión llevamos haciéndola mucho tiempo y hay mucho curso de innovación docente... pero nos hacen falta más medios".

 

Enlaces al programa de Antena 3

Parte I

Parte II

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685