Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 22 de agosto de 2019

Inicio

Cinco candidatos a rector: Dámaso López García

15 ABR 2015 a las 11:57 CET

Dámaso López García, catedrático de Filología Inglesa

"La Universidad Complutense que queremos"

La acción desde el Rectorado debe dedicarse a ordenar y jerarquizar los problemas más acuciantes. Seguridad, estado de los edificios, equipamiento. Por este orden. A la vez, se deben examinar las condiciones generales de los contratos y los sueldos de PAS y PDI. Especialmente, en aquellos casos más castigados por la crisis. Por supuesto, deben restaurarse valores de Acción Social anteriores a la crisis económica.
El Rectorado no solo debe proponerse reparar los daños que ha sufrido la institución en los últimos tiempos. La Universidad Complutense debe estar en el lugar en que todos queremos que esté. Debe ser un ejemplo en la renovación de la docencia. En el espacio de veinte años, el mundo de la docencia será otro, hay que impulsar las nuevas formas de enseñanza, aprendizaje, autoaprendizaje, colaboración y prácticas. La investigación debe ocupar el lugar que le corresponde por tradición y por dedicación. La investigación debe verse reconocida y alentada por todos.
Nada de esto se consigue sin acciones que se apoyen en la consulta, en el diálogo y en el consenso. Solo así podrá conseguirse que la UCM sea lo que todos queremos. Debe ser un ejemplo de transparencia, para ello debe impulsar portales de transparencia en todos los centros. Transparencia quiere decir mucho más que cifras y datos. Transparencia quiere decir que la gestión debe ser abierta, participativa y al alcance de todos los afectados y de todos los interesados. Quiere decir que las decisiones son fruto de la corresponsabilidad y que los centros deberán tener la autonomía necesaria para llevar a cabo sus funciones con independencia y rindiendo las cuentas que sea preciso ante la comunidad universitaria y ante la sociedad. Quiere decir que todas las decisiones deben hacerse de manera que los afectados y los interesados tengan un conocimiento completo de lo que ocurre. Quiere decir que se reducirá al máximo posible la discrecionalidad en la adjudicación de puestos y funciones en el PAS y se acordarán normas claras de estabilización y promoción.
La gestión está unida a la financiación. La Universidad Complutense debe tener una financiación necesaria. Su rendición de cuentas y el uso que haga del dinero serán la mejor garantía para que se logre esa financiación. Debe ratificarse su carácter de universidad pública. Debe haber unas tasas para estudiantes análogas a las de países de la Unión Europea más próximos a nosotros. Pero debe ampliarse la base de su financiación, tanto a través del Consejo Social, como a través de otras fuentes de financiación que no condicionen el destino de las aportaciones. La Universidad Complutense solo se debe al interés académico e investigador y a su compromiso con la sociedad.
Una institución cuyo nombre, universidad, se relaciona con el universo no puede ser local. Tiene que ser, especialmente, una referencia inequívoca entre las universidades que se expresan en lengua española. Pero debe ser, asimismo, miembro principal de lo que se denominan universidades de clase mundial. Ambos objetivos son irrenunciables y necesitarán de la colaboración de la Comunidad Autónoma y del Estado. La internacionalización no es una cosa, sino muchas cosas: envío y recepción de estudiantes, ampliación de la red de universidades con las que mantiene colaboración, movilidad, intercambio, títulos compartidos en las diferentes modalidades, estancias, grupos de investigación, entre otros.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685