Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 23 de julio de 2018

Inicio

La CRUMA considera que las tasas deberían reducirse, al menos, a los niveles de 2010

El rector de la Complutense, Carlos Andradas, ha reclamado que se reduzcan las tasas universitarias, al menos al nivel del año 2010. Lo ha hecho en su calidad de presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas de Madrid (CRUMA), en una comparecencia en la Asamblea de Madrid que solicitó el grupo socialista de la comisión de Educación y Deporte. En su intervención, Andradas habló de la situación actual, de los retos y de los problemas por los que atraviesan las universidades.

 

Durante los últimos años el número de estudiantes en las universidades ha descendido ligeramente, pero ha habido un descenso mucho más significativo en el número de créditos matriculados. Según el presidente de la CRUMA, una parte importante de esta situación se debe al coste de los estudios, es decir al precio de las tasas universitarias que entre los años 2011, 2012 y 2013 "han subido más de un 60% en la Comunidad de Madrid".

 

Carlos Andradas opina que no tiene sentido que en Madrid las tasas sean el doble que en otras comunidades autónomas como Galicia, Andalucía o Castilla La Mancha.

 

Este curso, con el nuevo gobierno regional, se han reducido las tasas en Madrid en un 10%, lo que supone una buena noticia, sobre todo si es "el primer paso de una senda que debe continuar en la misma dirección". De acuerdo con el rector, las tasas elevadas son un hándicap para atraer estudiantes, así que hay que apostar por bajarlas al menos hasta los límites de 2010. Informó además de que este año, en concreto en la Complutense, ha habido un pequeño repunte en las matriculaciones que quizás se ha debido a esa reducción de un 10% en las tasas.

 

Existe también un problema con las tasas que se aplican a los estudiantes extracomunitarios que son tan elevadas que pueden superar los 8.000 euros. El objetivo sería reducir esas tasas de manera razonable para atraer a los mejores estudiantes de cualquier parte del mundo. Mientras no se llega a un acuerdo, este año cada universidad ha tomado una decisión propia, "pero sería bueno que también en esto hubiera una política común a nivel regional".

 

Estima la CRUMA que hace falta una "acción positiva para convertir Madrid en un gran foco de atracción de estudiantes, especialmente de postgrado, donde la capacidad de la Comunidad es inigualable en comparación con cualquier otra región de España". Andradas fue incluso más allá y aseguró que si la Comunidad hiciera una apuesta estratégica por el postgrado se convertiría en una región de formación única y líder del conocimiento en toda Europa.

 

Presupuesto

La intervención de Andradas incluyó un balance sobre la situación económica de las universidades públicas madrileñas, que ha mejorado algo en el último año. Para 2016, la Comunidad de Madrid ha destinado a la subvención nominativa un total de 896 millones de euros, algo más que los 821 millones del año 2015, pero muy lejos de los 1.064 millones de euros del año 2010.

 

El presidente de la CRUMA aclaró, de todos modos, que el aumento del último año se va a diluir en tres partidas: la subida del 1% de los salarios establecida por el Gobierno, la devolución del 25% de la paga extra que se quitó a los funcionarios en 2012, y la necesidad de suplir la pérdida de ingresos por las tasas universitarias, que este año se han reducido un 10%.

 

Recordó Andradas que otros ingresos, como los previstos para inversiones entre 2007 y 2011 no llegaron nunca a las universidades públicas, y que al final han tenido que ser los juzgados los que hayan dicho que la Comunidad de Madrid está obligada a pagar los 445 millones de euros que debe en ese concepto. El gobierno actual de la Comunidad es consciente de la situación y está trabajando en una fórmula que permita la devolución de ese dinero cuando las universidades lo precisen. Andradas pidió además que esa partida se consolide en los presupuestos anuales de las universidades y que no sea solamente algo circunstancial.

 

La CRUMA defiende que hacen falta presupuestos sostenidos, que incluyan las inversiones para infraestructuras y equipamiento, de tal manera que las universidades puedan trabajar a largo plazo. La realidad, sin embargo, contradice ese deseo, porque este año la partida de inversión se redujo a cero euros de los exiguos 7 millones que recibieron el año pasado, y aunque se presentó una enmienda para recuperar esa inversión, no salió adelante. Al pesar de ello, el gobierno regional ha prometido habilitar una partida para inversiones de 4,5 millones de euros que todavía no se ha materializado. Andradas reconoció que no será suficiente, porque "ni con 7 millones de euros hay presupuesto para reponer los cristales rotos y las bombillas fundidas solamente en la UCM".

 

PAU, títulos y 3+2

Con respecto a la actual Prueba de Acceso a la Universidad, la CRUMA considera que debe mantenerse al menos este año antes de aplicar la posible reválida que establece la LOMCE. Con este retraso se quiere conseguir tiempo para que las universidades se adapten a este cambio en el examen de los estudiantes que acaban el bachillerato.

 

La CRUMA también piensa que es necesario hacer una revisión de los títulos universitarios que se ofrecen y está abierta a que haya "títulos interuniversitarios para ajustarse a las necesidades y demandas de las sociedades modernas". Eso servirá para avanzar en lo que se conoce como Espacio Madrileño de Educación Superior, que entre otras cosas permitirá que se reconozcan de manera inmediata los créditos entre titulaciones iguales de distintas universidades. Además se estudiará cuáles son los títulos estratégicos, tanto para la Comunidad de Madrid como para el resto del Estado.

 

En cuanto al 3+2 la posición de la CRUMA es que "ni así ni ahora". Reconoció Andradas que no les parece adecuado cómo está planteado, porque en la práctica supone una vuelta a los estudios de 5 años. Mientras se estudian los resultados de las titulaciones de 4 y de 3 años en otros países, para ver cómo afectan a aspectos como la empleabilidad, seguirán defendiendo un 3+2 en el que las tasas de los dos últimos años, que ahora son mucho más caras, se unifiquen con las de los tres primeros para no dejar a estudiantes por el camino.

 

La tasa de reposición

En 2016 la tasa de reposición de personal ha vuelto al 100%, pero eso no sirve para "tapar el agujero creado en los últimos años donde se ha perdido mucho profesorado". Informó Andradas de que en Madrid hay más de 2.000 profesores acreditados que se encuentran sin un horizonte de promoción inmediata. Ese número de docentes tiene, de todos modos, una lectura positiva, ya que se puede ver como una medida de la riqueza y la calidad de los profesores universitarios madrileños.

 

El deseo de la CRUMA es que la Comunidad de Madrid se involucre en un programa global conjunto para atajar la precariedad del personal contratado por la universidad, y para ello propone que se implique incluso en las mesas negociadoras de los convenios colectivos del PAS.

 

Recordó además Andradas que hace años en la Comunidad de Madrid había un complemento retributivo para todos los profesores y que quizás ahora sería un buen momento para recuperarlo.

 

Motor de desarrollo

También en el ámbito de la investigación la universidad tiene mucho que decir, de ahí que sería deseable que se recuperase el plan regional que en su día existió sobre esta materia. El objetivo es que se introduzca a la universidad en los proyectos de investigación y no que se hagan de espaldas a ella.

 

Tiene claro la CRUMA que el sistema universitario público de Madrid es un sistema de calidad, aunque sufre las consecuencias de no haber tomado medidas en su momento. De todos modo, la situación se puede reconducir y la universidad está dispuesta a hacer lo necesario para conseguir que la región la vea como un motor de desarrollo social y económico.

 

Como concluyó el rector Carlos Andradas, "si existimos es para dar un servicio público".

 

El rector Carlos Andradas, presidente de la CRUMA, habla con otras autoridades antes de su comparecencia en la comisión de Educación y Deporte de la Asamblea de MadridCarlos Andradas explica la situación actual, así como los retos de futuro de la universidad en la comisión de Educación y Deporte de la Asamblea de MadridIsabel Fernández, vicerrectora de Relaciones Institucionales y Gabinete del Rector de la UCM; Juan Romo, rector de la Universidad Carlos III; Carlos Andradas, rector de la UCM, y actual presidente de la CRUMA; Paloma Adrados, presidenta de la Asamblea de Madrid; Fernando Galván, rector de la Universidad de Alcalá de Henares, y Fernando Suárez, rector de la Universidad Rey Juan CarlosLa CRUMA quiere que la Comunidad de Madrid y las universidades públicas madrileñas trabajen de la mano para convertir a la región en líder del conocimiento en toda EuropaLas tasas universitarias, de acuerdo con Carlos Andradas, actual presidente de la CRUMA, son un hándicap para convertir la universidad madrileña en un foco de atracción de talento
Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685