Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 25 de junio de 2019

Inicio

El horror sin lágrimas del feminicidio en el Congo

Los ojos de estas mujeres africanas no sueltan lágrimas pero transmiten una historia de dolor desde el corazón de la tierra del coltán, el oro o los diamantes, en torno a los cuales se teje una trama perversa de sometimiento y violaciones sistemáticas. "Las mujeres no lloran cuando las rompen por dentro, sí cuando se les hace a sus niñas -y a sus niños- veréis algunas...". Concha Casajús nos prepara así para su diaporama proyectado el miércoles 30 de noviembre en el Encuentro Complutense "Mujeres en el laberinto: feminicidio en el Congo", que cerraba la Semana Complutense contra la violencia de género.

 

Su belleza, la del lugar donde viven -la zona de Kivu, tan lejos de la capital-, la belleza de las fotografías de Casajús, "contrasta con el horror" de la violación, "que es un arma de guerra", explica la autora de este audiovisual de imagen fija combinado con música por el que desfilan Charlotte, Emiliane, Bahati, Justine...

"Cuando las fotografié, les pedí que me contaran su historia", narra Concha. Lo hacían en suajili, "era tan expresivo" que casi no hacía falta la traducción, explica mientras se pregunta "¿cómo cuentas el horror sin soltar una lágrima?. Están educadas para no mostrar sus emociones", explica Casajús. Esta fotógrafa y profesora de Historia del Arte en la UCM, testigo directo en sus muchos viajes a la zona, ha logrado la ruptura de ese silencio teñido de culpa: "si cuentas que te han violado eres una vergüenza, eres culpable, te abandona tu marido con tus hijos,..." Por eso destaca "el valor que tienen estas mujeres" protagonistas del diaporama y la gran ayuda de la periodista y activista congoleña Caddy Adzuba (premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2014).


Feminicidio y guerra
Historias que sobrepasan lo que transmiten los programas de televisión más recientes. "La violencia de género en algunos países africanos roza lo siniestro. Es un feminicidio, la destrucción del sistema genital femenino,...", continúa. Una violencia que "lleva más de 20 años" y que en los últimos se está extendiendo a las niñas y los niños, por los que Casajús no quiere subir este trabajo a la Red para preservar su imagen para el futuro. Una violencia que es una forma de someter a la población: "la controlan atacando lo más fuerte y lo más débil: la mujer. No solo la violo, la meto una rama, la destrozo por dentro y la dejo enferma, expuesta a infecciones,... Destruyes a esa heroína fuerza de la naturaleza, pero además le impides que tenga hijos".


Detrás de cambiar de móvil

Tras las imágenes, el debate, la puesta en común con la participación de María Nagore, vicerrectora de Extensión universitaria, Cultura y Deporte), María Bustelo, delegada del rector para la Igualdad de género, y el público asistente. Una de las primeras preguntas la planteaba la vicerrectora "¿cuál es la razón de esta situación?" Casajús explicaba que detrás de este feminicidio está una región dominada por "una guerra económica por la posesión del oro, del coltán, que no se soluciona porque así se mantienen más baratos" y dominada por grupos "con armas de última generación" que luchan entre si y contra un Ejército "que no tiene munición" y donde los cascos azules no pueden intervenir, resume Casajús. Además de la intervención de los organismos internacionales, Casajús apela: "a lo mejor tenemos que cambiar de móvil cada seis años para que el coltán no fuera ese negocio".


María Bustelo agradecía a la fotógrafa "que nos hayas incomodado. Tenemos que conocer que es lo que hay, tenemos que incomodarnos". Una incomodidad que acerca el tema a nuestras realidades. Entre el público se recordaba la responsabilidad occidental en la historia de Congo "en el XIX era la finca privada del rey Leopoldo con niveles de violencia inimaginables" y Casajús advertía "hemos tenido también en Europa estas situaciones hace dos horitas. Y en Ucrania hay guerra y están pasando cositas..."
De lo más cercano, María Nagore, recordó que la sesión "se encuadra dentro de la Semana Complutense contra la violencia de género, culminamos estos tres días de concienciación de nuestra sociedad contra esta lacra" y la importancia de traer testimonios como los que refleja Casajús. Bustelo explicaba que "este mismo tipo de violencia, la misma base, es la violencia que vivimos las mujeres de muchas maneras" y abogó por trabajar también con los hombres, "el sistema de protección victimiza. Todas las políticas de igualdad entienden que la igualdad es cosa de la mujer".


El encuentro, celebrado en la Facultad de Ciencias de la Información, dio también para muchas preguntas del público sobre qué hacer, cómo canalizar apoyos para la lucha contra este feminicidio en el propio país o cómo difundir la situación. La vicerrectora María Nagore recordó "la gente joven estáis en medios con mucha repercusión y podéis hacer mucho", al tiempo que les invitaba a tener iniciativas "y las vamos a apoyar". Casajús no dudaba en brindar su correo electrónico publicado en su web conchacasajus.es

Concha Casajús, fotógrafa y profesora de Historia del Arte de la UCM, durante el Encuentro Complutense Mujeres en el laberinto: feminicidio en el CongoMaría Bustelo, María Nagore y Concha Casajús
Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685