Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 15 de agosto de 2018

Inicio

El brillante presente e incierto futuro de los dos complutenses semifinalistas de Famelab España

Se llaman Laura Martínez Parro y Juan Margalef Bentabol. Son dos de los doce semifinalistas, escogidos entre 78 participantes, de la sexta edición de Famelab España, un concurso de monólogos científicos convocado por la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (FECYT) y el British Council. Su objetivo, como se lee en sus bases, es "fomentar la divulgación de la ciencia identificando, formando y dando a conocer nuevos talentos, nuevos portavoces de la ciencia a través de un formato innovador, el monólogo científico. Famelab nació en 2005 en el Cheltenham Science Festival, en Reino Unido, y desde 2007 se ha ido internacionalizando, creándose fases locales en más de 30 países. Los ganadores de los concursos locales se reúnen cada año en el Festival de Cheltenham, que en esta ocasión se celebrará del 5 al 10 de junio, en la final del Famelab International.

 

La Casa del Estudiante de la UCM nos ha organizado un encuentro con Laura y Juan. A él ya lo conocíamos. Fue Premio Nacional de Licenciatura, premio Arquímedes y más recientemente ha venido a su universidad para presentar distintas actividades de La Facultad Invisible, asociación que preside y que reúne a varias decenas de Premios Nacionales que quieren poner su grano de arena para que las próximas generaciones de estudiantes tengan un futuro menos complicado que el que están teniendo ellos. Juan estudió Matemáticas y Físicas en la UCM. "Por separado, que aún no existía el doble grado. ¡Me estoy haciendo mayor! Después hice el Máster de Investigación Matemática y luego ya me fui a la Carlos III a hacer un doctorado mixto con el CSIC en Física Matemática. Ahora estoy acabando".

 

- Laura: Yo soy geóloga. He hecho el grado, el máster y ahora el doctorado en la Facultad de Geología. No me he movido de la Complutense. Ahora estoy haciendo la tesis sobre la geología de Marte. Mi especialidad es la geología planetaria e investigo Marte. Ahí estoy con mi tesis marciana. Voy más o menos por la mitad.

 

Ya que una parte de su tiempo en los próximos días la van a estar dedicando a hablar solos mientras ensayan sus monólogos para la semifinal de Famelab, que se celebrará el 6 de abril en el CaixaForum de Zaragoza, nos parece buena idea establecer entre ellos un diálogo.

 

- Contarnos. ¿Os gustaban ya antes de animaros a participar en Famelab este tipo de formatos de divulgación científica?

- Laura: La verdad es que a mí, sí. Había ido alguna vez a ver The Big Van, Científicos sobre Ruedas, que son muy famosos. Fueron los primeros que participaron en Famelab y de ahí formaron un grupo y se dedican a ir por teatros de toda España haciendo monólogos científicos. Es un formato muy divertido, una forma de llevar la ciencia a la gente de manera más cercana. Me pareció muy buena idea y este año me he animado a probar. Y, mira, ha habido suerte. Lo veía como algo súper lejano y ahora... Somos súper amateurs, pero por esto se empieza y si aprendemos algo... bienvenido sea.

- Juan: Ella dice que es amateur, pero tiene un canal de Youtube...

- Laura: Hace un año que me metí a esto de la divulgación más en serio que la típica charla de la Semana de la Ciencia y ya. Me dije: ¿Qué más puedo hacer para que la gente se sienta un poco atraída por la ciencia? Empecé a ver que en Youtube había muchos canales de gente, muchos dedicados a niños, a adolescentes... Y me dije: Voy a intentarlo. Y, mira, pues está funcionando muy bien.

- ¿Cuántos seguidores tienes?

- Laura: Cerca de 9.000. Para un año creo que está muy bien. Estoy súper contenta, pero, vamos, he tenido que aprender a editar, a grabar vídeos, encima la tesis y esto de Famelab. Tras ponerme delante de una cámara, cuando salió lo de Famelab me vi ya medio capaz de irme a un teatro a divulgar algo y así me animé a apuntarme

- ¿Como se llama el canal?

- Laura: Viajando por planetas.

 

- A ti, Juan, la divulgación también es algo que siempre te ha gustado, ¿no?

- Juan: Sí, la verdad es que siempre me ha gustado. Lo que pasa es que yo sí que es cierto que he ido siempre un poco más a lo local, a algún instituto, a la Semana de la Ciencia... Lo de Famelab yo lo conocía y lo veía un poco al principio, no sé si era mi sensación, como algo que se vendía más como si fuera humor

- Laura: Sí, pero luego ves que no, que puedes hacer algo distinto al humor

- Juan: Pero las primeras sí eran un poco más de humor. A lo mejor es porque surgió así, no porque se pretendiera. No sé. Yo los que veía eran un poco más de humor, y a mí eso no es que no me gustara, pero no me gusta que se fuerce el humor; si sale bien y si no, no. A mí eso me tiro un poco para atrás, pero luego conocí a Gonzalo, de la FeCYT que me empezó a decir que no, que me presentara. Y luego, un amigo que se presentó el año pasado me dijo que le gustó mucho, y que aparte de la experiencia aprendió un montón. A mí eso sí me gustaría. Yo me preparo muy bien las charlas, tanto las divulgativas como las científicas y ser capaz de aprender ciertas técnicas o ciertas maneras de llegar mejor, eso sí me interesa.

- Laura: Sí. A mí me pasó igual que a Juan; gente de otros años me animó a presentarme no solo porque sea muy divertido, sino por lo que aprendes. Te hacen alguna masterclass sobre divulgación que estará muy bien. Ahora antes de la semifinal hay una reunión y gente experta en divulgación nos dará algunos consejos. Luego los finalistas tendrán una masterclass más completa.

 

- ¿Aunque paséis de fase, siempre el mismo monólogo?

- Laura: No, tenemos que tener dos preparados. Uno para la final y otro para la semifinal. Este es el que mandamos para participar y luego si pasas a la final, ya utilizas el otro.

 

- Tú hablas de Marte, supongo

- Laura: Sí, claro. Yo hablo de Marte. Es lo que mejor conozco y es un tema que admito que llama mucho la atención. A la gente le gusta mucho el tema planetario y, sobre todo, de Marte. El otro aún no sé lo que será.

 

- ¿Y tú, Juan?

- Juan: Solo puedo decir que voy a hablar de números. No nos dejan que contemos nada hasta que hagamos los monólogos en Zaragoza, en el teatro. El Famelab tiene mucho tirón y cobran la entrada al teatro. Es ahora muy conocido sobre todo en el mundo de la divulgación.

 

- ¿Cuál es el premio para el ganador o ganadora?

- Juan: Creo que ninguno.

- Laura: El que gana va a la final internacional en el Festival de Cheltenham

- Juan: Creo que regalan algo también, pero dinero no hay.

 

- Hay gente que considera que este tipo de concursos lo que al final consiguen es rebajar el nivel de la ciencia. ¿Qué os parece la crítica?

- Laura: Yo no creo que se baje el nivel. Quizá se explica de manera más amena, pero también es verdad que no pasa nada si metes una palabra que la gente no entienda. Los monólogos tienen que tener mucho contenido científico; si es más humor que ciencia no vale. Es tu habilidad de contar algo complejo con palabras más amenas, pero también si metes algún vocablo o palabra científica no pasa nada. Ahí está tú profesionalidad o como tú puedas explicar eso. Pero no creo que se baje el nivel o, al menos, yo no intentaría bajar el nivel. Ya veremos lo que nos dicen , pero a mí no me lo parece. De otras veces que he visto otros monólogos a mí lo que me fuerza es a ¡Mira, que chulo esto. Nunca me hubiera imaginado que una bacteria pudiese ser tan interesante! Voy a investigar sobre ello. No sé qué le parece a Juan.

- Juan: No, vamos... Me parece una crítica muy razonable, pero no solo en Famelab sino en general en la divulgación. Yo creo que es algo con lo que hay que tener cuidado y, sobre todo, yo creo que hay que ser honestos cuando haces divulgación. No hay que intentar engañar. Yo lo he visto a veces y es algo que particularmente me molesta mucho; el intentar vender algo para hacerlo más atractivo y que al final no es cierto. Pero yo creo que si eres honesto, y dices: mira esto es lo que hay y os lo voy a contar así para que lo entendáis, pero hay mucho más detrás. Puedes bajar el nivel pero siempre que lo avises. A mí eso no me parece mal, aunque si puedes no hacerlo, pues mejor. Es importante entender que la divulgación requiere un esfuerzo muy grande. En general dar una charla y mucho más condensarlo en tres minutos. Yo Hay que trabajárselo mucho para no bajar el nivel y luego si lo bajas, decirlo. Yo lo digo muchas veces: no penséis que vais a salir de aquí entendiendo esto, porque no, porque requiere pensar, reflexionar y yo que hablo sobre cosas de física teórica o de matemáticas, me ha llevado mucho tiempo entenderlo, me ha llevado mucho tiempo condensarlo y si salís de aquí pensando que lo habéis entendido es que lo he hecho muy mal. Lo que yo quiero es que empecéis a entender, no que lo entendáis. También depende del tema, supongo. Los hay, sino más fáciles, otros que creemos que estamos más familiarizados con ellos.

- Laura: Sí, estoy en esa misma línea. Se tratar de acercar un poquito algo que a lo mejor a alguien le puede sonar muy, muy, extraño o quizá simplemente basta con que conozcan que hay científicos en este país trabajando en eso, lo que muchas veces ya ayuda. Muchas veces yo no tengo ni idea de lo que otros compañeros hacen en mi facultad. Imagínate en el resto de España. Eso creo que es otra cosa que nos vamos a llevar de Famelab, conocer a gente que tiene esa misma angustia porque se conozca la ciencia. Con solo conocer a esas otras personas ya va a estar muy divertido.

-Juan: Más que de ciencia, me gusta hablar de investigación porque hay gente de todas las áreas, humanidades, ciencias sociales...

- Laura: Sí, es verdad.

 

- Bueno ¿y cómo vais más allá de esto?. ¿Cómo se os presenta el futuro como investigadores?

- Laura: No me gusta ser pesimista ahora que estoy haciendo la tesis porque si estoy pensando que cuando acabe no hay nada, pues me vengo abajo. Es un poco duro. De hecho, solo el haber conseguido ya una beca pre-doctoral ya tiene su mérito. Imagino que a Juan le pasaría igual; es algo difícil. Cuando acabas es aún más difícil porque se van reduciendo exponencialmente las becas según vas avanzando. Pero bueno, yo creo que al final si das todo lo que tú puedes, simplemente es buscar y si hay suerte aquí y si no muchas veces nos toca irnos a otro país. No es lo mejor, pero a veces es lo que toca. ¿No es el mejor futuro? No, pero al final es lo que nos pasa; si nos gusta esto hay que apostar por ello. Intentar no rendirse, hacerlo lo mejor posible y a ver si algún día se dan cuenta de que están dejando escapar a mucha gente muy talentosa de aquí... Esperemos.

- Juan: Yo creo que hay ciertos datos que muchos de los doctorandos no conocen; yo al menos no los conocía hasta hace no tanto, que son demoledores en cierto sentido. Uno es que el 95% de las personas con doctorado no acaban en la academia. Tiene una doble lectura. Lo puedes ver desde un punto de vista negativo; vaya mierda, no voy a acabar en la universidad que es lo que yo quiero, pero también tiene una lectura de decir que deberíamos ser capaces de valorar esos doctorados fuera de la academia. Ese 95% al final tiene que ser absorbido por el tejido industrial, por otras áreas, y eso es algo que yo creo que falta en España. No sólo centrarse en la parte académica, que evidentemente todo lo que ha dicho Laura es totalmente cierto. Ahora mismo hay una tasa de reposición ridícula. Las universidades están perdiendo muchísimo talento; la edad media es altísima ahora mismo; el CSIC tiene unas edades medias muy, muy, altas, cuando típicamente es en la ciencia y la investigación donde los jóvenes traen ideas nuevas, con más ímpetu, con más impulso. Entonces, está mal en ese sentido. Está mal porque hemos empeorado. Estábamos razonablemente bien, estábamos subiendo y de repente se cortó toda la financiación. También hay que ser conscientes de lo que hay. El cien por cien de los doctores no van a acabar en la academia; eso es imposible, no tiene sentido. Hay que ser conscientes de que hay otras alternativas, carreras alternativas a la academia, que son muy interesantes en las que también se puede hacer investigación... Pero bueno, yo lo veo mal. Yo que estoy a punto de acabar y ahora mismo no hay nada. Yo sé seguro que si quiero seguir en la academia me tengo que ir sí o sí ahora mismo. Las posibilidades de que yo me quede aquí son remotas. Luego, lo de volver... ya se verá. Una de las cosas que a mí me choca mucho es que en muchos contratos que te ofrecen al acabar el doctorado necesitas ya ser doctor, y yo no lo soy todavía. Fuera de España nadie te pide que seas doctor, te piden que cuando empieces seas doctor, y nunca te van a pedir un papel que lo acredite.

- Laura: Aquí todo es pedir papeles, y tienes un año ahí en el limbo cuando acabas porque tienes que esperar que te llegue el papel para pedir el siguiente contrato o beca. Nos fuerzan a estar ahí sin nada un año o un par de años. Cuando he estado de estancia fuera en otro centro de investigación, no hay color, de cómo te tratan, del apoyo que tienes... No te quieres ir, pero cuando te vas te tratan mejor, el suelo es muchísimo mejor que el de aquí... Pese a todo quieres seguir investigando aquí...

 

- ¿Qué edad tenéis?

- Laura: 27 acabo de cumplir.

- Juan: Yo 29.

- Lo dejamos aquí. Muchas gracias y mucha suerte a los dos.

 

Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685