Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 18 de octubre de 2019

Inicio

Iñaki Gabilondo aconseja a los estudiantes de Periodismo que no caigan en el pesimismo

Los días 6 y 7 de febrero, la Facultad de Ciencias de la Información acoge el I Congreso de Periodismo y Comunicación Global, dedicado a la relación entre Periodismo y Poder, y organizado por el Departamento homónimo de la Facultad. El periodista Iñaki Gabilondo impartió una conferencia inaugural en la que exaltó al oficio en el que lleva ya cincuenta años trabajando y reconoció que aunque vivimos en una "sociedad del estupor" con un "mundo periodístico que se desmorona" no hay que dejarse llevar por la desesperación. Sobre todo, porque "el futuro no está escrito y los jóvenes tienen en su mano cambiarlo".

 

Reconoce Iñaki Gabilondo que los humanos "siempre pensamos que el tiempo presente es la pista del futuro, de manera que lo que hay y es lo que habrá, y hacemos extrapolaciones lamentables, dando por supuesto que el futuro está escrito y nos basta cavilar sobre lo que ocurrirá en ese futuro como una realidad inexorable". Frente a eso, él mismo se pregunta si todo va a ser inmovilismo y no se piensa tomar ninguna decisión por el camino para que cambiemos la Historia.

 

La realidad "durísima" a la que se enfrenta la profesión periodística en la actualidad no es un designio fatal que nos acompañará para siempre, porque la Historia está llena de futuros apocalípticos que no se produjeron. "Vosotros transformareis el futuro del periodismo, porque está brotando muchísimo periodismo que no vemos crecer, aunque  a veces nos veamos aprisionados por ese fatalismo que nos cerca", afirmó dirigiéndose a un salón de actos totalmente abarrotado.

 

Algunas voces, de acuerdo con Gabilondo, se alzan para decir que "la intermediación del periodismo ya no tiene sentido". De todos modos, eso ya le ocurría a él mismo cuando trabajaba en CCN+, donde se ofrecían "cosas sin contexto, sin elementos de referencia ni de juicio, que son los aporta el periodismo".

 

Gabilondo asegura que "por fortuna el Wikileaks recuperó el periodismo, y se vio que es más necesario que nunca, aunque no se va a parecer al periodismo que conocemos, así que no nos lo podemos ni imaginar. De hecho, las estructuras del periodismo actual tendrán que convivir con millones de otras que ya andan por ahí y otras que ni siquiera podemos vislumbrar".

 

Juguetería tecnológica y parafarmacia periodística

Asegura el conferenciante que el periodismo oficial ha mandado mensajes como "la idolatría por la juguetería tecnológica", cuando en realidad "no hay que mitificar el hecho de que aprender las herramientas sea lo único importante, más que nada porque lo último de hoy estará muerto dentro de cuatro años". Informa Gabilondo de que los últimos dos años ha viajado por todo el mundo para contactar con científicos que trabajan en la frontera del conocimiento, y le han enseñado avances que van a abrir vías que ocuparán parcelas con una enorme calidad y éxito.

 

Junto a la pasión por lo tecnológico se encuentra lo que Gabilongo ha llamado "la parafarmacia periodística o paraperiodismo", que son los elementos que alivian un poco las cosas, que son miles de iniciativas periodísticas que todas se nombran periodismo, pero no tienen nada que ver las unas con las otras, empeñadas en esa búsqueda de los 'me gusta'.

 

Democracia y periodismo

Recuerda Gabilondo que "hace pocos años Internet era el gran marco de libertad, incuestionado, y de pronto se sabe que ahí libran sus grandes batallas los que quieren controlar los big data, es decir que en Internet están todas las posibilidades, pero también todas las amenazas".

 

Frente a eso, hay que afirmarse en la convicción del periodista, porque "la razón de ser de este oficio, necesario para la sociedad, se puede rastrear en la Declaración de los Derechos Humano, ya que la democracia y el periodismo van juntos en la misma aventura. Hace falta tener la información para poder actuar con criterio".

 

Asegura Gabilondo que morirá creyendo que "este es un oficio con una gran responsabilidad pública, donde no hay que contar lectores o espectadores, hay que regresar a la razón de ser de la actividad, y eso vale lo mismo para el director del New York Times, como para un periódico de barrio".

 

Es cierto que en cada medio los profesionales tendrán un elemento adjetivo, porque "el periodismo parte de un motor intelectual y cada uno tendrá una perspectiva, pero a partir de un respeto absoluto a la realidad que se analiza. Es el viejo axioma de que los datos son sagrados, y las opiniones son libres".

 

Advirtió de que en el camino se van a encontrar con poderes grandes, como el político, y hay que alejarse a una prudente distancia de él, porque "el periodismo de calidad será el que hagáis cuando os preguntéis qué tiene derecho a saber vuestro destinatario". Tiene claro Gabilondo que "la política ya sólo busca el 'me gusta', es una sociedad demoscópica, hipnotizada, que nos aleja de las acciones que tienen penetración verdadera en la sociedad".

 

Pozos de agua potable

El periodismo, de acuerdo con el conferenciante, es un oficio precioso, difícil y casi nunca respetado, porque también es un poder. Gabilondo considera que en el nuevo tiempo en el que la señal informativa se ha volado en mil millones de señales diferentes, "las referencias son imprescindibles, hay que tener en cuenta el valor que tienen los elementos de referencia, porque la sociedad es cada vez más exigente con nuestro origen, hacen falta mejores avales".

 

Explica Gabilondo que "una de las frases más dichas últimamente es la de que la primera cosa que escasea en una inundación es el agua potable. E igualmente ante la tromba de información lo primero que escasea es fundamentalmente eso, la sociedad irá buscando los pozos de solvencia según se vayan acreditando, y esa es la misión de los periodistas, convertirse en pozos de agua potable".

 

Piensa el periodista que "la ética va a dejar de ser un añadido, y pasará a ser un elemento sine qua non para sobrevivir en esta sociedad, y sin esa ética no se podrá hacer un trabajo periodístico".

 

Concluyó su charla Gabilondo recordando que cuando él terminó periodismo quería trabajar en la radio, pero le dijeron que eso iba a ser imposible, así que "no hay que creerse a los agoreros, porque nada de lo que parece estable lo será, puede dejar de serlo dentro de muy poco, y lo que quedará estable son la formación, la preparación, la capacitación, la decencia, el trabajo, el esfuerzo...".

 

Aunque tiene claro que no sabe qué va a pasar en este mundo, sí cree que siempre habrá seres humanos que quieran entender qué ocurre y buscarán referencias en gente que cumpla esos preceptos, así que "no os preguntéis qué va a pasar, preguntaos qué vais a hacer".

Iñaki Gabilondo impartió la conferencia inaugural del I Congreso de Periodismo y Comunicación GlobalEl salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Información se llenó para escuchar a Iñaki GabilondoLa profesora María Luisa Sánchez Calero; el decano de la Facultad de Ciencias de la Información, Jorge Clemente, y el profesor Javier Mayoral en la inauguración del I Congreso de Periodismo y Comunicación GlobalTras la conferencia, numerosos estudiantes quisieron hacerse un selfie con Iñaki Gabilondo
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685