Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Miércoles, 19 de junio de 2019

Inicio

"Queremos tener aprobado en marzo o abril un nuevo Plan Marco de Igualdad de la UCM"

En los próximos días la Unidad de Igualdad de Género va abrir un espacio en la web de la UCM para que toda la comunidad universitaria pueda hacer sus contribuciones al nuevo Plan de Igualdad. Para la delegada del rector para IgualdadMaría Bustelo Ruesta, la participación de la comunidad universitaria es clave. "Estamos empezando con el proceso de formulación del nuevo Plan de Igualdad y queremos que sea un plan en el que la comunidad universitaria participe. Siempre digo que un Plan de Igualdad no es tanto lo que desde la Delegación del Rector nos inventemos o digamos que deba ser, sino lo que realmente la comunidad universitaria quiera. Esto es básico para que sea un plan realmente ajustado al contexto y a nuestra realidad, a las necesidades y demandas de la comunidad universitaria, y que eso haga que la gente se involucre y lo haga suyo, tanto estudiantes, como PDI y PAS".

 

- ¿Cuál es el plan para que la gente participe?

- Se va a poner en los "Destacados" de la web un enlace a una página sobre el Plan, en la que se podrán escribir los comentarios y propuestas que se quieran, de manera que nos lleguen directamente y las podamos tener en cuenta. También vamos a explicar el proceso en un mensaje por email a toda la comunidad universitaria explicando las diferentes maneras de participar. Ya se ha creado una Red de nodos de igualdad de génerouno en cada Facultad. Cada nodo de igualdad de género tiene en este momento una persona que lo coordina, quien ya está trabajando en Red y con el equipo de la Unidad de Igualdad, y que tiene el encargo de movilizar el máximo de personas y recursos en cada Facultad. Esto tiene que ver con la idea de que junto al diagnóstico general que ahora estamos haciendo sobre el estado de la igualdad de género en la UCM, también vamos a ir haciendo diagnósticos en cada Facultad, porque son muy diferentes unas de otras y los problemas que ocurren también son distintos y muchas veces hay darles solución de manera diferenciada. Además de eso, estamos creando un grupo de trabajo para la formulación del plan, en el que va a participar toda la comunidad universitaria: dependiendo de los temas que vayamos a tratar se invitarán a personas que puedan aportar sus experiencias, conocimientos y necesidades tanto del estudiantado, PAS, profesorado, sindicatos, servicios generales, vicerrectorados....  Lo que vamos a hacer es trabajar un plan marco de igualdad que tendrá medidas de carácter transversal, ya que hay medidas generales que deben salir de Rectorado y en las que hay que comprometerse de manera transversal, pero que a su vez va a tener también un catálogo de medidas que se pueden ir ajustando a cada una de las facultades. Por último, también hemos creado un Consejo Asesor de Igualdad, en el que académicas consolidadas en estudios de género en la UCM, en los diferentes campos científicos, como son Cecilia Castaño Collado, Marián Fernández López-Cao, Paloma Fernández Sánchez, Gloria Nielfa Cristóbal, Luisa Posada Kubissa y Asunción Bernárdez Rodal, que además como su directora representa al Instituto de Investigaciones Feministas, nos ayudan a tener una perspectiva global y de cada una de las áreas 

 

- ¿Hay algunos plazos ya marcados para la elaboración e implantación del Plan?

- Nuestra idea es aprobar cuanto antes el Plan Marco, para que ya luego cada Facultad, Vicerrectorado o Servicio lo vaya aplicando según sus necesidades y posibilidades.

 

- ¿Hay fecha?

- La idea es aprobar ese plan marco en marzo o abril para luego seguir desarrollándolo a lo largo de los próximos tres años.

 

- ¿Qué incluirá ese plan marco?

- Lo primero, el diagnóstico general que estamos realizando desde la Unidad de Igualdad, y que se pretende sea continuado a lo largo de la vigencia del Plan, afinándolo en cada Facultad o Servicio. También describirá las estructuras de participación: la red de nodos, el grupo de trabajo del plan y el consejo asesor. También queremos que marque hitos temporales, es decir, cuándo vamos a hacer las cosas. En este sentido el plan contemplará la idea de que haya planes operativos anuales. Y por último, se definirá un catálogo de medidas y actuaciones, para que luego se adapten para ser aplicadas en cada Facultad o Servicio de nuestra universidad.

 

- Este impulso al Plan coincide con la reciente concesión a la UCM, como coordinadora del mismo, de un proyecto europeo, denominado SUPERA, en el que junto a otras universidades, instituciones y empresas se están trabajando medidas para disminuir la brecha de género en universidades y centros de investigación.

- En efecto, estamos aprovechando que hemos conseguido este proyecto europeo, que coordinamos desde la Universidad Complutense. Es un muy buen recurso porque nos ha permitido tener un equipo de gente contratada, que es la que va a apoyar este proceso. Contamos además con un consorcio europeo de alto nivel, en el que excelentes socios de apoyo que nos proporcionan buenas ideas y apoyo metodológico, además de un intercambio muy fructífero. Sin duda, SUPERA está siendo una buena excusa y apoyo para poner en marcha el Plan de Igualdad, pero sin olvidar que este es un proceso que debe ser muy nuestro, es decir, muy Complutense.

 

- ¿Cuáles son los objetivos generales del Plan?

- El Plan va a estar estructurado en cuatro grandes áreas. Las tres primeras son las que cubren los objetivos de igualdad de género del Programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, en el que se enmarca SUPERA. La  primera tiene que ver con conseguir un mayor equilibrio de género entre académicas y académicos. De lo que se trata es de retener talento y de lograr una igualdad real de oportunidades en el desarrollo de la carrera académica. Hay muchos datos que demuestran que la carrera académica de las mujeres es mucho más difícil y está más llena de obstáculos que la de los hombres. Hay varios fenómenos descritos, como el denominado "techo de cristal" para el que contamos con un índice que es medible (basado en la probabilidad estadística de llegar a los puestos más altos), o el fenómeno descrito como "La tubería que gotea", en la que la tubería sería la carrera académica, de la que van cayendo gotas, que son las mujeres que se van perdiendo en el camino. Esto se ve muy bien en el típico gráfico de tijera, que muestra que aunque hay más mujeres estudiando que hombres, e incluso sacando mejores notas a lo largo de la carrera académica primero se juntan (típicamente en doctorado y las épocas post-doctorales) y luego se acaban separando en el sentido contrario. Aunque vamos mejorando, esta mejora es muy lenta, y todavía queda mucho para que catedráticas y catedráticos, tengan la misma producción científica y los mismos reconocimientos. Esto se junta también con una segregación de carácter horizontal, ya que las proporciones son muy diferentes dependiendo de las áreas, aunque la segregación vertical se da prácticamente en todas las áreas.

 

- ¿Cuáles son las otras tres áreas del Plan?

- La segunda es conseguir un mayor equilibrio de género en la toma de decisiones. Se trata no sólo de que en comités, comisiones, etc. haya una mayor representación y equilibrio de género, sino que las propias decisiones tengan en cuenta las desigualdades existentes y se tomen con una perspectiva de género, es decir, teniendo en cuenta como dichas decisiones pueden afectar de manera diferenciada a unos y otras. La tercera área, que como las dos anteriores está en Horizonte 2020, es incorporar la dimensión de género en investigación, en docencia y en gestión. Se trataría de tener en cuenta un análisis de sexo y género, y el punto de vista de las mujeres y las desigualdades, para hacer una investigación, una docencia y una gestión universitaria de mayor calidad. Luego tenemos una cuarta área transversal, que es la de abordar los estereotipos de género, los sesgos inconscientes, y cuestiones de violencia y acoso sexual y sexista. En la UCM ya tenemos un protocolo y una guía, y hemos hecho un estudio detallado, pero esto no quiere decir que no podamos y debamos seguir avanzando.

 

- En varias ocasiones la he escuchado señalar que el objetivo último de cualquier plan de igualdad debe ser transformar la sociedad o en nuestro caso la universidad.

- Eso es. Esa es la filosofía del Plan. El Plan queremos que tenga carácter transformador. Esto es fácil decirlo, pero de hecho los proyectos como el SUPERA se conocen en Europa como proyectos de cambio estructural de género. Lo que quiere decir que se reconoce que la desigualdad de género es una desigualdad de carácter estructural y sistémico y que, por lo tanto, tenemos que dar respuestas también estructurales. Cuando decimos estructural queremos decir que, la mayoría de las veces de forma inconsciente por parte de todos y de todas también, lo que hacemos es seguir reproduciendo y manteniendo las desigualdades en la forma en la que pensamos, en la que hacemos las cosas, en la que nos relacionamos. Es increíble toda la evidencia científica que empieza a salir sobre cómo operan, por ejemplo, los sesgos inconscientes de género. Por eso es tan importante intentar no perder talento, ya que si las mujeres no están llegando en las mismas condiciones, lo que estamos es perdiendo una buena parte del talento que podríamos tener. Se está demostrando que la investigación hecha con perspectiva de género es una investigación de mayor calidad, la docencia hecha con perspectiva de género es una docencia hecha con mayor calidad y si incorporamos una perspectiva de género a la gestión de cómo hacemos las cosas, también haremos mejor las cosas.

 

- ¿Cómo se va a desarrollar el Plan?

- Los principios con los que queremos desarrollar el Plan de Igualdad de la UCM son cuatro: acumulación, innovación, inclusión y sostenibilidad. El Principio de acumulación viene a decir que no vamos a reinventar la rueda. Hay muchísimas ideas, materiales, investigaciones... que se están desarrollando tanto en España como en Europa. Y en esto nos viene muy bien tener el SUPERA, porque nos permite estar al tanto de las cosas que hay. Hay cantidad de universidades europeas poniendo en marcha diferentes medidas dentro de los planes de igualdad. Eso está muy bien porque se pueden detectar muy bien las buenas prácticas. Por ejemplo, el Instituto de Igualdad de Género de la Comisión Europea, que está en Vilna (Lituania), que se llama EIGE (European Institute for Gender Equality), ha desarrollado una herramienta on line para ayudar a las universidades y a los institutos de investigación para hacer planes de igualdad.

Tenemos todo ese cúmulo de saberes que están ahí, pero a su vez, y este es el segundo principio, apostamos por la innovación. Reconocemos que estamos ante un problema que es complejo, llevamos con desigualdades muchos años de nuestra historia y éstas están tremendamente arraigadas, también en la universidad también que es reflejo de la sociedad. Para eso lo que planteamos es trabajar con metodologías de carácter innovador para poder solucionar problemas. Estamos utilizando técnicas que tienen que ver, por ejemplo, con el design thinking o diseño transformador, o con la utilización de Fab Labs para solucionar problemas concretos... Tenemos unas cuantas metodologías ahí a mano para poder formular e implementar el Plan de Igualdad.

 

- Inclusión y sostenibilidad...

- El tercer principio, que es muy importante para nosotros, es el de la inclusión, el de la participación. La manera de tener un plan realmente efectivo es que la gente se lo crea. Que de alguna manera la gente se apropie y sienta como suyo el plan de igualdad. Y eso nos lleva al cuarto principio: la sostenibilidad. Es el gran reto y por eso tenemos que aprovechar muy bien los cuatro años del SUPERA, por eso porque son cuatro años, y cuando se acabe el SUPERA tenemos que haber conseguido que la UCM tenga un Plan de Igualdad y una Unidad de Igualdad de Género reforzada y una manera de continuar este trabajo  sin necesidad de proyectos europeos detrás. Esto es importante para todos los proyectos que pretenden generar un cambio. Lo importante no es sólo generar pequeños cambios en un momento dado, sino que esos cambios sean sostenibles. Ese es el gran reto.

 

María Bustelo, delegada del rector para la Unidad de IgualdadMaría Bustelo, el pasado mes de noviembre durante la presentación de SUPERAEl Plan quiere contar con la participación de toda la comunidad universitariaManifestación del pasado 8 de marzo en la UCM
Bookmark and Share

Comentarios - 1

Libertad

1
Libertad - 29-01-2019 - 15:52:52h

Quizás dentro de ese Plan y con el fin de lograr una conciliación real y efectiva, que supere la palabrería, la UCM, debería contar con un servicio de Escuela Infantil, por ejemplo, qué sorprendentemente, en pleno s.XXI, y en una universidad de estas características, no existe. Sería un pasito, pero una gran ayuda para las mujeres profesoras que no lo sólo queremos desarrollarnos profesionalmente, sino también, personalmente. Un saludoNcKG


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685