Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 18 de octubre de 2019

Inicio

Diecisiete promociones de éxito en la Universidad para Mayores

El paraninfo de San Bernardo ha acogido el acto de clausura del curso 2018-2019 de la Universidad para Mayores de la UCM. En el acto se entregaron las becas y diplomas a los estudiantes de esta XVII promoción y se escucharon las palabras de Araceli González Ruiz, en representación de los estudiantes de cuarto curso, quien comparó esta iniciativa, que nació hace ya veinte años, con la de La Barraca de García Lorca, cuando "la Complutense lanzó una piedra al lago, y su onda expansiva ha llegado hasta aquí". Marcos Roca, director académico de la Universidad para Mayores, recordó que precisamente en ese paraninfo La Barraca representó en los años treinta del pasado siglo el auto sacramental La vida es sueño, de Calderón de la Barca, y "es emocionante imaginarlo, pero seguro que también lo será volver a recordar la voz de Federico y otros poetas en una voz maestra, la de Amancio Prada" quien se encargó de ofrecer un pequeño concierto como cierre del acto de clausura.

Araceli González Ruiz ha asegurado que esta escuela les ha impregnado a todos de tal manera que está hasta en sus "hijos, amigos y entorno, y que germina y brota cada año". Afirma además que para los que han celebrado hoy su graduación está todavía muy cerca el día en el que empezaron su primer día de clase escuchando al director Marcos Roca recitando precisamente a García Lorca.

 

Opina González Ruiz que también hay un cierto aire quijotesco en esta Universidad, porque al igual que el protagonista cervantino se salió de los caminos trillados, esta iniciativa permite reintegrar a las personas mayores en la sociedad. Esta iniciativa convierte a los estudiantes en "Quijotes en busca de sueños, con un Sancho que son los profesores y tutores".

 

"Ha sido un suspiro de cuatro años", reconoció la estudiante, quien apostilló que "cambiar el mundo no es ni utopía ni una locura, es justicia" y espera que esta "Universidad para Mayores cambie el mundo" al igual que les ha cambiado a todos y a cada uno de ellos.

 

Marcos Roca repasó la historia de la Universidad para Mayores, viajando hasta la primera promoción de 1999, en la que se matricularon unos cien alumnos, en lo que fue "una chispa que continúa viva, vigorosa, veinte años después". Considera el director que la universidad tiene que ser inclusiva, posibilitando el ejercicio continuo de todos nosotros a seguir aprendiendo y creciendo como personas.

 

Durante este tiempo han pasado ya casi 3.000 estudiantes por esta Universidad para Mayores, aunque Roca informa de que no se han conformado con crecer a lo largo, sino que también lo han hecho a lo ancho y lo alto de la vida, proporcionando una educación integral, una formación abierta que ha procurado proyectarse en el resto de la comunidad universitaria, por ejemplo con el programa intergeneracional, con más de 300 seminarios y actividades, que se ha abierto a los jóvenes estudiantes y a los erasmus.

 

También se ha apostado por una formación que priorice la participación social, la transmisión del conocimiento, porque las universidades para mayores deben incidir en la sociedad en la que se integran. Desde hace cuatro años existe la Red Solidaria Intergeneracional, una ONG que lleva a cabo diariamente su labor con niños y niñas con dificultad de aprendizaje y migrantes con dificultad en el aprendizaje del español en el distrito de Villaverde.

 

En esta andadura ha habido de todo y todavía queda mucho por aprender, pero como decía Machado "sólo recuerdo la emoción de las cosas y olvido todo lo demás". El camino, de acuerdo con Roca, ha estado siempre plagado por personas excepcionales y de momentos inolvidables, y su historia se ha ido modelando por el efecto que han tenido sobre ellos esas personas.

 

Isabel Sánchez Pérez, decana de la Facultad de Óptica y Optometría, considera que en un entorno como este se nota la magia de todos los actos anteriores, así como toda la energía de estos estudiantes que "seguro que han disfrutado muchísimo, porque no se trata de que tienen que acabar una carrera, sino que lo han elegido para seguir formándose, tener camaradería, por el placer de aprender, de tener interactividad, así que seguro que ha sido mucho más satisfactorio que para los que simplemente estudian para aprobar".

 

Añade que en esas becas el escudo complutense va en el lado del corazón, y confía en que desde hoy llevarán ahí precisamente, y para siempre a nuestra Universidad.

 

Begoña García Greciano, decana de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, reconoce que se ha emocionado con las palabras de Araceli García Ruiz, y quiso dar las gracias a todos los estudiantes de la Universidad para Mayores, "por su esfuerzo, ya que nadie les ha regalado nada, han tenido que trabajar; por su valor, ya que el ser capaces de matricularse en una universidad y concluir los estudios es un acto de valentía, y también por su alegría y por emocionarse".

 

Recordó que su Facultad cumple 75 años y que la primera clase comenzó en 1944 en este paraninfo, así que "por aquí han pasado muchísimos alumnos, de muchísimas áreas de conocimiento".

 

Miguel Luque Talaván, decano de la Facultad de Geografía e Historia, dio la enhorabuena a todo el equipo responsable y a los estudiantes por "hacer realidad un sueño con constancia e ilusión diaria". Cree el decano que la Universidad para Mayores cumple muchos objetivos de la propia universidad, como su dimensión social, "proporcionando conocimientos, experiencias y nuevas oportunidades". Incidió Luque Talaván en la idea de que "el complutense siempre es complutense, esté donde esté" así que deseó que los estudiantes "lleven siempre con orgullo el emblema que hoy se les ha impuesto y que simboliza la vinculación ya para siempre con esta Universidad".

 

Isabel María García Fernández se estrenó como vicerrectora de Cultura, Deportes y Extensión Universitaria, con este acto "tan emotivo", tanto por el evento, como por el lugar y por las personas, porque "como sabemos, la Universidad la hacen las personas, aunque también ayuda estar en un contexto donde todo se hace tan agradable". Reconoció que es un orgullo para la UCM "tener alumnos tan entregados, tan ilusionados y tan alegres", y les pidió que no nos olviden y vuelvan a visitarnos siempre que puedan y lo deseen.

 

El acto concluyó con un recital de poemas, en el que Amancio Prada, acompañado con una guitarra, ofreció "un ramillete de canciones" para sumarse a la alegría de "profesores, amigos y familiares".

El paraninfo de San Bernardo ha acogido la clausura del curso 2018-2019 de la Universidad para MayoresEn el acto se entregaron las becas y diplomas a los estudiantes de esta XVII promoción de la Universidad para MayoresAraceli González Ruiz habló en nombre de todos los estudiantes de su promociónIsabel María García Fernández se estrenó como vicerrectora de Cultura, Deportes y Extensión Universitaria, con este actoMarcos Roca, director académico de la Universidad para MayoresPor la Universidad para Mayores de la UCM han pasado ya cerca de 3.000 estudiantesIsabel Sánchez Pérez, decana de la Facultad de Óptica y OptometríaBegoña García Greciano, decana de la Facultad de Ciencias Económicas y EmpresarialesMiguel Luque Talaván, decano de la Facultad de Geografía e HistoriaLa decana de la Facultad de Óptica y Optometría impone la beca a una de las estudiantes graduadas en la Universidad para MayoresEl acto acabó con un concierto de Amancio Prada
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685