Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 21 de agosto de 2018

Inicio

Investigadores complutenses aplican la computación cloud a la exploración de Marte

Texto: Jaime Fernández, - 23 FEB 2011 a las 14:05 CET

El profesor José Luis Vázquez-Poletti participa en el proyecto MEIGA MetNet que instalará estaciones meteorológicas en el planeta rojo para así conocer mejor sus condiciones ambientales y facilitar, entre otras cosas, los futuribles vuelos tripulados.

¿Cómo se puede aplicar la computación cloud a la exploración de Marte? Y, yendo un poco más allá, ¿qué es ese tipo de computación? José Luis Vázquez-Poletti, profesor de la Facultad de Informática, explica que el nombre es realmente apropiado, porque es similar a una nube, ya que no se ve lo que hay detrás. Gracias a este tipo de computación se puede trabajar con máquinas potentes y con todo tipo de software sin necesidad de tener adquirido instrumental caro. Desde prácticamente cualquier ordenador se puede arrancar una máquina virtual con un sistema operativo propio y se puede tener, por ejemplo, un centro de datos a un precio muy asequible. Por poner sólo un ejemplo práctico, para poder controlar un proyecto como el de MEIGA MetNet haría falta comprar un servidor que cuesta algo más de 181.000 dólares. Sin embargo, si se opta por utilizar un cloud público el coste es de 7,5 dólares a la hora. Teniendo en cuenta que sólo se va a utilizar un número limitado de horas el ahorro es evidente.

Vázquez-Poletti es miembro del grupo de investigación de la UCM DSA-research.org, que dirige Ignacio Llorente. Los dos explican que existen varios tipos de infraestructuras de computación cloud. Existe una opción privada, en la que el usuario paga todo el servicio; la pública, en la que sólo se paga por el uso; y una híbrida que necesita algún de gestor de infraestructuras virtuales. Este grupo de la UCM ha desarrollado uno de esos gestores, denominado OpenNebula, que se utiliza en lugares de investigación tan puntera como el CERN (los responsables del famoso colisionador de hadrones). De todos modos, informan de que para el proyecto MEIGA MetNet han optado por utilizar un cloud público, en concreto los servicios de Amazon, que cobra por horas de uso.

Antes que la NASA

Este tipo de clouds públicos dan servicio como el almacenamiento de datos y son muy utilizados, por ejemplo, por los blogueros. El hecho de que se ahorre mucho dinero en infraestructuras ha hecho que incluso la NASA los utilice. La agencia americana lo ha empezado usar para su proyecto ATHLETE, un robot con aspecto arácnido que podría servir como vehículo para explorar otros planetas. El robot estaría dotado con inteligencia propia y la computación que se necesitaría para poder utilizarlo sería enorme y costosa, de ahí que hayan optado por el cloud, y también el de Amazon.

Vázquez-Poletti informa de todos modos, de que la NASA no fueron los primeros que pensaron en el potencial de este tipo de computación para la exploración marciana, sino que ese es un mérito que se puede otorgar al proyecto MetNet que comenzó a utilizarlo unos meses antes.

La importancia de Fobos

El objetivo del proyecto es colocar dieciséis estaciones meteorológicas en la superficie de Marte para conocer exactamente las condiciones de las zonas en la que se prevé que amartizen naves y humanos. Vázquez-Poletti asegura que el área exacta en la que se posan, de momento, las sondas, no se conoce hasta un par de horas antes de que ocurra. El objetivo de la misión es conocer con la mayor precisión posible las condiciones meteorológicas de la zona para evitar problemas.

Uno de los grandes interrogantes es la influencia que ejerce sobre Marte, su luna, Fobos. Está tan solo a 6.000 kilómetros de la superficie marciana (frente a los casi 400.000 a los que está la Luna de la Tierra) y pasa tres veces al día marciano (que dura unas 25 horas). Es muy importante conocer, por ejemplo, cómo pueden afectar los eclipses de Fobos a las comunicaciones e incluso saber si los datos que se obtienen están modificados por el paso de la Luna.

Los responsables de la Facultad de Matemáticas de la UCM implicados en el proyecto han desarrollado un modelo de trazado de Fobos que se usará para elaborar un análisis exhaustivo del mayor área posible. Gracias a la computación cloud, esos datos se podrán enviar a la sonda para intentar que el amartizaje sea lo más exitoso posible.

Los cálculos para obtener esos datos, hasta ahora, necesitaban como mínimo de 11 días. Gracias al cloud de Amazon se pueden ejecutar los datos en poco menos de una hora, y como ya se ha comentado con anterioridad, a precios muy competitivos.

MEIGA MetNet es la primera misión a Marte con bandera española, es decir, con participación científica y desarrollo propio. La parte científica está liderada por Luis Vázquez, profesor de Informática.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685