Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Viernes, 17 de agosto de 2018

Inicio

Crítica de cine. Pan negro, de Agustí Villaronga

Texto: Jaime Fernández, - 23 FEB 2011 a las 14:18 CET

Año 1944. La vida en un pueblo catalán está constreñida entre una familia de caciques, los dirigentes falangistas, los perdedores republicanos y un antiguo secreto que impregna a todos los habitantes.

Agustí Villaronga adapta la novela de Emili Teixidor (que no he leído) para dirigir la película que ha arrasado en los Goya. En la ceremonia Buenafuente hizo un comentario que parecía una broma, pero que realmente no lo era, algo así como "le están dando tantos premios a esta película que parece buena, al final voy a tener que ir a verla". Y es que realmente antes de que le cayeran casi todos los premios de la Academia española el público había pasado de la película totalmente. (Al cierre de esta edición, el Ministerio de Cultura dice que la han visto 142.647 espectadores, lo que tampoco es para tirar cohetes). No sé cómo será la novela de Teixidor, pero lo que es evidente es que en el guión de Villaronga lo que más chirría son las relaciones humanas. Me cuesta mucho creer las relaciones que existen entre niños y niñas en los años cuarenta del pasado siglo en un pueblo catalán; me parece bastante difícil de asimilar que a los niños de esa época se les pregunte en las familias y en los colegios para que ellos tomen las decisiones; me suena a chino que un republicano buscado se enfrente abiertamente con un jefe de policía falangista... En definitiva, hay muchos aspectos que parecen más bien trasplantados de 2011 que reales en los años de posguerra.

En cuanto a la dirección hay que reconocer que es bastante correcta y aunque Villaronga no sea Orson Welles (como pretenden algunos críticos a raíz del éxito) sí que sabe cómo sacar adelante una historia que podría ser un auténtico aburrimiento. La escena inicial es realmente buena y también tiene otras en las que se le nota un buen oficio. Desde luego hay que reconocer que ha mejorado mucho desde que rodó aquella película mediocre de terror sobre una emisora de radio estilo Íker Jiménez, titulada 99.9.

Uno de los grandes aciertos del filme, quizás el mejor, es la elección del reparto. Nora Navas borda su papel de madre que tiene que aguantar las broncas de su marido, el desprecio de la autoridad y el odio de su propio hijo. También están geniales Sergi López (como siempre) y los niños Francesc Colomer y Marina Comas, aunque esta última en un alarde de sinceridad reconoció que le parecía mal llevarse el premio habiendo gente que se ha preparado para ser actriz mientras que ella (y su compañero Francesc) sólo han hecho este papel y quizás no vuelvan a hacer ningún otro. Parece un poco exagerado el Goya a Laia Marull, que sólo sale en tres escenas.

Los premios bien parecen un castigo a Iciar Bollaín y Álex de la Iglesia, por sus conflictos antes de la entrega de los Goya. Sinceramente creo que También la lluvia se merecía algunos galardones más.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685