Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 21 de octubre de 2018

Inicio

La ONG Solidarios y la UCM renuevan su convenio de colaboración

La Universidad Complutense y la ONG Solidarios han renovado por un periodo de cinco años el convenio de colaboración que mantienen desde 1993. Solidarios -nacida hace 30 años en las aulas de la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM- y la UCM buscan continuar fomentando el voluntariado social entre los estudiantes complutenses, como lo vienen haciendo en estas últimas décadas años con programas, según destaca el convenio, como "Convive", de convivencia intergeneracional entre jóvenes estudiantes y personas mayores, o a través de la participación de la comunidad universitaria -incluyendo a personal docente e investigador y de administración y servicio-- en las actividades socioculturales que se llevan a cabo en centros penitenciarios. La renovación del convenio fue firmada por la vicerrectora de Relaciones Institucionales, Isabel Fernández Torres, y por el presidente de Solidarios, Cristóbal Sánchez Blesa.

 

Además de asegurar la continuidad de los citados programas de convivencia intergeneracional y de actividades socioculturales en centros penitenciarios, en el convenio se incluye la relación entre Solidarios con la Unidad de Diversidad y Medioambiente de la UCM, así como la colaboración con departamentos de la universidad para fomentar la sensibilización social y la promoción del voluntariado. La UCM se compromete a mantener una sede física para Solidarios, que en la actualidad se encuentra en la calle Donoso Cortés, 65. "La Universidad Complutense ha sabido valorar el voluntariado como una competencia más de los estudiantes, una competencia humana, una habilidad para formar no sólo profesionales sino personas maduras y pegadas a la realidad", afirmó el presidente de Solidarios, Cristóbal Sánchez Blesa, tras la renovación de este convenio.

 

De una visita a la cárcel

Sánchez Blesa era en 1987 uno de los diez estudiantes de Periodismo que se animaron acompañar a su profesor José Carlos García Fajardo a la cárcel de Segovia. La visita solo era para charlar con los presos, saber de ellos, de sus planes de futuro, para animarles... Estos diez alumnos se lo contaron a otros y estos a otros, y así nació el Seminario Solidaridad. Después de las clases, los estudiantes se citaban en un aula con el profesor Fajardo para hablar; al principio solo era eso, hablar, pero pronto comenzaron a actuar. A las visitas a las cárceles, se sumaron desplazamientos al centro de enfermos psíquicos Don Orione; poco después organizaron una campaña de donación de plaquetas para enfermos del Hospital Puerta de HIerro de Madrid... En agosto de 1988 unos cuantos partieron hacia Colombia para realizar labores de voluntariado.

 

En sus 30 años de vida han pasado por Solidarios miles de universitarios. Algunos han participado en programas internacionales, como los llevados a cabo en Colombia, en Nicaragua, en Paraguay, en Costa de Marfil o en más de veinte países del África subsahariana. Pero la mayoría, porque esa ha sido una de las grandes señas de identidad de Solidarios, ni siquiera han tenido que salir de Madrid. Unos han compartido casa con personas mayores para ayudarles en su soledad, otros han traído en sus coches o acompañado en el autobús o en el metro a estudiantes con discapacidad en su viaje diario a la universidad, otros se han encargado de facilitar sus apuntes a esos mismos compañeros, los ha habido que durante dos décadas se han organizado para "patrullar" Madrid y dar algo de comer y, sobre todo, alguien con quien hablar a las cientos de personas que viven y duermen en las calles de la capital.

 

El profesor Fajardo

Hace 20 años, Gaceta Complutense, el antecedente de esta Tribuna, preguntaba al profesor García Fajardo los motivos que le llevaron a levantar Solidarios. "¿Qué por qué me metí en esto? -se repitió a sí mismo la pregunta- Porque yo explico Historia del Pensamiento Económico, Político y Social, explico el socialismo real, el desastre del capitalismo salvaje, la situación de que hay 29 países del Norte ricos y 160 pobres... Y yo no podía colaborar con esa injusticia. Además de protestar y quejarme, decidí hacer algo", concluyó su respuesta.

 

Han pasado 20 años más, y el profesor Fajardo ya hace bastante tiempo que dio el relevo en la presidencia de Solidarios a su alumno Cristóbal. Hace poco la vida le dio un susto, pero no pudo con él.  Ya no va cada día a su querida Cantarranas ni puede seguir dando caña a la compostera. Los días los pasa en su casa, pero como no es persona de estarse quieta, y menos intelectualmente, ha creado un grupo de google en el que ha incluido a 400 contactos, la mayoría con pasado o presente en Solidarios. Al grupo le ha llamado RDM, Robadores de Momentos. Allí, una o dos veces al día, sigue lanzando sus reflexiones. Normalmente se inspira en libros que relee, aunque la actualidad, la injusticia que ahí sigue, le obliga a protestar, a quejarse, a seguir haciendo algo. Su gran obra, Solidarios, Solidarios para el Desarrollo como se denominó hace 30 años, sigue viva y haciendo más que algo, mucho, y como siempre de la mano de su Universidad, la Complutense. “Seguimos”, le gusta despedirse al profesor.

 

La vicerrectora de Relaciones Institucionales, Isabel Fernández, y el presidente de Solidarios, Cristóbal Sánchez BlesaEl programa Convive une estudiantes con personas mayoresLas actividades socioculturales en centro penitenciarios son seña de identidad de SolidariosCualquier persona que quiera ayudar tiene sitio en SolidariosEn Segovia, con participantes en un programa de salud mental
Bookmark and Share

Comentarios - 1

José Carlos García Fajardo

1
José Carlos García Fajardo - 15-07-2018 - 14:15:57h

Me ha emocionado y gustado su redacción periodística, y el afecto con el que ha sido escrita. Y como nosotros decimos... seguimos. Cada uno desde su situación personal y compartiendo saberes por los medios a su alcance. El tiempo, para nosotros, no existe... lo vamos haciendo.
Me ha alegrado mucho y a mi mujer también, que sigue como desde el principio sosteniéndonos, lo que no ha sido ni sigue siendo fácil. Un brindis por ella y por Alfonso, nuestro hijo, que sigue siendo un ejemplo de humanidad y de eficiencia. Y otro para Cristóbal que me sigue desde sus 18 años..¡qué paciencia conmigo! pero, a veces, me sosiego pensando que si no hubiera sido por mi carácter, impaciencia y entrega no sé si hoy seguiría aquí, con el arado en las ya viejas manos y ¿por qué no decirlo? con la paciencia de aguantarme a mí mismo, tal como soy y he sido... xq nadie me pidió permiso para nacer así y por ello no temo a lo que haya de suceder al consumir mis días. Un abrazo fuerte a todos y seguirémos


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685