Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 16 de agosto de 2018

Inicio

Profesora excelente y campeona de España de baile con dos placas de titanio en la espalda

Ana García Moreno es profesora del Departamento de Biodiversidad, Ecología y Evolución de la Facultad de Ciencias Biológicas. Desde hace muchos años participa en proyectos de innovación docente, fue de las primeras en desarrollar sus asignaturas en Campus Virtual, en atreverse a buscar nuevas formas de enseñar... Desde los comienzos de Docentia siempre ha estado entre los profesores mejor valorados por sus alumnos. También investiga, firma artículos, escribe libros... Esta vez, sin embargo, Ana García Moreno no es noticia por su labor en las aulas, en los laboratorios o con los ordenadores. Esta vez lo es por proclamarse campeona de España de danza coreográfica en la modalidad senior con el grupo "Lady in red" del Club Mambo Swing. La profesora complutense lo ha conseguido tras tres operaciones de espalda y cuello en un espacio de tiempo de año y medio, que la han dejado dos placas de titanio con 10 tornillos que recorren desde la vértebra dorsal 2 hasta la pelvis.

 

La de la profesora García Moreno es una historia de constante superación o, como prefiere decir ella, de "generar caminos que, a veces, no han sido sencillos de recorrer". Lo de bailar la viene de cuando era pequeña. "Siempre estaba bailando delante de un espejo", recuerda. A los 8 años, sin embargo, la diagnosticaron escoliosis y aunque ya la dijeron que de mayor la iba a dar problemas, lo cierto es que "nunca he hecho caso a la espalda". Cuenta que sus primeras clases las recibió hace ya unos 25 años, "con una bailarina del ballet de Giorgio Aresu", pero las clases de biología, después el doctorado y enseguida sus labores docentes, la obligaron a dejarlo de lado. 

 

Caída salvadora

Tiempo después se apuntó a aprender a montar a caballo. Todo iba bien, pero un día el caballo se cayó y la profesora García Moreno se fracturó un brazo. El traumatólogo que la atendió se fijó en su espalda, la hizo unas pruebas y la dijo: "Ana, esta caída te ha salvado. Como sigas montando a caballo puedes quedar tetrapléjica". Lo dejó, por supuesto, pero.... volvió a dar clases de baile. " Me dije: si bailas en pareja, además de estar más cerca del suelo, siempre te queda la esperanza de que el compañero te sostenga". Comenzó con bailes de salón en la escuela deportiva de la UCM y después dio el salto al Club Mambo Swing.

 

Tres operaciones en año y medio

Y llegaron las operaciones de espalda. "Me han operado tres veces de la columna. Mi temor siempre ha sido que el médico me dijera que dejase de bailar, pero el médico me dijo: no puedes saltar, no puedes coger peso, pero si tú eres capaz de controlar qué es lo que haces y te cuidas, baila". No ha sido fácil. La primera operación, hace 5 años, no salió bien. "A los 8 meses se derrumbaron las vértebras de arriba y de abajo y tuvieron que volverme a operar. Me unieron desde la lumbar 2 hasta abajo. Y a los 8 meses se derrumbó una vértebra del cuello. Ya me habían operado hace 10 años del cuello por primera vez y volvieron que tener que operarme. Pasé por 3 operaciones en un año y medio. Cuando te operan de lumbares tienes una raja en la espalda, muy poca movilidad y apenas te puedes erguir. La recuperación es caminar. Primero una vueltecita por el hospital y a la cama. Luego, cuando volví a casa el reto era llegar a la esquina de mi calle, donde está el Mercadona, y claro, volver. Cada día iba aumentando el trayecto. Cuando ya iba mejor, a los 8 meses llegó la segunda operación, y a volver a empezar..."

 

Bailar es su terapia

Pero lo superó y, por supuesto, volvió a bailar. "A los 45 días después de la última operación ya estaba bailando. Hasta el médico vio que me servía de terapia". Por supuesto, a la profesora García Moreno no la bastaba con poder bailar, sino que quería -y sigue queriendo- bailar cada vez mejor. El pasado año dio con la modalidad perfecta para ella. ". El problema es que yo no tengo una pareja de baile y me dijeron que había una clase que era de baile coreográfico, solo para chicas. ¡Esa es mi clase!, me dije". Había una condición: el grupo de danza coreográfica es de competición. "Vale, pues competiré", se dijo la profesora García Moreno. Y vaya si ha competido. En este año, "Lady in red" se ha impuesto en todos los concursos territoriales en los que ha participado hasta llegar al Campeonato de España que se celebró en Orense el 22 y 23 de junio. Y, cómo no, ganó

 

- ¿Es de las cosas que más ilusión le ha hecho en su vida?

- A ver... Mi vida es compleja. Yo siempre he sido muy dinámica. Yo no me fijo tanto en cuáles son las cosas importantes que he ganado en mi vida, sino que en mi vida vayan pasando cosas. Yo creo que lo importante no es lo que logras, sino el camino. Para mí, cada parte del camino ha sido un punto de inflexión en ese momento concreto de mi vida, y en ese momento es lo más importante. Recuerdo, por ejemplo, cuando escribí mi primer libro sobre las serpientes de Colombia, que me publicaron en Italia. Caundo lo vi, recuerdo la sensación... No tenía aún 30 años y me parecía algo insuperable. Luego, por ejemplo, un año fui la mejor evaluada de toda la Complutense en Docentia, y aquello para mí fue... Pero yo he aprendido en la vida que los logros son como un flash, como fuegos artificiales que en un momento te hacen sentir en la gloria, pero como fuego artificial que son, luego se apagan y no existe nada. Yo vivo en la búsqueda del siguiente fuego artificial.

 

- Y lo vive con gran intensidad, por lo que veo.

- Para mí lo importante es generar el camino, la vivencia que te lleva, y si luego encima hay fuego artificial, ya es morirte. Realmente yo considero que en lugar de tener un triunfo, lo que necesito es tener la sensación de que me muevo para buscar cada día una versión mejor de mí misma. Que me da igual que sea porque he logrado algo académicamente, porque he logrado algo desde el punto de vista personal, deportivo... Es decir, yo tengo una capacidad, la quiero desarrollar y, sobre todo, sentir que se siente desarrollando esa capacidad. ¿Qué se siente cuando bailas? ¿Y qué se siente cuando bailas mejor que antes?  Siempre me estoy apuntando a cursos, de fotografía, de cerámica... Es ir buscando mejores versiones de mí misma. Esa teoría que había por ahí del aprendizaje a lo largo de toda la vida, es cierta. A partir de ciertas edades no avanzas tanto, pero sí avanzas. Por ejemplo, en el baile ejercitamos la memoria muscular, que retiene en la memoria los elementos que tienes que repetir. Nunca utilizamos esa capacidad. A mi edad obligar al cerebro que use esa función que nunca había desarrollado es algo magnífico. Me ayuda a mantenerme, a rejuvenecer el cerebro, a luchar contra una posible demencia, a mantener el espíritu con esa ilusión de mejorar.

 

-¿Ya tienes pensado lo próximo?

Ahora me voy apuntar a un curso de piloto de drones. Quiero sacarme el título de piloto de drones porque quiero hacer proyectos de innovación educativa basados en imágenes de drones. También el año que viene voy a empezar a estudiar los seis grados de profesor de baile. Me da igual lo que tarde. Voy a empezar con el primer grado, con las niñas pequeñas. Sigue siendo un reto personal, quiero aprender, ser mejor, estar en activo, poder profundizar en las cosas que amo. Cada vez que te metes en un mundo descubres un universo entero. No quiero dar clases, sino profundizar en la parte técnica de lo que es el baile y conocer más.

 

Con su grupo, Lady in red, en el campeonato de España de danza coreográficaEl baile es para Ana García Moreno su mejor terapia y su más apasionado retoLa profesora García Moreno en el campeonato celebrado OrenseDurante una clase en la Facultad de Ciencias BiológicasRecogiendo su diploma a la excelencia docente en junio de 2016
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información - Sugerencias]
ISSN: 1697-5685