Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Lunes, 22 de octubre de 2018

Inicio

La presidenta de WILPF, Joy Ada Onyesoh, pide en Trabajo Social que se escuche la voz de las mujeres en los conflictos armados

La presidenta de la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad (WILPF, en sus siglas inglesas), Joy Ada Onyesoh, ha defendido la necesidad de escuchar la voz de las mujeres para la resolución de los conflictos armados, tanto a nivel local, la de quienes viven en los lugares donde se producen las guerras, como global, haciendo que esas voces femeninas locales sean escuchadas en los grandes foros de decisión. Onyesoh, quien pronunció una conferencia en la Facultad de Trabajo Social el jueves 20 de septiembre, destacó que WILPF -asociación creada en 1915 en plena I Guerra Mundial y en estos momentos la más antigua que trabaja para alcanzar la paz en el mundo- es la única que canaliza de forma adecuada esta necesidad, escuchando y dando voz a las mujeres, muchas de ellas de los más remotos lugares de África, continente en el que en estos momentos hay decenas de conflictos armados, y logrando que estas sean escuchadas en foros de ámbito global como la Organización de Naciones Unidas.

 

Joy Ada Onyesoh estuvo acompañada en su intervención por la presidenta de WILPF España, Carmen Magallón, y por la delegada del rector para la Igualdad de Género, María Bustelo, cuya Unidad organizó esta conferencia junto al Instituto de Investigaciones Feministas, que dirige Asunción Bernárdez. La decana de la Facultad de Trabajo Social, Aurora Castillo, ejerció de anfitriona del acto. Onyesoh, según explicó Carmen Magallón es desde el pasado mes de agosto la primera mujer africana que preside WILPF en sus 103 años de historia. Su elección no solo significó un reconocimiento a su labor al frente de WILPF Nigeria, sino ante todo a la importancia que tiene el movimiento en el continente africano, en el que hace apenas 7 años solo existían dos secciones de la Liga, en Nigeria y República Democrática del Congo, y hoy ya hay 16 de las 42 que tiene abiertas WILPF en el mundo. Para María Bustelo, el ejemplo tanto de WILPF como el de su presidenta deben servir de fuente de "inspiración para conseguir que se reconozca el papel de las mujeres en todos los aspectos de la vida".

 

WILPF -sobre cuya historia la Universidad Complutense ha acogido una exposición hace escasos meses- trabaja en la actualidad, según resumió su presidenta, en cuatro grandes programas. El primero se titula "Paz para las mujeres" y pone el foco en el cumplimiento de la agenda de seguridad de las mujeres establecida por la ONU. El segundo programa busca promover la reflexión crítica sobre la creciente militarización y la necesidad del desarme. El tercero gira sobre las respuestas ante las crisis, es decir qué hay que hacer de manera inmediata en los lugares en los que se están produciendo conflictos armados. Mientras que el cuarto, y que según destacó Onyesoh es necesario cada vez subrayar más, es el del fomento del diálogo entre mujeres y hombres, en los que estos no solo escuchen las voces femeninas sino que hagan parte de ellas.

 

Joy Ada Onyesoh explicó que una de sus prioridades ha sido ya desde que asumiera la dirección de WILPF Nigeria en 2011, dar voz a la mujer africana. Según destacó, en el continente donde más conflictos se producen no valen los análisis o recetas generales, sino que es necesario conocer cada caso concreto. "Nada tiene que ver lo que pasa en Nigeria, con lo que pasa en Camerún o con lo que sucede en Congo. Somos un continente de 54 países con diferentes contextos y realidades. Es un error creer que con haber visitado un lugar de África ya se conoce cómo es África", aseguró.

 

La búsqueda, por tanto, del reconocimiento de la importancia de escuchar las voces locales es, por tanto, una las tareas en la que se va a centrar WILPF bajo el mandato de Onyesoh, ya que de acuerdo con ella "sólo mirando las comunidades locales se puede alcanzar la paz sostenible". Para alcanzar este objetivo es necesario también que esas voces locales se escuchen en todo el planeta y en concreto en los lugares en los que se toman las decisiones. La propia elección de Onyesoh como representante máxima de WILPF es, sin duda, un paso relevante en esa estrategia.

 

La nueva presidenta de esta Liga de Mujeres nacida en una reunión en Ginebra a la que asistieron en 1915, en plena I Guerra Mundial, un total de 1.136 mujeres, quiso concluir su intervención invitando a los hombres a participar en WILPF. Lo hizo con una metáfora: "Los pájaros vuelan por el cielo porque tienen dos alas; con una sola no podrían volar. WILPF quiere que hombres y mujeres vuelen juntos en busca de la paz sostenible en el mundo".

 

Joy Ada Onyesoh, durante su intervención, junto a la decana Aurora Castillo, la traductora Libertad González y la delegada del rector para la Igualdad, María BusteloJoy Ada Onyesoh preside desde agosto WILPFCarmen Magallón, presidenta de WILPF-España, y la decana de Trabajo Social, Aurora CastilloMaría Bustelo recalcó la necesidad de destacar el trabajo de las mujeres en todos los camposOnyesoh charla con Carmen Magallón, Libertad González y la director del Instituto Complutense de Investigaciones Feministas, Asunción BernárdezEl salón de grados de Trabajo Social se llenó para escuchar a Joy Ada Onyesoh
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685