Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Martes, 18 de diciembre de 2018

Inicio

Trabajo Social, primera Facultad con señalización podotáctil

La Facultad de Trabajo Social se ha convertido en el primer centro de la UCM en instalar señalización podotáctil, que ayuda a los estudiantes con discapacidad visual ubicarse y guiarse por el edificio. La señalización se ha instalado a comienzos de este mes de noviembre y, por ahora, señala el camino hacia los ascensores, el inicio de las escaleras y las puertas de los ascensores en cada una de las tres plantas. Próximamente, junto a la puerta principal de la Facultad se instalará un mapa en braille para que las personas con discapacidad visual puedan conocer cómo es el centro. "Lo siguiente -señala la decana, Aurora Castillo Charfolet- será la señalización auditiva en los ascensores, que indique si sube o baja y la planta en la que está. Por ahora, no hemos podido financiar más cosas, como sería toda la cartelería de la Facultad en Braille, pero la idea es ir haciendo más".

 

Como explica la decana, la idea de esta nueva señalización surge hace dos años de un grupo de estudiantes de la asignatura Metodología de Trabajo Social con Grupos. La profesora encarga realizar proyectos "que beneficien a la Facultad". "Uno de los grupos hace un estudio sobre cuáles son las condiciones que hay en la Facultad para personas ciegas. Una de las integrantes del grupo es ciega y unos días antes al salir del aula se había pegado un golpe en la cabeza con un extintor al salir del aula". El extintor, por supuesto, se retiró de su ubicación a la salida del aula y el estudio fue presentado a la decana, poco después de tomar posesión del cargo. "Nos propusimos sacarlo adelante, porque la Facultad de Trabajo Social tiene que estar a la vanguardia de estas cosas, y aunque son pocos los estudiantes que tenemos con discapacidad visual, sí que vienen personas a actividades que organizamos, también nos permitirá montar cosas con la ONCE, con asociaciones, colectivos...", explica la decana.

 

Este no es el último proyecto relacionado con temas de adaptación, que se va a llevar a cabo en la Facultad. "Otra de las cosas que quiero -explica la decana- es poner los bucles para las personas con problemas auditivos que llevan implantes cocleares. Hay unos aparatos que se colocan en determinados sitios y que eliminan ruidos, porque las personas con implantes escuchan mucho el sonido ambiente. En las aulas no hay problemas, pero en servicios de información como la conserjería o en la biblioteca si hay mucho ruido, no se enteran bien. También -continúa la profesora Castillo- estamos eliminando las tarimas de las aulas para favorecer la movilidad, y estamos pensando en hacer los baños mixtos, porque tenemos estudiantes trans que nos piden que los baños estén dotados tanto para mujeres como para hombres. Por ahora, en los sanitarios masculinos hemos puesto unidades de desecho de compresas, pero la idea es convertirlos en baños mixtos, máxime cuando tenemos un 85% de estudiantes que son mujeres. Queremos - concluye la decana- que todo el mundo que llegue a la Facultad se sienta aceptado, que todo el mundo sepa que aquí no discriminamos a nadie ni por sus gustos, pensamientos o diversidad física o cognitiva".

 

ESTUDIANTES IMPLICADOS CON SU CENTRO

A la decana Aurora Castillo, no obstante lo que más le gusta de esta iniciativa de nueva señalización podotáctil, más allá de la trascendencia de la adaptación en sí, "es que no es algo que se debe de atribuir el equipo decanal, sino que parte de una iniciativa de los estudiantes. Nosotros queremos que los estudiantes participen en la vida del centro y que sientan que el centro es suyo, y este tipo de cosas ayudan mucho". Como recuerda la decana, ese mismo espíritu fue el que se buscó cuando se decidió pintar las columnas de la Facultad en distintos colores. "La idea diferenciar a nuestra Facultad de la de Políticas, con la que compartimos el edificio, y también con la intención de evitar las pintadas en las columnas, que eran constantes. Pensamos que si involucramos a los estudiantes en el mantenimiento del Centro, luego iban a respetarlo". El 20 de marzo, con motivo del Día Internacional del Trabajo Social, se llevó a cabo. Los propios estudiantes pintaron y eligieron los colores: Naranja para la primera planta, violeta en la segunda y arco iris en la tercera. "Me lo razonaron así -cuenta la decana-: En primero, que aún no sabemos mucho, el naranja de las ciencias sociales, en segundo, que ya estamos más abiertos de mente, el violeta de la lucha por el feminismo, y en tercero, que ya llegamos a la última planta y ya tenemos que estar muy abiertos, el arcoiris, que es el símbolo de la diversidad. Ellos y sobre todo ellas, que aquí son mayoría, están encantadas, y nuestros visitantes se hacen fotografías con las columnas, por lo cual estamos dando vueltas por el mundo. Pero sobre todo, insisto, se trata de que las chicas y los chicos se sientan parte de la vida del centro", concluye Aurora Castillo.


Bookmark and Share

Comentarios - 1

Miguel

1
Miguel - 15-11-2018 - 09:10:22h

No son los primeros. En la Facultad de Ciencias Químicas lleva ya tantos años instalada que la han tenido que reparar una vez y vuelve a estar desgastada por el uso.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685