Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Domingo, 26 de mayo de 2019

Inicio

"Debemos luchar por devolver a la Universidad Complutense al sitio en el que debe estar, ni más ni menos"

Joaquín Goyache nos recibe en la sede de su candidatura, en la sexta planta del conocido como edificio de la cafetería la Facultad de Ciencias Químicas. Su Facultad, la de Veterinaria, en la que es catedrático de Sanidad Animal, queda más alejada del centro del campus de Moncloa. Son las 18.50 horas del lunes 18 de marzo. Tras una mañana más visitando centros y reuniéndose con profesores, personal de administración y servicios, y estudiantes, hace un hueco para realizar esta entrevista. El cuestionario es el mismo que apenas dos horas antes ha contestado Carlos Andradas, el otro candidato a rector en los comicios a los que la comunidad complutense está convocada el próximo 3 de abril. Como antes se le indicó también al profesor Andradas, le pedimos brevedad en las respuestas, pero no limitamos su tiempo de exposición.

  

- ¿Por qué se presenta, por qué quiere ser el rector de la Universidad Complutense?

- Porque creo que hace falta dar un rumbo diferente a la gestión de la Universidad y creo que estoy preparado para hacerlo. Y sobre todo porque hay un grupo de personas, tanto PDI, como PAS, como estudiantes, que han confiado en mí y consideran que puedo ser un buen candidato a rector y luego puedo ser un buen rector. Por eso y porque estoy preparado.

 

- Presuma un poco de Universidad. Para usted, la Complutense es...

- Es mi vida. Es mi vida y es la institución que me ha dado todo y a la que yo tengo que devolver todo lo que me ha dado. Para mí es la universidad más importante del panorama español y una de las mejores internacionales. Yo creo que eso hay que ponerlo en valor y últimamente no está en valor, y por tanto debemos luchar por devolver a la Universidad Complutense al sitio en el que debe estar, ni más ni menos. Hacer que se ponga en su sitio su enorme potencial académico, investigador, de transferencia, de creación artística y cultural...

 

- Lo que le gustaría que la UCM sea en el futuro imagino que es lo que contiene su programa electoral. Comencemos por los estudiantes. ¿Qué tres acciones principales propone para mejorar su presente y futuro?

- La acción prioritaria es que ningún estudiante deje de estudiar por cuestiones económicas. Sin más. Esto es algo que creo que tenemos en común las dos candidaturas. La segunda acción, que es más difícil de valorar, pero que creo que se debe hacer, es que se impliquen en la vida de la universidad, en la gestión real de la universidad y, por tanto, logremos que lo interioricen como algo propio, y que participen activamente en la gestión, en las juntas de departamento, en las facultades, en las actividades que realizan en las asociaciones, en las actividades culturales y deportivas... Se trata de una implicación real, que la universidad no sea para ellos un mero tránsito para obtener un título. Y la tercera medida sería que se implicaran universalmente en la investigación, y que sus estudios estuvieran muy vinculados hacia la investigación, hacia el conocimiento, y que luego esa formación se enriqueciera con ese conocimiento y se formaran mucho mejor como profesionales. Tres medidas, por tanto, la primera muy clara y otras dos que quizá necesitan el trabajo de más años.

 

- Tres medidas para el Personal de Administración y Servicios.

- Para el PAS necesitamos que mejore sus condiciones de trabajo, que recupere sus derechos sociales, que hagamos efectiva la conciliación familiar, incluyendo medidas como el teletrabajo; rejuvenecer la plantilla, que es algo más complejo, pero sobre todo eliminar la precariedad y establecer la carrera horizontal y no meramente la vertical. Es decir, es muy triste que un compañero de administración y servicios para mejorar tenga que cambiar de puesto de trabajo, estando muy a gusto en el puesto en el que está, con una formación adecuada, con unas capacidades y una experiencia óptimas. Por lo tanto, hay que desarrollar, con las medidas oportunas que haya que tomar, la carrera horizontal, sin eliminar la vertical, por supuesto. Y sobre todo, proporcionar a nuestro PAS una formación especializada que responda a los nuevos retos de la universidad pública. Hay que hacer una RPT real que contemple la universidad actual y de futuro y sea lo suficientemente práctica para poder atender las necesidades reales de esta universidad.

 

- Para el personal docente e investigador...

- Con el PDI tenemos un problema muy parecido al del PAS, y es que está tremendamente envejecido. No hay figuras jóvenes que nos vayan a poder sustituir. Nuestros juniors entran en la universidad con 40 o 41 años y, por lo tanto, una de las primeras medidas será plantear un plan de rejuvenecimiento de la plantilla basada en necesidades, porque un investigador cuesta mucho formarlo, pero un profesor muchísimo más. Habrá que retomar figuras que se han dejado olvidadas, como la de ayudante; habrá que tratar de ver si se desarrolla la Ley de la Ciencia y sus figuras; habrá que tomar muchas medidas para tratar de paliar este envejecimiento. Un envejecimiento que es especialmente preocupante porque se van a jubilar pronto y muchos a la vez de nuestros grandes seniors, que son los que tienen gran capacidad de captación de recursos, muchos vínculos con la sociedad, con las empresas, con las administraciones europeas, internacionales y nacionales. Sus jubilaciones van a hacer que la capacidad de producción científica, de captación de recursos, de transferencia, en los próximos años se va a ver tremendamente mermada. Si no se toman medidas inmediatamente, eso puede suponer la desaparición en todos esos aspectos de la Universidad Complutense.

 

- En 2019 es imposible no hablar de igualdad de género. ¿Qué medidas tiene pensado impulsar para favorecer la igualdad en los tres colectivos de los que acaba de hablar: estudiantes, PAS y PDI?

- Hay que poner en marcha medidas correctoras a la desigualdad actualmente existente y que, sobre todo, es más grave en las partes altas del escalafón, catedráticos y profesores titulares, que en los escalones más bajos. Hay que tomar medidas que promuevan la investigación y la docencia en género. Los que somos ya mayores no tenemos una cultura de género, un lenguaje de género, y por tanto hay que hacer también educación en género y adoptar las medidas correctoras que permitan la igualdad de oportunidades y derechos en nuestra universidad. Sin duda, los estudiantes y los trabajadores jóvenes de la universidad son mayoritariamente mujeres, por lo que el futuro es evidentemente femenino. Pero mientras tanto hay que poner en marcha esas medidas correctoras para que antes o después tengamos una rectora, las decanas sean mayoritarias o haya aún más mujeres dirigiendo departamentos. Es una cultura que hay que empezar a implantar y que yo creo que va a llevar poco tiempo, porque es irreversible, pero sobre todo hay que promocionar los estudios y la investigación en género, como decía, y además de manera transversal en grados y másteres.

 

- Hemos comenzado hablando de las personas que están en nuestra universidad. Vamos ahora a hablar de lo que se hace en ella. Empecemos por los estudios, por la oferta de títulos. Primero, la oferta de grado: ¿Hay mucho que tocar?

- Hay que tocar las cosas que se han hecho regular. Lógicamente en ocasiones hubo que realizar una implantación de grados con ciertas instrucciones confusas y con una política académica que quizá fue demasiado improvisada. Son las propias facultades las que están proponiendo tocar esos grados. Están en proceso muchos; otros sé que van a comenzar. Naturalmente esta es una universidad viva, adaptable, que nos llevará un poco más o menos tiempo, porque somos una universidad con un tamaño, complejidad y riqueza importante, pero ya se están adaptando. Los grados no pueden ser fijos y cuando se detectan errores hay que mejorarlos cuanto antes.

 

- ¿En posgrado son necesarios más cambios?

- La oferta que tenemos en posgrado es riquísima, de las más ricas de todas las universidades españolas, pero desafortunadamente no es una prioridad para nuestros estudiantes de grado. Nuestros egresados no tienen la Universidad Complutense como sede principal para realizar sus estudios de posgrado. Eso tiene que cambiar. Es, sin duda, por desconocimiento. No conocen la riqueza de los estudios de posgrado de la Complutense, algunos tremendamente atractivos y competitivos, con una inserción laboral muy alta y con una calidad inmejorable. No hemos implantado la cultura de que un estudiante de la Complutense tiene que volver a su universidad durante muchas veces a lo largo de su vida y vea, también, que su formación continua donde mejor la puede hacer es en su universidad. Es un problema de falta de información y de cultura de lo propio. Respecto al Doctorado, más allá de que la capacidad de formación de doctores de esta universidad está fuera de toda duda; creo que a la Escuela de Doctorado no se le está sacando todo el partido que se le podría sacar. Es una de las áreas que vamos a trabajar porque el Doctorado es esencial. Pero esta universidad no puede ser solo de posgrado o de doctorado, tiene que ser de grado, de posgrado y de doctorado. Tenemos que tocar los tres apartados y con igual importancia.

 

- La forma cómo aprenden los estudiantes de hoy, ya desde su educación primaria y hasta llegar al bachillerato, es muy diferente a la de hace apenas una década. La innovación y las nuevas metodologías docentes se han instalado de manera muy clara en esas fases educativas anteriores y poco a poco lo están haciendo también en la universidad. ¿Hay que dejar que cada profesor imparta las clases como quiera o la institución debe liderar o marcar el camino?

- No podemos estar de espaldas a la formación de nuestros estudiantes por vías diferentes a las tradicionales. Ya hay mucho hecho. Los estudiantes de la Complutense tienen Campus Virtual desde hace muchos años, con presentaciones de los profesores, material docente; van a clase con sus tablets, smartphones, ordenadores... La forma de aprender ha evolucionado mucho y va a cambiar muchísimo más. El reto de la universidad es adaptarnos al futuro, incorporar nuevas vías de enseñanza... Para ello tenemos que formar al profesorado en nuevas estrategias de educación, en tecnologías, idiomas... Pero también hay que hacer comprender a los estudiantes que no todo debe ser digital, que la combinación es posible.

 

- Investigación. Estado de la cuestión y medidas.

- El estado de la cuestión en la Complutense es que a pesar de las dificultades que se ponen a la gestión de la investigación en esta universidad, la investigación sigue haciéndose. Seguimos siendo pioneros en muchos campos, somos grandes captadores de recursos, hay investigación de grandes grupos pero también de pequeños grupos jóvenes que están saliendo... Es decir, la investigación en la Universidad Complutense, aunque podamos encontrar los problemas que antes señalé cuando se jubilen nuestros profesores más relevantes, sigue siendo rica y pujante. Pero es una investigación que sufre una serie de procesos lentos, tediosos, burocratizados, confusos... Los investigadores necesitan demasiado tiempo para hacer esa gestión. Tenemos que modificar, dar una vuelta a lo que es el proceso burocrático -no sólo en la investigación sino en todas las áreas de la universidad- para que nuestros investigadores puedan dedicar más tiempo a captar recursos e investigar que a la burocracia. Esto ya se ha hecho en otras universidades y no sé por qué no lo vamos a hacer aquí nosotros.

 

- Tercera gran función de la universidad: la transferencia a la sociedad.

- Es la tercera pata. Y no son solo patentes ni licitaciones. La transferencia también es divulgación, es ir impregnando a la sociedad del conocimiento creado en la universidad. Eso hay que potenciarlo. Si hacemos muchísimas cosas, pero no logramos transferir el conocimiento, se quedará casi como algo anecdótico y para posibles sexenios o estar un poquito mejor en los rankings, pero nada más. Tenemos que devolver a la sociedad lo que la sociedad nos da. Los muchos proyectos competitivos que tenemos a nivel local, nacional o internacional, tienen que transferir a la sociedad sus resultados. Hay que dotar, si es posible, de más personal a la oficina dedicada a la transferencia, la OTRI, para que se dedique a ayudar a la transferencia de los investigadores y se facilitará la gestión de la transferencia, que ahora es un poco tediosa.

 

- Apartado económico. Ambos candidatos habéis coincidido en los debates sobre la necesidad de alcanzar un nuevo acuerdo de financiación con el futuro gobierno de la Comunidad de Madrid que acabe con la infrafinanciación de la universidad, y también con la necesidad de aumentar la generación de recursos propios. ¿Cómo y con qué matices?

- Para la generación de recursos propios quiero trasladar mi experiencia en mi grupo de investigación en interaccionar con administraciones nacionales e internacionales y empresas de todo tipo. No se trata de ir pidiendo dinero sino generando proyectos ilusionantes, que repercutan de forma económica en la universidad para permitir la mejora de las condiciones de la docencia, de la investigación, del personal y también de los estudiantes que recibirán una formación mejor. Eso no es mercantilizar la universidad. Eso significa incluir a nuestra universidad en el entramado productivo y social. Por lo tanto, buscaremos los recursos externos, pero naturalmente haremos una negociación con el gobierno que salga en la comunidad autónoma, del color que sea, de la nominativa y también de un plan de inversiones programado de edificios, que están en malas condiciones y que cuando se acabe el dinero de las sentencias, llegará el vacío. Hay que hacer que el gobierno de la comunidad autónoma considere a la Complutense una fuente de riqueza no sólo docente, investigadora, de transferencia, cultural o de formación artística, sino también económica. Porque la universidad es un polo de riqueza. Nuestros alumnos cuando vienen de fuera, de otros países o de otras comunidades, generan riqueza, y nosotros con nuestra transferencia creamos riqueza en el entorno productivo de la región y de las regiones adyacentes. Por tanto, hay que convencer a la Comunidad Autónoma, y lo haremos, de que hay que invertir en la Complutense. Ya vale de tratar con desigualdad a las universidades públicas tradicionales, para que al menos podamos desarrollar nuestro trabajo en condiciones.

 

- Uno de los temas más controvertidos en los debates celebrados ha sido el estado de algunos edificios. ¿Quiere aclarar o matizar algo sobre ello?

- Al final estamos hablando un poco de transparencia. Se han hecho inversiones, con dinero obtenido por unas sentencias que ganaron a la Comunidad de Madrid los dos equipos rectorales anteriores. Y es verdad que se han hecho obras de seguridad. Y es verdad que el Plan Director se ha aprobado por Consejo de Gobierno, pero a mí me gustaría que la comunidad universitaria hubiera estado más informada, no sólo el Consejo de Gobierno. ¿Por qué se hacen las obras en un sitio y no en otro? ¿Por qué unos sitios son prioritarios y no otros? Eso no vale sólo con que lo sepa el Consejo de Gobierno. Tiene que haber una información transparente de todas las medidas que se hagan y que afecten a la seguridad de las personas. Ha habido una absoluta opacidad por parte del equipo rectoral y, eso debe cambiar. No digo que no se haya invertido bien, pero que deberíamos saber por qué se ha invertido en unos sitios y no en otros. Yo no estaba en Consejo de Gobierno cuando se aprobó y, por tanto, no estoy informado de ese plan de infraestructuras y necesitaríamos saber por qué se tomaron ciertas decisiones y no otras.

 

- Para terminar, y aunque dejamos muchos temas sin tocar,  ¿a quién aún esté indeciso por qué le diría que le vote a usted?

- Porque transmito la ilusión que tengo, las ganas de cambiar las cosas, la energía que tengo y el conocimiento que tengo de la gestión y de captar recursos. Ilusión, reconocimiento a la riqueza de las diversas áreas, el trabajar por y para las personas y, desde luego, lo que quiero es que pasados cuatro años, y si me dan la confianza, pueda mirar a la cara de todos los complutenses y les pueda decir que lo hice bien y que lo que no salió, al menos lo intenté.

 

GOYACHE, PERSONAL

 

- ¿Su descubrimiento científico preferido?

- La estructura del ADN, sin duda.

- ¿Un libro?

- "El corazón de las tinieblas", de Joseph Conrad.

- ¿Una película?

- "Blade runner".

- ¿Alguna canción para los momentos menos buenos?

- Me motivo con una música súpertranquila. Es un dúo electrónico americano que se llama Stars of the Lid y su canción "A meaningful moment through a meaning". Llevo años oyéndola y siempre me transmite paz y energía a la vez. Es una canción inacabada que parece que va a arrancar siempre, pero nunca arranca. Es alucinante.

- ¿Un lugar?

- Santo Tomé y Príncipe.

- ¿Un deporte?

- Atletismo. En todas sus facetas, correr y verlo.

- ¿Algún ídolo, aunque sea de infancia o juventud?

- No he tenido grandes ídolos. Quizá un cantante inglés que se llama David Sylvian.

- ¿Si no hubiera sido veterinario, qué le habría gustado ser?

- Veterinario... Y vale, sin duda, músico.

Goyache charla con algunos de los integrantes de su candidatura.
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685