Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Sábado, 19 de octubre de 2019

Inicio

El rector Carrillo informa al Claustro sobre la difícil situación de la universidad

Texto: Isaac García, Foto: Jesús de Miguel - 26 ENE 2012 a las 13:37 CET

Si la situación de la Universidad Complutense ya era de por sí delicada, las recientes medidas adoptadas por el Gobierno de la nación y el de la Comunidad de Madrid la hacen todavía más complicada. Así lo manifestó el rector de la UCM, José Carrillo, el pasado 20 de enero en el informe que presentó ante el Claustro, en el que dio cuenta del estado de la universidad y avanzó algunos de los proyectos que pretende impulsar en la Complutense.

La aplicación de los presupuestos generales de la Comunidad para 2012 y de las medidas fiscales y administrativas que prevén, entre otras cuestiones, un aumento de la jornada laboral o dejar de abonar el complemento que permite el cobro íntegro del salario en caso de baja por enfermedad, podrían tener consecuencias negativas sobre el conjunto de la plantilla. Se hace por ello necesario, según el rector Carrillo, por un lado clarificar las competencias de la CM en la adopción de algunas de las medidas tomadas, ya que podrían intervenir en la organización interna de las universidades. Y por otro, es preciso negociar con las organizaciones sindicales y los distintos órganos de negociación las condiciones de aplicación de las nuevas normas para que sean lo menos lesivas para los empleados de la universidad.
Como no podía ser de otra forma, la situación económica de la UCM ocupó buena parte de la intervención del rector, ya que sobre ella gravita una deuda de 150 millones. El incumplimiento de la Comunidad de Madrid del contrato programa de inversiones, que de una cantidad comprometida el año pasado de 43 millones de euros entregó solo seis, un déficit estructural en la financiación del capítulo salarial de casi 25 millones y fallos en la gestión, han conducido según José Carrillo a la situación presente, sobre la que es necesario actuar.
La falta de liquidez ha llevado a que los fondos que recibe la Fundación General de la UCM para investigación se hayan destinado a pagar nóminas, lo que ha generado una deuda de la UCM con la Fundación de 52,4 millones. Se están tomando medidas para que esta situación no se vuelva a repetir y desde junio la Universidad ha transferido a la Fundación casi 14 millones de euros para que atienda los compromisos de investigación que gestiona.


Deuda de la Comunidad
En cuanto a los incumplimientos de la Comunidad de Madrid, la UCM considera que ésta le adeuda 84 millones de euros para inversiones y 36 millones en el capítulo uno (salarios), cuya demanda está en los tribunales. El rector informó al Claustro de que en la misma mañana que se celebraba la reunión del Claustro había firmado otra demanda, correspondiente al año 2011, por importe de 79 millones. Esta actuación, según explicó el rector, no hay que verla como un acto de agresión o enfrentamiento con la Comunidad de Madrid, sino que debe enmarcarse en la legítima defensa de los intereses de la UCM ante unos hechos sobre los que existen discrepancias.
La universidad reclama lo que se le debe pero a la vez toma medidas. Aunque los tribunales han dado la razón a la Complutense en varias de las reclamaciones, esas cantidades no se han consignado sin embargo en los presupuestos de la UCM para 2012 ya que por el momento las resoluciones judiciales no son firmes al encontrarse recurridas por la CM.
Los presupuestos de la universidad para este año ascienden a 536 millones, 59 menos que en 2011. El rector resaltó que en los presupuestos no se rebajan ingresos, sino la previsión de ingresos para 2012 ya que se quiere que este instrumento de reparto que es el presupuesto sea lo más realista posible.


Captación de fondos
También señaló que junto con la reclamación en los tribunales, el equipo que preside José Carrillo está impulsando la captación de fondos, tal como se anticipaba en el plan de eficiencia económica aprobado el pasado mes de diciembre, en el que se decía que había que gastar menos, gastar mejor y generar nuevos ingresos. La Oficina de apoyo a la Investigación que se está creando debe servir precisamente para conseguir más fondos, que tendrán que buscarse prioritariamente fuera de España dado que en nuestro país las cantidades para investigación se han reducido este año en 600 millones de euros. Entre otras medidas, la UCM pedirá a la Comunidad de Madrid que comparta la oficina de que dispone en Bruselas para poder estar más cerca del foco desde el que se generan proyectos y poder hacer desde allí lobby. También se creará un departamento en la Fundación de la UCM dedicado a la captación de fondos.
La Relación de Puestos de Trabajo y el documento de plantilla del profesorado, que se quieren tener listos antes del verano, deberán servir para lograr una mayor eficiencia en la asignación de los recursos que conforman la plantilla de la universidad, y por lo tanto un ahorro de costes.
En el capítulo de personal, el rector Carrillo señaló que a pesar del plan de eficiencia aprobado se quiere continuar con el plan de estabilización de la plantilla y también dando opciones de futuro a los jóvenes investigadores. El plan de promociones de los acreditados y del PAS se mantiene, pero al estar sujetos a la disponibilidad de fondos su aplicación se demora. Un problema que se plantea es el de 36 asociados LRU, que por ley deben terminar sus contratos en abril y no se encuentra fórmula legal para su recontratación.
La matrícula de estudiantes en la UCM, que han pasado de ser 87.426 a 85.104, también fue objeto de algunas consideraciones por parte del rector. La disminución de la matrícula global se debe a las caídas registradas en el número de erasmus, de estudiantes visitantes, de estudiantes de centros adscritos y de estudiantes de tercer ciclo antiguo. Han aumentado no obstante los estudiantes matriculados en grado, licenciatura o diplomatura (1.045 más), en másteres oficiales (485 más) y en doctorado (830 más). El rector anunció que se desarrollarán acciones para aumentar el número de estudiantes de postgrado.
Sobre el CES Felipe II de Aranjuez el rector señaló que será objeto de estudio ya que la Comunidad de Madrid transfiere a la UCM tres millones de euros por la integración en la universidad de este centro, cuando su coste es en realidad mayor.


Líneas estratégicas
El rector Carrillo no quiso limitar su intervención a informar sobre el estado actual de la universidad sino que avanzó algunos objetivos para lograr que la UCM sea una universidad madrileña de referencia en Europa, América Latina y los países emergentes. En este sentido, avanzó que en la próxima reunión del Claustro se presentarán unas líneas estratégicas que definan el rumbo que debe seguir la Complutense en los próximos años, que fundamentalmente se orientarán a potenciar los estudios de postgrado y la investigación básica. Introducir la evaluación y la certificación de calidad en los estudios que imparte la UCM así como en la actividad docente e investigadora y en los servicios y los centros complutenses será otro de los aspectos a potenciar.
Entre las próximas actuaciones a llevar a cabo el rector mencionó la extensión de la red Wi-Fi con la colocación de 450 antenas, el desarrollo de una nueva web de la UCM basada en código abierto, la conexión a la RedIRIS Nova (10 gigas frente a los 2.5 de la actual) y la externalización del servicio de correo electrónico con Google, que ofrece una capacidad de almacenamiento de 25 gigas cuando el actual de la UCM solo llega, en el mejor de los casos, a 200 megas.
En cumplimento de lo prometido durante su campaña electoral, el rector anunció que las reuniones del Claustro se ofrecerán en streaming a través de Internet. Y sobre el quinto centenario de la Biblia Políglota Complutense, que se cumple en 2014, el rector informó de que se ha constituido una comisión con objeto de preparar la conmemoración.


La Fundación General
El rector dedicó una parte de su intervención a la Fundación General de la UCM, de la que dijo que ha tenido problemas en su gestión que han sido puestos de manifiesto por el Tribunal de Cuentas y en diversas auditorías. Garantizó que bajo su mandato la Fundación no volverá a meterse en aventuras tales como la promoción de viviendas. Tanto su actividad como la estructura de la Fundación, que cuenta con 114 personas en plantilla, está sometida a una política de ahorro con objeto de disminuir gastos y generar ingresos.

Bookmark and Share


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685