Ir al contenido

Biblioteca de la Universidad Complutense de Madrid

Jueves, 17 de enero de 2019

Inicio

Los becarios de la Fundación Carolina

Desde 2003 la Universidad Complutense recibe cada curso becarios del Programa de Formación de la Fundación Carolina en varios títulos de posgrado y doctorado, así como para realizar estancias cortas postdoctorales en departamentos o grupos de investigación. Sus beneficiarios son licenciados, en su mayoría, pero también posgraduados, docentes, investigadores o artistas de América Latina. En la actualidad, la Fundación Carolina ofrece sus becas en más de 160 instituciones educativas superiores de 18 países americanos. A la Complutense llegan, dependiendo de la convocatoria que se va modificando cada año, entre 15 y 20 estudiantes y posgraduados. El último día del pasado mes de noviembre, nos citamos con cinco de estos becarios de la Fundación Carolina, para que nos contasen cómo está siendo su experiencia en la Complutense.

 

Llegar a la Complutense con una beca de la Fundación Carolina no es sencillo. La selección la realiza la propia Fundación, que es la que oferta un número determinado de plazas por cada área de especialización. En total para este curso 2018-19 se convocaron para toda América Latina 650 plazas, cifra que el próximo curso se elevará, en la nueva convocatoria que se lanzará a comienzos de año, hasta las 705. El próximo curso para estudiar en la UCM en concreto se ofrecerán 7 becas para cursar másteres en los cinco títulos que participarán en el programa (Master Universitario en Estudios de Género, Máster Interuniversitario en Restauración de Ecosistemas, Master en Investigación, Arte y Creación, Máster en Investigación en Inmunología y Máster Universitario en Bioquímica, Biología Molecular y Biomedicina), otras 7 para doctorado y otras tantas para realizar estancias cortas.

 

Como explica Isabel Echeverri Soto, estudiante colombiana que este curso está realizando un doctorado en la Facultad de Educación de la UCM, son las propias universidades de origen las que proponen a sus estudiantes como candidatos a estas becas. Después, los candidatos seleccionados deben presentar un proyecto a la Fundación para que valore sus candidaturas. En esos proyectos deben explicar los beneficios que creen que les reportaría la realización del programa de posgrado o doctorado en cuestión, y también cómo conseguirían hacer extensivos esos beneficios personales a sus comunidades de origen. Isabel está investigando en Formación y evaluación de profesores universitarios. "En Colombia hay un buen nivel en el profesorado universitario. Sin embargo, este no es evaluado con una rigurosidad importante. Mi intención es diseñar un sistema de evaluación para el profesorado universitario de instituciones privadas", explica.

 

Como anécdota, Isabel cuenta que eligió venir a estudiar en la UCM porque el rector de su universidad le dijo que si no estaba en una universidad de alto nivel no la apoyarían. "Entonces, qué mejor que la Universidad Complutense de Madrid tanto en ránking como en reconocimientos. La UCM es la universidad más reconocida de España en Latinoamérica. Es una oportunidad enorme estar aquí", concluye, señalando que en los apenas tres días que llevaba en Madrid al día de la realización de este pequeño reportaje, ya conocía la oferta deportiva, cultural e incluso de voluntariado, con la que podrá complementar una estancia que se prolongará hasta el próximo mes de julio.

 

Lorena Abigail López López, de Ecuador, está cursando el Máster en Inmunología de la UCM. "Yo soy laboratorista clínico. Mi carrera tiene bastantes áreas, entre ellas la inmunología. El boom ahora es ese área, porque sabemos que nuestro sistema inmune es el que se encarga de prevenir todas las enfermedades, es el que nos controla. Es muy importante y bueno poder enfatizarnos en ese área para que yo pueda regresar a mi país e implementar todas las técnicas que estoy aprendiendo aquí. Esta oportunidad -continúa Lorena- me puede servir para muchísimas cosas. Por ejemplo, en Ecuador tenemos pocos laboratorios de investigación y solo en las ciudades más grandes del país. En el momento que yo adquiera todos estos conocimientos, nosotros podremos implementar y desarrollar los proyectos que se han quedado a veces atascados por falta de conocimientos previos. Ya uno se aprende las técnicas de desarrollo, ya se sabe el porqué de las cosas, nosotros podremos tranquilamente implementarlo".

 

Lorena también resalta haber escogido la UCM "porque es la que mayor ranking tiene y es más reconocida por su nivel en Latinoamérica. En mi universidad tuve una profesora que vino a estudiar para acá y nos contó muchísimas novedades y avances que tienen acá, toda la posibilidad que tienen de material de trabajo... A mí como estudiante me impactó bastante y fue como una luz para yo poder seguir este camino", concluye.

 

William Bahos Velasco, de Colombia, cuenta que ya había solicitado la beca en dos o tres ocasiones. "Al final tengo el premio a la insistencia", bromea. Él está en la Complutense haciendo el Máster en Investigación en Arte y Creación, en la Facultad de Bellas Artes. Dice que además de estar aprovechando los contenidos académicos -luego volverá a ello- también le está aportando mucho la parte cultural "y el hecho de estar en otro país, en otra ciudad, de conocer en una misma área gentes de muchos países. En mi máster hay gente de Israel, de Turquía... Ver los diferentes puntos de vista que tiene el arte desde diferentes partes del mundo ayuda mucho y complementa esa parte más académica".

 

En cuanto a lo académico, William espera asentar una gran cantidad de aspectos conceptuales ligados al arte, "En la parte creativa a veces nos enfocamos mucho en el qué hacer, pero la parte investigativa y la parte teórica, a veces como que la relegamos un poco. El Máster en Investigación en Arte y Creación asienta un poco esa parte. Lo creativo lo aterriza un poco y ves más cómo se investiga, cuáles son los procesos con los que uno puede generar obra o creación". Su idea es seguir trabajando en el mundo del arte, pero cambiar la ciudad de Bogotá, en la que ha desarrollado la mayor parte de su incipiente carrera, a su región de origen. "Soy del Sur del país, del departamento del Cauca, y sí me gustaría ver cómo proyectar esta nueva experiencia en mi tierra", explica William, quien también dice haber escogido la UCM por su calidad. "La academia de Artes es de las más antiguas y tiene una trayectoria tanto académica como contemporánea muy destacada", enfatiza.

.

Para la también colombiana Angie Yirlesa Valoyes Valoyes fue necesario completar un arduo proceso de selección en su institución de origen, la Universidad Tecnológica del Chocó, antes de llegar a la Complutense. "Luego busqué universidades, pasé por varias y me decidí por ir a la mejor. Y la mejor es la Complutense de Madrid. Por aquí han pasado 6 premios Nobel y yo me dije: «Yo tengo que estar en esa universidad». Efectivamente tras un proceso bien riguroso en la UCM me llegó el correo de haber sido admitida. Voy a iniciar el Doctorado de Ciencias Políticas de la Administración y Relaciones Internacionales en la sede de Somosaguas".

 

El objetivo de Angie es profundizar más en sus conocimientos de cooperación internacional. "De hecho, mi proyecto de investigación es la Unión Europea y el postconflicto en Colombia. Estamos en una transición de la firma de un acuerdo de paz y la Unión Europea ha sido fundamental para Colombia en este proceso, pues ha dispuesto un fondo fiduciario para la paz. Mi idea es conocer mucho más a fondo cuál es la participación de la UE y sobre el fondo fiduciario específicamente en la zona de la región Pacífico, de donde vengo, que es una zona muy marginal en Colombia y muy azotada por la guerra".

 

La experiencia del también colombiano Iván Alejandro Díaz Rengifo, no está siendo por el momento tan positiva como la del resto de sus compañeros. En la UCM está estudiando el Máster en Bioquímica, Biología Molecular y Biomedicina. "Realmente no elegí expresamente la UCM, sino que era en la única que se cursaba el máster para la beca en la cual yo apliqué". En la formalización de la matrícula tuvo diversos problemas e inconvenientes con la documentación. "Me ha ocasionado gastos, dificultades... A última hora me pidieron el pensum académico, en el que se detallara horas, créditos y notas; y me tocó ir a la Universidad en Bogotá pero ya no daba tiempo, y no me aceptaron un documento que se indicaba que se estaba tramitando...".

 

Al final los trámites burocráticos se solucionaron e Iván llegó a la Complutense el pasado mes de septiembre. Por ahora, según señala, el máster tampoco está satisfaciendo todas sus expectativas, y está resultando un tanto diferente a lo que esperaba. "Por ahora no tengo ningún área específica o personal en la que esté desarrollando la investigación. Estoy desarrollando las actividades del máster en modelos de enfermedad cardiovascular, de daños en el corazón en el cerdo, y particularmente en evaluar cómo se puede proteger el corazón ante ciertas situaciones. No obstante -concluye Iván- espero y creo que esto se va a suplir en la parte práctica, que comenzaremos próximamente y para la que se están formado ya los grupos de investigación".

 

Los cinco becarios de la Fundación Carolina en el Edificio de EstudiantesIsabel Echeverri Soto cursa un doctorado en la Facultad de EducaciónWilliam Bahos Velasco está realizando el Máster en Investigación en Arte y CreaciónLorena Abigail López López está cursando el Máster en InmunologíaAngie Yirlesa Valoyes Valoyes estudia un doctorado en la Facultad de Ciencias Políticas y SociologíaIván Alejandro Díaz Rengifo está matriculado en el Máster en Bioquímica, Biología Molecular y Biomedicina
Bookmark and Share

Comentarios - 0

No hay comentarios aun.


Logotipo de la UCM, pulse para acceder a la página principal
Universidad Complutense de Madrid - Ciudad Universitaria - 28040 Madrid - Tel. +34 914520400
[Información]
ISSN: 1697-5685