ÁGORA

Carme Artigas, durante su participación en "Los diálogos del ICEI"

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, en "Los diálogos del ICEI"

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 22 abr 2021 14:37 CET

"Hay necesidad, existe liderazgo, tenemos un plan, hay consenso sobre él y tenemos los recursos". La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, mostró, en su participación en "Los diálogos del ICEI", su convencimiento de que España tiene "una oportunidad histórica" de modernizar su economía y su sociedad. El Plan España Digital 2025 es "un reto de país", una oportunidad que no se puede desaprovechar, para, junto a la imprescindible transición ecológica, crear un modelo económico más sostenible, resiliente, y justo.

 

La directora del Instituto Complutense de Estudios Internacionales, Isabel Álvarez y el vicerrector de Política Económica, José Ignacio López, coincidieron en presentar a Carme Artigas como "una persona que sabe de lo que habla". Como informó la directora, su experiencia en el sector tecnológico se remonta ya a un cuarto de siglo y ha pasado por muy diferentes áreas y escalones en la empresa privada y ahora en la administración pública. El reto de Artigas es liderar la transformación digital de España. "Nadie duda -señaló Isabel Álvarez- que lo digital será clave en nuestro futuro económico, generando ventajas competitivas y una estructura económica más resiliente, inclusiva y productiva".

 

La secretaria de Estado comenzó su presentación -que antecedió a las preguntas de los investigadores del ICEI, miembros de su patronato y especialistas invitados a participar tanto de manera presencial como on line en esta cuarta entrega de "Los Diálogos del ICEI"- contextualizando el Plan España Digital 2025 como parte de un proceso europeo. 2021 es el punto de partida de la Década Digital Europea, cuyo objetivo es que ya en la mitad del camino, en 2021, el 40% del PIB europeo sea de contribución digital. El punto de partida está en el 19% actual.

 

Artigas explicó que el Plan ha nacido con un amplísimo consenso tanto en lo que se refiere al diagnóstico que hace como con las medidas que propone. Y la gran ventaja es que "también tenemos la financiación". Un tercio aproximadamente de los 72.000 millones de ayudas a fondo perdido que lleguen a España desde Europa se destinarán al Plan. "Somos el país que más porcentaje destina a su digitalización, estando la media europea en alrededor de un 20% y nosotros vamos a llegar al 30 o 33%", señaló, añadiendo que al haberse ya incluido partidas en los Presupuestos Generales del Estado que se aprobaron en diciembre ni siquiera habrá que esperar a la llegada del dinero europeo para comenzar las inversiones previstas.

 

La secretaria de Estado enumeró los principales capítulos que contiene el Plan. El primero que destacó fue el llamado Plan de Digitalización de las Pymes Españolas, al que se destinarán 4.656 millones de euros en los próximos tres años. El objetivo es llegar a autónomos y pymes, que son más del 90 por ciento del tejido empresarial del país. Dio un dato: si la pandemia ha hecho crecer un 50% del comercio electrónico en España, con sectores como el textil con una penetración superior al 70%, las Pymes solo han captado el 9% de ese comercio básico ya hoy y aún más en el futuro.

 

Otro plan destacado es el de Modernización de la Administración Electrónica, dotado con 2.600 millones, porque "para que se modernice un país se tiene que modernizar su administración". Aspectos como la mejora de la experiencia de usuario o la eliminación de la excesiva burocracia serán claves en este plan que engloba la digitalización de la sanidad, la justicia y el empleo, y que está muy vinculado a otra de las medidas estrellas: el Plan Nacional de Inteligencia Artificial (IA). Se trata de integrar la IA en los procesos administrativos y, sobre todo, productivos. También tratará de crear redes de excelencia académica o poner en marcha visiones novedosas como el Plan Nacional del Lenguaje Natural, que buscará que nuestro país lidere la utilización del español en la IA, algo ahora prácticamente inexistente, o el Plan Nacional de los Algoritmos Verdes, que trata no solo de desarrollar programaciones en el ámbito de la sistenibilidad, sino que los propios algoritmos sean eficientes energéticamente desde su propio diseño, lo que, por ejemplo, como señaló Artigas, no cumple el blockchain, "que no es en absoluto eficiente".

 

También relacionado con la IA está el denominado "humanismo tecnológico". "Me preocupa -explicó la secretaria de Estado- la ética de la Inteligencia Artificial. Me preocupa, por ejemplo, que una persona pueda ser discriminada por un algoritmo. Quiero que España lidere este necesario humanismo tecnológico".

 

El Plan Nacional de Competencias Digitales es otra de las patas fundamentales de la estrategia de digitalización. Nace con 3.700 millones de euros de dotación y tratará sacar al 43 por ciento de la población española de su actual analfabetismo digital. Para ello, incluye medidas en todos los escalones educativos, desde la educación primaria hasta la universidad, con planes como "Unidigital", entre cuyos objetivos está la promoción de doctorados en ámbitos relacionados con la computación y la digitalización. También aboga por la formación continua a lo largo de toda la vida laboral, ya que, según indicó, se prevé que el trabajador del futuro cambie de media unas once de veces de trabajo. A esto hay que unir que muchos de los trabajos del mañana aún no existen hoy. Este Plan de Competencias también tratará de disminuir la brecha de género promocionando la participación de las mujeres en las carreras STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

 

Artigas concluyó defendiendo que el Plan Digitalización debe convertirse en una cuestión de Estado y asegurarse su continuidad para los próximos 15 años más allá de quien gobierne. "Es un proyecto de país, transformador, una oportunidad histórica", concluyó.