ESTUDIANTES

Los asistentes, junto a las autoridades que inauguraron el seminario

Cuarenta estudiantes complutenses debaten sobre periodismo y libertad de expresión en la sede de UNESCO en París

Texto: Alberto Martín - 8 feb 2024 11:43 CET

Cuarenta estudiantes complutenses, 21 de ellos de cuarto curso del grado en Relaciones Internacionales y del Doble Grado en Economía y RR.II y 19 del Máster en Política Internacional, han participado en el Seminario Internacional International Seminar on Freedom of Expression and Safety of Journalist, celebrado el pasado 26 de enero en la sede central de UNESCO en París. La jornada fue dirigida por Javier Bernabé, profesor del Departamento de Relaciones Internacionales e Historia Global, en colaboración con Guilherme Canela, Jefe de la Sección de Libertad de Expresión y Seguridad de los Periodistas de UNESCO.

 

Cuenta Javier Bernabé que la oportunidad de organizar este seminario en la propia sede central de UNESCO en París, que posiblemente es el primero que organiza la UCM en una sede central de una agencia de Naciones Unidas, surgió gracias a su amistad con Guilherme Canela. “Al principio era solo una idea, pero hace unos meses vimos que podíamos hacerla realidad. Se lo comenté a los chicos y chicas de las asignaturas que imparto en el máster y el grado – “Corresponsales de Guerra” en el máster, e “Información y Comunicación Internacionales”, en el grado-, y la propuesta tuvo una gran respuesta. De hecho, han venido todos los estudiantes del máster y un buen número de los del grado. A ellos también se unieron dos alumnas y un profesor de la Universidad Tecnológica de Bolívar, de Colombia, con los que estamos llevando a cabo un proyecto de cooperación UCM -“Puesta en marcha de la unidad académica de comunicación contra la violencia en la Universidad Tecnológica de Bolivar en Cartagena de Indias en Colombia”- y que estaban ahora en Madrid haciendo la pasantía, y la investigadora contratada UCM Elisa García Lerena. Con lo que conmigo, en total hemos sido 45”, resume el profesor Bernabé.

 

El tema elegido para el seminario fue comunicación internacional y, en concreto, protección a periodistas y libertad de expresión. “Es un tema en el que UNESCO está trabajando mucho y al que, de hecho, dedica la Sección que dirige Guilherme”, señala Bernabé. El seminario se diseñó entorno a tres intervenciones de especialistas de la Sección de Libertad de Expresión y Seguridad de los Periodistas (CI/FMD/FEJ), seguidas cada una de ellas por un amplio debate, de entre 45 minutos y una hora, con los estudiantes complutenses. En concreto, Andrea Cairola habló sobre “Seguridad de los Periodistas”; Mehdi Benchelah, sobre “Estado de Derecho y Libertad de Expresión” y Ana Cristina Ruelas, sobre “Libertad de Expresión en Internet”. “La gente de la UNESCO nos felicitó por el alto nivel académico y por sus intervenciones de gran calidad. Lo preparamos un poco en clase y luego ellos investigaron sobre la posición de UNESCO en estos temas. Estoy muy orgulloso de las chicas y chicos”, concluye el profesor Bernabé.

 

La jornada comenzó con una agradable sorpresa, ya que como cuenta el profesor complutense, por protocolo informó a la embajada de España ante la UNESCO de la celebración del seminario. “Yo creía que de ahí no iba a pasar el tema, pero pocos días antes nos confirmaron que iba a venir a la inauguración el propio embajador, Miquel Iceta, acompañado por Alfredo Sancho, consejero de educación de la Delegación Permanente de España ante OCDE, Unesco y Consejo de Europa, que se ha portado de manera extraordinaria con nosotros, y por parte de UNESCO Sylvie Coudray, directora de la División de Libertad de Expresión, Desarrollo de los Medios de Comunicación y Alfabetización Mediática e Informacional.

 

La experiencia ha sido tan satisfactoria que el profesor Bernabé ya piensa en la posibilidad de repetirla en cuanto sea posible. “No sé si podrá ser cada año o cada varios, es algo que tenemos que hablar. Y también estamos viendo la posibilidad de extenderlo a otras instituciones, como podría ser, y en ese sentido ya estamos dando algunos pasos, en la sede ACNUR en Ginebra”. Para las siguientes ediciones también se quiere buscar algún tipo de financiación, ya que en esta ocasión los gastos han corrido a cargo de cada uno de los participantes. “UNESCO se ha portado muy bien, asumiendo los costes de la sala y de la visita privada a la sede que nos ofrecieron, pero el viaje y la estancia lo hemos pagado cada uno, y es un esfuerzo que hay que agradecer a cada uno de los chicos y chicas”, concluye Javier Bernabé.