ESTUDIANTES

_dsc6772

La Complutense abre sus puertas a sus futuros estudiantes y, de paso, les quita el miedo a la EvAU

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 1 feb 2024 21:03 CET

Lunes 3 de junio. Es la fecha que los estudiantes de segundo de Bachillerato y de grado formativo de todo Madrid tienen marcada a fuego en sus cabezas. Ese día comienza la EvAU, ese muro que a día de hoy muchos de ellos ven con miedo, casi infranqueable, pero que en realidad el 94% de los que la realicen, si se cumple la estadística, lo superarán. La Universidad Complutense desde mediados del pasado mes de diciembre ha organizado cuatro jornadas de puertas abiertas no sólo para recalcar entre los estudiantes que la EvAU es solo un examen más –“está hecho para que os luzcáis”, como les espetó la vicerrectora de Estudiantes, Rosa de la Fuente, en la última de estas jornadas, celebrada este 1 de febrero en el campus de Somosaguas-, sino para que sepan que esta universidad pública, la presencial más grande de España, les espera con los brazos abiertos. “Me es difícil no referirme a la Complutense -les confesó la vicerrectora- como la mejor de España y, sin duda, la mejor de Madrid”.

 

A las Jornadas de Puertas Abiertas -organizadas por la Unidad de Orientación y Difusión del Vicerrectorado de Estudiantes- han sido invitados alrededor de 800 centros escolares de la Comunidad de Madrid. Los días 12 y 14 de diciembre y el 30 de enero, en el campus de Moncloa, y este 1 de febrero, en el de Somosaguas, los estudiantes de todos estos centros -unos 10.000- han recibido charlas generales y específicas de cada área de conocimiento y han podido realizar visitas guiadas prácticamente por cada una de las Facultades de la UCM. El objetivo, como explicó la vicerrectora Rosa de la Fuente, es no solo que conozcan la universidad, “que la pierdan el miedo”, sino también que se informen y pregunten las dudas que tengan o les surjan sobre los 74 grados, 21 dobles grados, 8 dobles titulaciones internacionales y un doble grado interuniversitario, que se imparten en la Complutense. Para ello, se han instalado durante estos cuatro días de puertas abiertas en los centros en los que se impartían las charlas, mesas de atención de cada Facultad, por las que han pasado todos los estudiantes que han querido.

 

Pero a día de hoy los pensamientos de las varias decenas de miles de preuniversitarios siguen centrados en la “temida” EvAU. Para desmitificarla y desmenuzarla también han servido estas Jornadas de Puertas Abiertas. La EvAU -como indicó Rosa de la Fuente a quienes asistieron a la presentación general que impartió en la Facultad de Psicología- es un examen que en su actual “formato Covid” -que finalmente se mantiene este año- puede considerarse “fácil”, dada las muchas opciones de elección que deja a los estudiantes. La prueba tiene dos fases. La obligatoria, que consta de cuatro exámenes (este año la gran novedad es la posibilidad de elegir Historia de España o Historia de la Filosofía) aporta un 40% a la obtenida en el bachillerato, que vale el otro 60%, sobre una calificación máxima de 10 puntos. Esa nota es la calificación de la EvAU propiamente dicha y les será válida para toda su vida. La segunda fase, la voluntaria, puede dar hasta otros 4 puntos  y estos sólo se guardan durante dos años. Para obtener los máximos puntos posibles es importante conocer las ponderaciones (multiplica la nota por 0,1 o 0,2) que cada titulación universitaria concede a cada materia de examen. Se pueden realizar hasta cuatro exámenes voluntarios, pero solo cuentan los dos en los que mejor nota se obtengan.

 

Teniendo claro el funcionamiento de la prueba, lo importante ya es no cometer ninguna tontería. Además de, por supuesto, no tratar de copiar, no tener cerca el móvil ni el Smart watch, basta con seguir unos cuantos consejos para que todo vaya bien. El primero, consultar la sede asignada y llegar con tiempo; lo mejor es hacerlo en transporte público, ya que es día de atascos. El segundo, no olvidar el DNI, NIE o pasaporte; sin presentarlos físicamente no se pueden hacer los exámenes. También es importante que el material que se lleve sea el permitido, para lo que lo mejor es leer las indicaciones que ya tienen a su disposición en la web. El tercer consejo es escuchar atentamente a la persona del tribunal que les hable ese día en el aula. El cuarto es distribuir bien el tiempo entre los ejercicios del examen; tienen 90 minutos para realizar cada prueba. El quinto no es otro más que tratar de ser limpios y ordenados; el corrector lo agradecerá. “Y nada más, venid tranquilos y seguros y así os saldrá mucho mejor”, concluyó la vicerrectora.

 

Los resultados se conocerán el 14 de junio y aunque todavía no hay fecha oficial para el inicio de la preinscripción, es importante hacerla bien y ver algún tutorial de los que cuelgan las universidades. En la Complutense ya os estamos esperando. Si alguien aún tiene dudas, y las quiere resolver, la próxima cita es en AULA el próximo mes de marzo, donde la UCM, como siempre, tendrá un stand.