CV / POLÍTICA

Carmen Calvo entra al aula entre aplausos, acompañada por el rector Joaquín Goyache

Carmen Calvo inaugura entre aplausos el curso coorganizado por la Fundación Pablo Iglesias

Texto: Alberto Martín - 14 jul 2021 14:34 CET

La ex vicepresidenta primera del gobierno Carmen Calvo ha sido la gran protagonista de la inauguración del curso “Construyendo la España post-Covid”, organizado por la Fundación Pablo Iglesias. Recibida con una gran ovación, Calvo -presentada como secretaria del Igualdad del PSOE por el nuevo secretario de Organización del partido y presidente de la mencionada fundación de ideas del PSOE, Santos Cerdán- hizo una apasionada defensa del papel de los socialistas como garantes de la democracia en España. Lo han sido luchando contra la dictadura y lo son ahora dando la batalla “frente al muro de hormigón de las derechas”. “Para dar esa lucha allí estaré, siempre, con el pelotón de mis compañeros y compañeras”, concluyó Calvo entre aplausos.

 

Carmen Calvo inició su intervención reclamando la necesidad de que la acción política, tanto en nuestro país como en el mundo, tengo “algo más de profundidad y pensamiento”. La rapidez, según señaló, es uno de los “grandes males de la sociedad que nos ha tocado vivir”, y a muchos se les olvida que rapidez no es sinónimo de acierto. Por ello, considera que 43 años después del fin de la dictadura franquista, y con una democracia madura y consolidada, es momento de que nuestro país piense “qué quiere hacer consigo mismo”. A su juicio, la respuesta tiene que estar apoyada en dos miradas, una hacia el pasado para saber de dónde venimos, quiénes somos y qué funciona y qué no funciona aquí, y otra hacia el exterior para con “ojo avizor” ver lo que está ocurriendo en Europa y en el mundo para ser agentes activos en un planeta globalizado.

 

La ex vicepresidenta argumentó que la democracia solo se entiende con el socialismo, con sus ideas liberales progresistas, como las que llevaron a la conformación del actual sistema del bienestar. Sistema que la derecha, según afirmó, primero combatió, luego criticó y finalmente aceptó a regañadientes. El PSOE, continuó explicando Carmen Calvo, ha sido capaz de tejer una red “absolutamente imprescindible para sujetar este país y seguir como dijo ayer nuestro secretario general y presidente del Gobierno, amándolo”.

 

Calvo también habló de la igualdad entre hombres y mujeres, y los grandes avances promovidos también desde el Partido Socialista. Consideró que la democracia hoy ya es también sinómino de mujer y feminismo.  “La democracia no se entiende sin nosotras, sin feminismo. Ya no va a ser posible hacer nada sin nosotras ni contra nosotras”, aseguró.

 

La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, quien intervenía tras Calvo, la incluyó “entre las mujeres y hombres que desde hace años han construido una España mejor, más moderna y más justa”.

 

Ribera dedicó su ponencia en el curso a la imperiosa necesidad de acometer cuanto antes las reformas necesarias para llevar a cabo la transición verde y digital que precisa nuestro país. Ribera dio un dato, “que suelen utilizar los comunicadores científicos para mostrar la gravedad de la situación”: el planeta consume los recursos naturales de un año en apenas 7 meses de media; en España si empezáramos a consumirlos el 1 de enero se habrían agotado el 25 de mayo. El exceso de consumo, de acuerdo con la ministra, se lo estamos cogiendo a las generaciones posteriores.

 

Aunque ya antes de la pandemia el Gobierno ya tenía preparado un completo plan de transición ecológica, ahora, según indicó Teresa Ribera, ha surgido una oportunidad para ser aún más ambiciosos. El Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia que se va a poner en marcha con fondos europeos, 69.000 millones de ayudas directas y hasta 140.000 millones si se suman los préstamos, será “nuestra gran aportación a las nuevas generaciones”.

 

La aprobación ayer por el Ecofin del reparto inmediato de la primera parte de estos fondos, va a permitir, de acuerdo con la ministra, poner en marcha las medidas más urgentes. Ello será posible gracias a que 7.000 millones, con cargo a esos fondos europeos, ya se incluyeron en los Presupuestos Generales del Estado de 2021 y ya han sido transferidos a las comunidades autónomas. De acuerdo con Ribera, se trata de llevar a cabo cambios a pequeña escala que unidos en el conjunto de España producirán grandes efectos. Se trata, por ejemplo, de planes que posibilitarán viviendas más eficientes, planes de almacenamiento de energía, programas para evitar pérdidas en la red de abastecimiento de agua, apoyo a iniciativas de emprendimiento verde, planes de apoyo a la modernización del transporte público y privado

 

Ribera también hizo un apunte sobre la necesidad de afrontar el reto demográfico en nuestro país. Según informó, tres provincias españolas por su densidad en riego de despoblación, de acuerdo a los baremos que marca la ONU. Si quitásemos los datos de sus capitales, otras veinte provincias también estarían en ese riesgo.