CURSOS DE VERANO

Alberto Núñez Feijoo, posa junto al cartel de los Cursos

Núñez Feijóo ofrece en los Cursos de Verano de la UCM sus primeras valoraciones sobre el Debate del Estado de la Nación

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 13 jul 2022 12:38 CET

El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, ha ofrecido en su participación en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial sus primeras valoraciones sobre la intervención de Pedro Sánchez en el Debate del Estado de la Nación. “Falló en el diagnóstico de la situación e inevitablemente también en los tratamientos al efecto”. De acuerdo con Feijóo, el Gobierno está justificando su ineptitud en los efectos de la pandemia y de la guerra, y no en su falta de planes y medidas estructurales contra la inflación y la crisis energética. 

 

“Pedro Sánchez podía inspirarse en Pablo Iglesias, el fundador del Partido Socialista Obrero Español, o en Pablo Iglesias, fundador de Podemos. Y ha optado, claramente, por parecerse al fundador de Podemos”, afirmó el líder popular, que acusó a Sánchez de “podemizar el Gobierno y activar el mayor populismo en política económica y fiscal de Europa, lo que es, sin ningún lugar a dudas, un flaco favor al PSOE, a la moderación y al progresismo de nuestro país”.

 

La presencia de Núñez Feijóo en la Universidad Complutense sirvió para inaugurar las jornadas -que coorganiza el Partido Popular Europeo en los Cursos de Verano- tituladas “Fortalecer Europa: una alternativa para la mayoría”, que se extenderán hasta el próximo viernes, y que, a juicio del dirigente popular, deben servir para contribuir a construir los planes de reconstrucción económica y de reconstrucción institucional, que su partido implementará en cuanto “más pronto que tarde” pueda gobernar. “España se juega mucho más que el Sr. Sánchez, España se juega su futuro; el futuro del Sr. Sánchez es muy corto”, consideró Feijóo.

 

Volviendo al Debate sobre el Estado de la Nación, el presidente del Partido Popular afeó al presidente del Gobierno que en su intervención de la mañana, “no en el fragor del debate con los grupos parlamentarios”, insultará al Partido Popular, por el único motivo de “decir a los españoles la verdad”, y añadir a las causas en las que Sánchez se escuda para explicar la situación actual, la guerra y la pandemia, “la pésima política del Gobierno de España desde hace 3 años”. Según señaló Núñez Feijóo, el Partido Popular tiene el deber de contar a los españoles que la inflación que sufren es la más alta “de nuestros socios o economías similares”, que ha bajado la productividad, que ha crecido de manera exponencial la deuda pública, o ser el único país que no ha recuperado los niveles de riqueza previos a la pandemia. “Es nuestra obligación –señaló Feijoo- ser portavoces de la realidad: la situación económica es muy grave, y con el rumbo que llevamos aún será más grave”.

 

De acuerdo con el líder de la oposición, el Gobierno no ha adaptado ni medidas estructurales ni tiene ningún plan para enfrentarse a la mayor inflación de los últimos 40 años y a la mayor crisis energética. Las únicas soluciones que ha propuesto, según indicó Feijóo, es que los españoles “nos midamos en las compras” y gasten menos energía. “Su solución es una llamada general a ajustarse el cinturón y, mientras, mantiene el gobierno más caro de la historia”, consideró.

 

Núñez Feijóo también criticó que el Gobierno no haya apenas aceptado ninguna de las propuestas que en los últimos cien días le ha hecho el Partido Popular, en materias como la defensa de las fronteras, incorporación de médicos de familia y de urgencias al Sistema Nacional de Salud, reforma del artículo 49 de la Constitución para modificar el término disminuido por discapacidad, la política energética o, más recientemente, sobre independencia judicial y salud democrática. Pese a ello, el presidente del PP aseguró que mantienen la mano tendida al Gobierno para alcanzar acuerdos “necesarios”. Feijóo quiso, para concluir, recordar a Pedro Sánchez que “progresismo no es radicalismo. Progresismo no es inestabilidad. Progresismo no es sobresalto permanente. Progresismo es trabajar por el bienestar y por el crecimiento de nuestro país frente a la miseria que vamos a generar. Y progresismo es trabajar por el avance de nuestra democracia frente al control de las instituciones que el Gobierno está practicando”.