ÁGORA

El nuevo decano, durante su intervención en el acto

Gonzalo Hernández Vallejo, nuevo decano de la Facultad de Odontología

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Alfredo Matilla - 12 feb 2021 19:46 CET

El catedrático del Departamento de Especialidades Clínicas Odontológicas Gonzalo Hernández Vallejo ha tomado posesión este 12 de febrero del cargo de decano de la Facultad de Odontología de la UCM, sucediendo a José Carlos de la Macorra García, quien ha estado al frente del centro los últimos ocho años. El relevo se ha celebrado en el salón de actos de la propia Facultad y ha estado presidido por el rector, Joaquín Goyache. Hernández Vallejo ha agradecido a su predecesor y su equipo el trabajo realizado, decisivo para situar la Facultad como la primera de España, décima de Europa y decimoséptima del mundo, según el ránking QS 2020. “Llegamos -señaló el nuevo decano- con expectativas de seguir mejorando lo conseguido hasta la actualidad”. 

 

El rector felicitó al decano saliente, a su equipo, y también al conjunto de la facultad, su personal de administración y servicios, profesores y estudiantes, su trabajo y esfuerzo, que han situado a la Facultad en una situación de excelencia. Y ello en un centro de gran complejidad, ya que a la habitual actividad docente e investigadora suma un servicio clínico asistencial, que todo unido hace que el centro tenga una actividad frenética. Goyache prometió al nuevo decano su apoyo y colaboración leal para juntos hacer realidad demandas del centro, tanto relacionadas con problemas cotidianos, algunos enquistados desde hace tiempo, que hay que solucionar cuanto antes, como con otros proyectos como el de la creación de un Hospital Dental Universitario

 

El decano saliente, José Carlos de la Macorra, se mostró satisfecho de lo logrado en sus años al frente de la Facultad y recordó también el trabajo realizado por el equipo anterior que dirigió el profesor Mariano Sanz. Recordó que en su toma de posesión se comprometió a dos cosas: “que íbamos a darle la vuelta a la Facultad y a terminar el mandato con más amigos que teníamos al entrar. Creo que se han cumplido las dos”. A su sucesor, De la Macorra le dio dos regalos de bienvenida. Uno físico, la medalla de doctor que distingue al decano del centro, y otro más inmaterial, pero muy importante: “pertenecer al mejor grupo de decanos posible. Te integrarás en él con facilidad y te darán su ayuda, consejos y apoyo. Escúchalos e intenta que te escuchen”, concluyó. 

 

Los proyectos del nuevo decano

A solicitud de Tribuna Complutense, el nuevo decano, Gonzalo Hernández Vallejo, desgrana a continuación los proyectos que quiere poner en marcha en la Facultad de Odontología durante su mandato:

 

“Mi Programa combina la mejora de procesos o actividades que se vienen desarrollando con éxito en nuestra Facultad, junto con nuevas propuestas que nos ayuden a encarar mejor el futuro. Así, lo he articulado desde 4 premisas: la formación, la investigación, el servicio asistencial y el núcleo de nuestra Facultad, donde se lleva a cabo una labor asistencial de apoyo a la docencia con los pacientes que acuden al Centro. 

 

En la formación en el Grado, consideramos de especial importancia habilitar medidas que favorezcan la afluencia de pacientes a la Facultad, así como comenzar el proceso de análisis de un nuevo plan de estudios mediante una comisión interdepartamental, para su evaluación crítica, a fin de adaptarlo a la situación sanitaria, tecnológica y social actual y del futuro, de acuerdo con las orientaciones de la ADEE.

 

Respecto a la formación postgraduada en el Máster y Doctorado, nuestro objetivo principal es seguir avanzando hacia un Doctorado de calidad, facilitando la transición del Máster al programa de Doctorado, incrementando el número y la diversidad de las líneas de investigación y el número tutores, promoviendo la internacionalización de los programas, y potenciando la colaboración con la industria, a través de los doctorados industriales.

 

Una de las mayores preocupaciones de todos es subsanar las deficiencias existentes en el modelo asistencial del Centro, por cuanto de él depende en gran medida la consecución de las competencias práctico-clínicas. Por ello, en relación a la Formación Permanente, es mi intención crear un Título Propio Interdisciplinar, a fin de poder extender la asistencia clínica a periodos no docentes y completar a la vez la formación de los recientemente postgraduados. No debemos olvidar tampoco, la promoción de la internacionalización de los Títulos Propios, cosa que ya algunos han hecho o están en vías de consecución, para igualarlos a los estándares internacionales.

 

En lo que se refiere al apartado de la investigación es evidente que esto depende en gran medida de las habilidades, características e iniciativas de cada profesor, pero también es indudable que desde un Decanato se debe promocionar y facilitar este camino. ¿Cómo hacerlo?, pues animando a la creación de nuevas líneas de investigación y mejorando el apoyo administrativo. No podemos olvidar tampoco dentro de este marco a nuestra biblioteca, a la que doy una especial importancia por cuanto es un eje vertebrador más, y muy importante, de ayuda para los investigadores en sus inicios. 

 

En lo que compete al servicio asistencial, estamos en un Centro docente, pero este se articula en gran medida en torno a la asistencia clínica a pacientes.  Creo que sería el gran reto de futuro la creación de un Hospital Dental Universitario, pero en tanto esto no llega considero prioritarios dos objetivos, el primero de ellos es el mantenimiento de la acreditación ISO del servicio sanitario y, el segundo, establecer una mejor oferta de horarios y actividades que vayan más allá de los periodos vacacionales docentes a través de nuevas ofertas de servicios, trabajo en la facultad del profesorado, creación de la titulación antedicha y revisión de los precios. 

 

Quisiera referirme ahora a algunos aspectos relacionados con nuestra Facultad, en lo referente a sus instalaciones y a su papel administrativo. Dentro de las instalaciones en relación con las actividades docentes, deseo seguir incorporando nuevas tecnologías docentes en las aulas y laboratorios, incorporar nuevos espacios y programas en la biblioteca, mejorar los sistemas de acceso al Centro y la cobertura de la red Wifi, y habilitar nuevos espacios. 

 

La renovación y mejora de las instalaciones clínicas es fundamental, por cuanto es la base de la asistencia a nuestros pacientes. Pretendo hacerlo potenciando un programa de adquisición de tecnologías avanzadas y mejorando los circuitos de circulación de pacientes mediante la instalación de pantallas y envío de SMS. La certificación ISO 9001:2015 de los laboratorios de investigación, obtenida en 2020, nos recomienda también ciertas modificaciones en las instalaciones de investigación, que intentaré abordar en cuanto sea posible, especialmente las referidas a seguridad medioambiental y condiciones de trabajo de nuestros investigadores.

 

Se hace necesario en el momento actual dar la debida importancia a la comunicación e imagen de nuestra Facultad, por dos razones importantes. La primera, porque necesitamos que se conozca lo que hacemos. La segunda, muy importante, porque debemos ir incorporando estrategias empresariales que faciliten la llegada de pacientes a nuestro Centro. Deseo, en este sentido, desarrollar un proyecto de branding que sería también una herramienta más para promover nuestra internacionalización y mantener a nuestra Facultad en los niveles que nos adjudica el QS World University Rankings en la actualidad.

 

Quisiera dedicar la última parte de este programa a las personas y, en primer lugar, a nuestros estudiantes. Está en nuestro ánimo mantener y mejorar las vías de comunicación y representación de nuestros alumnos a través de un contacto institucional permanente y fluido con ellos, así como en la mejora de infraestructuras, ampliación de convenios, promoción de nuevas actividades, facilitación de tecnologías, fomento de sus asociaciones, etc.

 

En segundo lugar, quiero referirme al personal de administración y servicios. Debe tomarse una conciencia clara de la importancia de este estamento para el funcionamiento óptimo de un centro educativo como este, ya que, sin él, muy pocas de las labores que llevamos a cabo los docentes podrían realizarse de una manera eficaz y eficiente. 

 

Respecto al PDI, no deben escatimarse esfuerzos para el apoyo incondicional a la progresión académica de nuestro profesorado y para el óptimo ejercicio de su trabajo en la Facultad, todo ello a través de muchos de los aspectos ya señalados con anterioridad y sin desdeñar otros factibles.

 

Finalmente, señalar como corolario a lo expuesto y como marco general de mi programa, la consecución de dos grandes objetivos: mejorar el presente y prepararse adecuadamente para el futuro. Respecto al presente, la línea estratégica principal está vinculada a la formación del alumno, a través de cambios en la organización docente en algunos cursos, el incremento en la afluencia de pacientes, el aumento de nuestra visibilidad, la creación de un nuevo magíster, la mejora de las infraestructuras y la potenciación de la Formación Permanente y el Doctorado. Prepararse para el futuro, mediante el análisis crítico del Plan de Estudios, la revisión de las competencias, la internacionalización en sus diferentes vertientes, la potenciación de la investigación y la adopción de estrategias empresariales dentro del marco de una Universidad pública.

 

Dentro de esas dos líneas y como apéndice inseparable de las mismas, nuestra especial preocupación por el desarrollo digno y armónico del trabajo de las personas en los diferentes puestos que ocupen, y, como no puede ser de otro modo, la de dirigir este Centro con la ayuda de todos y, por supuesto, para todos”.