CURSOS DE VERANO

El escritor Juan Eslava Galán

Juan Eslava Galán desgrana la historia de la carrera por las especias en el Renacimiento

Texto: Ángel Aranda, Fotografía: Jesús de Miguel - 21 jul 2021 23:11 CET

 “El comercio de las especias, hace cinco siglos, podríamos compararlo con lo que es ahora el de la cocaína”, ha señalado el escritor Juan Eslava Galán durante su intervención en el curso 12+1 Autores en busca de su personaje, para explicar la importancia de los condimentos para la alimentación y todo lo que supuso para Europa la búsqueda de una ruta para lograr el dominio de su mercado en aquella época. “Muchas veces la pimienta sustituía al dinero, se podía comerciar con ella” explicó el historiador, señalando además la lucha por el control de este comercio como uno de los acicates para el descubrimiento de América.   

 

Más que de las investigaciones para la composición de sus novelas o ensayos históricos, Eslava Galán impartió a través de su conferencia, “La carrera de las especias”, toda una clase de historia acerca de cómo se desencadenó la lucha por el control de este bien tan preciado en Occidente a lo largo de muchos siglos.  

 

Así, el escritor apuntó que las especias llegaban a Europa en el siglo XV a través de la ruta de la seda que arrancaba en Asia, bordeaba las costas del Mediterráneo y llegaba hasta el norte de África para pasar desde ahí al viejo continente, hasta que en 1453 los turcos conquistaron Constantinopla. En ese momento los otomanos “se interponen entre Europa y las especias”, por lo que algunos reinos europeos decidieron buscar nuevas rutas en busca de los aderezos, ya que “en ese momento Europa vive un excelente momento económico”, apuntó el autor de En busca del unicornio o La conquista de América contada para escépticos, entre otros muchos éxitos literarios.  

 

En este sentido, el para muchos profesionales y aficionados precursor, padre o “matria” de la novela histórica, como señaló el director del curso, Antonio Pérez Henares durante su presentación, repasó diversos capítulos de la historia a propósito de los diversos enfrentamientos que a partir de entonces se produjeron entre España y Portugal, siempre con la lucha por el dominio y la búsqueda de nuevas rutas para el comercio de las especias como telón de fondo.  

 

En esta línea, desde el dominio de los lusos sobre las costas africanas en el tráfico de oro y esclavos, hasta las luchas dinásticas entre los dos reinos ibéricos a cuenta de la disputa por la corona castellana, entre los partidarios de Juana la Beltraneja y su tía Isabel, pasando por la posterior firma del tratado de Alcazobas por el que se puso fin tanto a la Guerra de Sucesión en Castilla como a las disputas entre Castilla y Portugal, fueron para Eslava Galán un anticipo de lo que más tarde propiciaría el descubrimiento de América. “Surge un genovés, Cristóbal Colón, que se presenta ante el rey de Portugal, Juan II, diciendo que puede llegar a la Especiería por un camino más corto, cruzando el océano”, pero el rey portugués le negó su ayuda porque según sus expertos los cálculos del navegante no eran buenos, señaló el también filólogo jienense.  

 

Eslava Galán expuso finalmente que, tras los viajes de Colón de ida y vuelta al continente americano, la posterior coronación de Carlos V como emperador del sacro imperio romano germánico, su financiación de la expedición de Magallanes y Elcano que dio lugar a la primera vuelta al mundo y la boda del monarca de la casa de Austria con Isabel de Portugal, el hijo de ambos, Felipe II, heredó los reinos de Castilla y Portugal y, a partir de ahí, a través de la firma del tratado de Zaragoza entre ambos reinos, en 1529, se establece casi de forma definitiva “la demarcación de la Especiería”, explicó el escritor.