ÁGORA

José María Alonso Puig, Joaquín Goyache y Ricardo Alonso

La Complutense estrecha los lazos con el Colegio de Abogados de Madrid

Texto: Jaime Fernández, Fotografía: Jesús de Miguel - 16 feb 2021 10:26 CET

Este 15 de febrero, la Universidad Complutense ha firmado dos convenios con el Colegio de Abogados de Madrid (ICAM). El primero es un acuerdo marco entre las dos instituciones y el segundo es la implementación de ese convenio entre el ICAM y la Facultad de Derecho para desarrollar un curso de formación de acceso a la abogacía, que contará con 60 créditos de docencia y 30 de prácticas externas. El rector de la UCM, Joaquín Goyache, ha reconocido que esta firma es lo que se conoce como un win-win, porque “ganamos todos: el ICAM, la UCM, la Facultad de Derecho, los estudiantes, los futuros profesionales y la sociedad”.

 

José María Alonso Puig, decano del Colegio de Abogados de Madrid, reconoce que esta firma es un evento muy importante para el ICAM, “que es el colegio profesional más grande de Europa, con 77.000 colegiados”. Explica que ya en su programa de gobierno se propusieron desarrollar un curso de acceso a la profesión de la máxima calidad que sirva para “enseñar a los nuevos colegiados y colegiadas, a los nuevos graduados, como ejercer la profesión de la abogacía, porque una cosa son los conocimientos académicos y otra es el ejercicio de la profesión”. El objetivo de este curso es doble, “que los estudiantes salgan formados y ayudarles a encontrar trabajo”.

 

El decano de la Facultad de Derecho de la UCM, Ricardo Alonso, cree que la firma de este doble convenio implica “un hito en la historia de la Universidad Complutense”, un centro que también ronda los 75.000 estudiantes, “lo que le hace formar parte del club más selecto de todo el mundo, tanto en la cantidad, como en la calidad”. Tiene claro también Alonso Puig que en este acto se ha establecido un “convenio de colaboración con la universidad de referencia en Madrid y en España”, a lo que añade que en estos tiempos “la colaboración entre universidades y los colegios es absolutamente esencial”, y está convencido de que serán capaces de desarrollar un curso que se convierta en un referente.

 

De acuerdo con Ricardo Alonso este convenio es excelente para ambas partes, “en principio para el ICAM, que podría haber elegido cualquier universidad pública, o privada, para impartir este máster profesionalizante y se decidió por la Complutense”. El decano del ICAM aclara que se ha hecho así porque “la UCM tiene un profesorado excelente a lo que se une que el Colegio tiene la capacidad de llamar a este curso a los mejores profesionales de la abogacía, involucrados en los grandes despachos de Madrid y en las asesorías jurídicas de empresas”.

 

El rector Joaquín Goyache y el decano de Derecho reiteran la idea de que gana también mucho la UCM con este acuerdo, no sólo porque “el curso se impartirá con un 40% de profesorado complutense” sino porque esto “será un matrimonio de larga duración que supondrá un rotundo éxito tanto para el ICAM como para la Facultad y para la UCM”.

 

Concluye el rector asegurando que este convenio demuestra que “la universidad no puede vivir de espaldas a la sociedad, y de ahí que un acuerdo de este tipo sea un hito para la formación de profesionales que van a dar respuesta a las necesidades de la sociedad”. Sobre todo, cuando el acuerdo se firma con una Facultad, como la de Derecho, “donde trabajan con una disciplina, con una orientación y una visión de futuro que son encomiables”.