IGUALES

La Real Academia Española ha acogido, este 28 de octubre, la presentación de la app de Dactyls

La Complutense y la ONCE presentan la app del sistema Dactyls, un método para mejorar la comunicación de las personas sordociegas

Texto: Jaime Fernández, Fotografía: Jesús de Miguel - 28 oct 2021 14:36 CET

La Real Academia Española ha acogido, este 28 de octubre, la presentación de la app de Dactyls, un sistema que recoge un nuevo código de comunicación para las personas con sordoceguera, desarrollada por la Universidad Complutense, el Centro de Tiflotecnología e Innovación de la ONCE, y la Unidad Técnica de Sordoceguera de dicha organización. En el acto de presentación de la app del sistema Dactyls, Víctor Briones, vicerrector de Estudios de la UCM, ha asegurado que en la colaboración con la ONCE, se conjugan “tres ces”: el conocimiento que se ofrece a la sociedad, el compromiso y el cariño de hacer las cosas bien para todos.

 

Aurora Egido, secretaria de la RAE, dio la bienvenida a una Academia que ha establecido estrechos lazos con la ONCE y consideró que “esta app proporcionará una nueva forma de acceder al conocimiento y la comunicación usando los dispositivos móviles, así que no hay mejor sitio para presentarla que aquí, en la casa de las palabras, independientemente de los signos que las representen”.

 

Andrés Ramos, director general adjunto de Servicios Sociales para personas afiliadas de la ONCE, ha explicado que en la ONCE hay más de 3.100 afiliados con sordoceguera, para los que ya se han presentado otros proyectos como el bastón rojo y blanco y el folleto "¡Ojo!... ¿Oído?" con el que se buscó que la sociedad española les conozca un poco más. La presentación de la app de Dactyls es un paso más allá, porque “es un proyecto muy importante, ya que es un nuevo sistema de comunicación, que realmente es una gran idea que tuvo una persona con sordoceguera, Daniel Álvarez, quien fuera presidente durante muchos años de FASOCIDE (Federación de Asociaciones de Personas Sordociegas de España)”.

 

Ha explicado Ramos que, en 2015, Daniel Álvarez fue a visitarles a la ONCE y les planteó la idea de Dactyls para favorecer la comunicación de las personas con sordoceguera, y les cedió los derechos de ese proyecto para que lo llevasen a cabo. Desde entonces “han sido más de cinco años de trabajo para poner en marcha un sistema que hubo que envolver de tecnología” para lo que se pusieron en manos de gente que les podía ayudar en la Facultad de Informática de la UCM, y de manera específica con la cátedra UCM-ONCE de Tiflotecnología, que dirige la profesora María Guijarro.

 

El representante de la ONCE informa de que fruto de ese esfuerzo ha surgido ahora una app que permite la difusión del nuevo sistema de comunicación, tanto para las personas con sordoceguera como para familiares y educadores. Considera que “con este sistema se puede dar un gran salto, porque se pasa de uno que identifica cada signo con una letra, a uno nuevo que incorpora signos de la lengua oral y de la lengua de signos, con un código propio y es un sistema de comunicación nuevo, de tal manera que con un solo signo se pueden hacer palabras, frases y expresiones completas, con lo que aumenta la velocidad y se agiliza la comunicación”.

 

Francisco Trigueros, presidente de FASOCIDE, explica que desde la Federación también han apoyado este proyecto, gracias a la colaboración de las personas usuarias que han ayudado a estandarizar las reglas de uso y “crear un corpus común consensuado, con más de 800 signos que permiten comunicarse de manera fluida, y que permitirá seguir avanzando de tal manera que cada vez sea más rico”. La app contiene vídeos de todos los signos que componen el sistema, con una vista frontal y otra lateral, con la posibilidad de reproducirlos en cámara lenta, así como su descripción visual y toda la información necesaria para su aprendizaje, incluida la opción de utilizarla con un móvil enlazado con un terminal braille.

 

Reconoce Trigueros que todos sus compañeros y asociados están ya deseando descargarse la app (disponible tanto para iOs como para Android) para “poder hacer uso de ella en su día a día, y así mejorar su calidad de vida”.

 

En la presentación hubo una pequeña demostración práctica en directo a cargo de Javier y Cristina, su guía intérprete, con la que se comprobó que este es “un sistema más rápido que el habitual y que permitirá mejorar la relación con los demás”.

 

Andrés Ramos explica que a partir de ahora “hay que formar a una buena red para que entrenen a las personas con sordoceguera en el uso de Dactyls” y para ello ya han contactado con los 30 institutos que tienen el ciclo de mediación de FP para que se pueda integrar dentro de su formación, así como con la Universidad Rey Juan Carlos, “la única que tiene un grado específico en la formación de lengua de signos”. Por supuesto, también están en contacto con los profesionales de la propia ONCE más cercanos a las personas con sordoceguera, y con los responsables de FASOCIDE y APASCIDE (Asociación Española de Familias de Personas con Sordoceguera). El objetivo es que “dentro de unos pocos años muchas personas lo usen habitualmente para tener un grado de conexión con su entorno familiar, laboral y de ocio mucho más fluido, porque no hay nada más importante que romper el aislamiento, y eso se consigue con la comunicación”.