ENCUENTROS COMPLUTENSE

Guillermo Lahera, Javier Sierra, Luis Aguado y Luis Enrique López Bascuas

Vuelve Encuentros Complutense con un análisis de la naturaleza humana

Texto: Jaime Fernández - 23 sep 2022 10:05 CET

Encuentros Complutense, coordinado por Javier Sierra, delegado del rector para la Comunicación, ha comenzado sus actividades de este curso académico 2022-2023 con la presentación del libro La mente de la tribu. Luces y sombras del cerebro social, de Luis Aguado, profesor de la Facultad de Psicología. En la presentación, celebrada en la Biblioteca Histórica de la UCM, acompañaron a Aguado, Luis Enrique López Bascuas, nuevo decano de Psicología, y el psiquiatra clínico de la Universidad de Alcalá, Guillermo Lahera Forteza. Este tercer libro de divulgación de Luis Aguado se hace preguntas como de dónde surge la sociabilidad de nuestra especie, por qué la política nos enerva tanto, por qué son tan peligrosas las masas y de dónde viene el crecimiento desorbitado y preocupante de las fake news. En resumen, y como asegura López Bascuas, “trata el interesante tema de la naturaleza humana”.

 

Reconoce Luis Aguado que él no es un psicólogo social (en realidad comenzó su investigación con modelos animales), pero la experiencia ha hecho que sus intereses giren en busca de eso que nos hace únicos como especie. De acuerdo con él, la nuestra no es la única especie animal social, aunque sí que somos los únicos que hemos evolucionado para crear cultura, entendiendo por tal “un sistema de valores, creencias y códigos morales, que se transmiten con mitos, relatos, simbolismos y rituales”. Esa cultura da lugar a la ideología, pero también a la religión, que “pasa a formar parte de la identidad social”.

 

Según el profesor complutense, los seres humanos necesitan la compañía y la sensación de pertenencia a algo mas grande, ya sea la familia, un club de fútbol, un partido político o una religión. Esa pertenencia, que tiene el lado positivo del apego y la unión, también tiene la contrapartida de que define a los otros, a los que no pertenecen a nuestro mismo grupo, y eso puede llevar a la violencia y el aniquilamiento.

 

Guillermo Lahera Forteza añade que también existe el problema de la soledad no deseada, que es un factor de riesgo, tanto para la salud mental, como la física, ya que con el desapego aumenta la posibilidad de tener una enfermedad cardiovascular más que con el tabaquismo.

 

Aguado pone varios ejemplos de la necesidad de fusión y contacto que tenemos los humanos: los multitudinarios funerales de Isabel II, la procesión del Rocío, los festivales musicales, los enfrentamientos religiosos y políticos o el asalto al Capitolio de 2021. Todos esos casos comparten la misma necesidad que tenemos los humanos de reunirnos en torno a un símbolo, sin importar si lo que hay detrás es real o no.

 

De ahí surgen las fake news y su enorme difusión, mayor que la de cualquier noticia verdadera, especialmente si se trata de noticias políticas falsas. Explica Aguado que la política es muy especial, porque se basa en códigos morales que tenemos interiorizados desde niños, y “un oponente político es cualquiera que se opone a nuestra propia identidad”. El juicio a los demás, “sobre todo de grupos marginales de mi ideología pueden llevar a un proceso que puede ir desde el prejuicio a la deshumanización”.

 

Cree el profesor que la pandemia, y el confinamiento, nos han colocado en una de las “experiencias más extrañas, impactantes y muy dolorosas para muchas personas”. Ahora hemos salido de ese túnel, pero sólo para ver que “hay otros delante de nosotros que no sabemos a donde nos van a llevar, porque hay movimientos grupales que ya son tectónicos y ponen en jaque a toda la humanidad”.

 

Frente a los retos que nos esperan como especie, Aguado sólo encuentra una solución, que es “pararse a pensar”, y eso es algo que ha pretendido al publicar este libro, “amable de leer para todos aquellos que estén tratando de saber cómo somos y cómo es nuestra naturaleza más íntima”.