ÁGORA

Ana de la Cueva y Joaquín Goyache en los "Diálogos del ICEI"

La secretaria de Estado de Economía, Ana de la Cueva, pide en los "Diálogos del ICEI" consenso para la ejecución del Plan de Recuperación

Texto: Alberto Martín, Fotografía: Jesús de Miguel - 25 mar 2021 11:58 CET

La profesora Isabel Álvarez, directora del Instituto Complutense de Estudios Internacionales introdujo la intervención de Ana de la Cueva, secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, en la tercera entrega de los "Diálogos del ICEI", presentándola como una de las principales responsables de la política económica española de estos últimos años, así como de la del futuro inmediato, a medio y, quizá, a largo plazo. Y es que De la Cueva es una de las principales diseñadoras del Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia de la Economía, que incluye el reparto de las ayudas europeas del Next Generation EU.

 

Isabel Álvarez invitó a la secretaria de Estado a detallar en la medida de lo posible los trabajos que se están llevando a cabo para la ejecución del Plan, y la secretaria de Estado no solo aceptó la invitación, sino que aprovechó la ocasión para pedir consenso a los partidos políticos y a los agentes sociales y señalar como gran prioridad "ejecutarlo este mismo año".

 

La tercera sesión de los "Diálogos del ICEI" se celebró este 24 de marzo en la sala de juntas del Instituto Complutense de Estudios Internacionales, con la asistencia del rector de la Universidad Complutense, Joaquín Goyache. Como explicó la directora del ICEI, Isabel Álvarez, estos Diálogos han sido creados con la idea de convertirse en un espacio de coloquio y reflexión entre personalidades destacadas de los más diversos ámbitos y los investigadores e investigadoras del ICEI, así como integrantes de su Patronato, quienes en esta ocasión han seguido la sesión tanto de manera presencial, unos pocos, como on line.

 

Lo primero que explicó la secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa es que este Plan de Recuperación es uno de los ejes de la política económica diseñada por el Gobierno para frenar el impacto de la pandemia, pero no el único. En concreto, según explicó, la primera prioridad es hacer frente a la pandemia dedicando al gasto sanitario todos los recursos necesarios, y en especial al proceso de vacunación, "que es el que nos devolverá a la normalidad". El segundo eje es tratar de mantener la estabilidad financiera y de los mercados de deuda soberana. El tercero es frenar el impacto tanto en el tejido productivo y facilitar la liquidez de las empresas, lo que a su juicio se viene logrando desde el inicio de la pandemia gracias a la respuesta inmediata, primero, y flexible, después, con instrumentos como los ERTE o los fondos ICO, y que ahora está teniendo su continuación con los 11.000 millones de euros que se van a dedicar a mejorar la solvencia de las empresas. 7.000 millones de ellos a través de transferencias finalistas transferidas de los Presupuestos Generales del Estado a las comunidades autónomas; 3.000 millones a través de fondos ICO de acompañamiento para la reestructuración de la deuda, y otros 1.000 millones que se dedicarán a la recapitalización de empresas.

 

El Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia de la Economía

El cuarto eje de esta política económica es el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia de la Economía, presentado por el presidente Pedro Sánchez el pasado mes de octubre, pero al que ahora se está dando contenido específico. Se trata de un Plan que, según indicó la secretaria de Estadio, tiene un doble objetivo: mejorar la situación a corto plazo y llevar a cabo reformas estructurales que aseguren un mejor futuro. "Se trata de un proyecto de país, no del proyecto de un Gobierno", señaló Ana de la Cueva para reclamar el mayor consenso posible sobre él.

 

De la Cueva indicó que en el Plan están trabajando todos los Ministerios, bajo la coordinación de la ministra de Economía, Nadia Calviño. "Es un proceso integral para generar sinergias entre los distintos componentes". El Plan, según explicó, incluye 150.000 millones de euros en inversiones, pero en paralelo tiene unas reformas asociadas, sobre "las que hay una gran unanimidad entre los agentes sociales". El Plan va a destinar el 37% de los fondos europeos a abordar proyectos en el ámbito de la transición ecológica, que incluye, entre otros, un plan de choque de la movilidad sostenible, con despliegue masivo de estructuras de recarga para vehículos eléctricos, y otro, ya dotado con más de 580 millones de euros, en el ámbito de saneamiento y residuos. Otro destino de los fondos será la digitalización, a la que se dedicará un tercio de los recursos, y que abordará la digitalización de la administración y de las Pymes, la extensión del 5G o planes formativos destinados a ciudadanos y trabajadores.

 

Veinte reformas transformadoras

De la Cueva explicó que en enero de 2019 el Ministerio de Economía presentó la Agenda del Cambio, en la que se enumeraban las debilidades del sistema económico y productivo español y se proponían una serie de reformas. Según señaló esa Agenda del Cambio es, junto a las recomendaciones europeas, la base sobre la que se ha diseñado el plan de reformas comprendidas en este Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia, que comprende hasta 170 reformas. De ellas hay 20 que afectan a los principales ejes de actuación, que son las que tienen mayor capacidad de trasformar el modelo productivo. Entre otras enumeró la Ley de Cambio Climático, la Ley de Aguas, el Plan Nacional de Depuración y Saneamiento, medidas normativas en el ámbito de la eficiencia y el ahorro de la utilización del agua, la política de residuos, estrategia de movilidad sostenible y conectada, desarrollo de la economía de los cuidados, modernización del sistema nacional de salud, refuerzo del sistema educativo, reformas para la sostenibilidad de las cuentas públicas, de las pensiones, del sistema tributario o medidas que busquen una mayor eficiencia de las políticas públicas o la disminución de la brecha de género en los más diversos ámbitos.

 

Por último, la secretaria de Estado se felicitó por el hecho de que muchas de estas medidas ya hayan sido dotadas en los Presupuestos Generales del Estado, adelantándose a la recepción de los fondos europeos. También es un paso adelante el Real Decreto de Aplicación de los Procesos de la Administración, que según señaló, va a conseguir eliminar dobles controles que lo único que conseguían era "impedir la ejecución", y que ya cuenta con el visto bueno de Bruselas.

 

Un proyecto de país

Ana de la Cueva concluyó su intervención -que fue seguida de las preguntas y comentarios de los investigadores e investigadoras del ICEI y de integrantes de su Patronato- transmitiendo su visión de que existe una "energía positiva en el país, que es buena y tenemos que consolidar. La pandemia -señaló la secretaria de Estado- ha tenido un impacto económico y social sin precedentes. Ante una actuación extraordinaria e imprevisible lo que se ha hecho es intentar reaccionar con la máxima rapidez y determinación. Nuestra prioridad en este proceso era mantener el tejido productivo y los empleos, porque cuantos más se pierdan menos se recuperan. El hecho de que la caída del empleo no haya sido muy superior a la caída del PIB es un éxito. Tenemos que seguir manteniendo las medidas para apoyar la solvencia, que es una preocupación, y en eso vamos a seguir trabajando. Pero lo que tenemos es que consolidar ese tejido productivo para impulsar una recuperación fuerte, y en eso el Plan de Recuperación, Transformación y Resilencia es esencial. El trabajo que estamos haciendo de trabajar con interlocutores sociales, con empresas, con administraciones públicas y con ayuntamientos, es lo que nos va a permitir construir un proyecto de país. Esto no es un proyecto de un Gobierno, es un proyecto de país en el que tenemos que trabajar juntos y en el que estamos absolutamente volcados y comprometidos".