ÁGORA

Celebración de los primeros 150 años de la Real Sociedad Española de Historia Natural

La Sociedad Española de Historia Natural cumple 150 años

Texto: Jaime Fernández, Fotografía: Jesús de Miguel - 16 mar 2021 11:42 CET

El paraninfo de San Bernardo ha acogido la ceremonia conmemorativa del primer sesquicentenario de la Real Sociedad Española de Historia Natural (RSEHN), lo que, de acuerdo con el rector de la Complutense, Joaquín Goyache, “la convierte en la sociedad científica privada más antigua de España”. Para conmemorar esta celebración, aparte de este acto institucional, se preparan dos exposiciones: «La Real Sociedad Española de Historia Natural: 150 años haciendo historia», que se celebrará en el Museo Nacional de Ciencias Naturales, del 18 de mayo al 31 de agosto, y «Real Sociedad Española de Historia Natural. 150 años de la Biblioteca (1871-2021)», que tendrá como sede la Biblioteca Histórica de la Complutense, de octubre del 2021 a febrero de 2022.

 

El catedrático de Biología Celular, Benjamín Fernández Ruiz, quien lleva 57 años asociado a la RSEHN, impartió una conferencia en la que repasó la historia de la Sociedad, “gracias a los extraordinarios trabajos de Alberto Gomis y Luis Alfredo Baratas”. Comenzó su relato el 15 de marzo de 1871 en la sala de profesores del antiguo Instituto Industrial de Madrid, de la calle de Atocha, donde tuvo lugar la sesión constituyente de la Sociedad Española de Historia Natural y donde se aprobó su Reglamento. No sería hasta 32 años después, en el mes de julio de 1903 cuando se le confirió el título de Real.

 

En la reunión inicial, de acuerdo con Fernández Ruiz, se reunieron catorce naturalistas, “la mayoría de ellos catedráticos de Ciencias Naturales de instituto”, entre los que había zoólogos, botánicos y geólogos, y también “tres mujeres, miembros de la alta aristocracia madrileña, que aportaron el dinero”.

 

Desde el año siguiente de su creación, celebraron reuniones mensuales, primero en la Academia de Medicina, y luego en otras sedes como la actual que ocupa en el edificio de la Ciudad Universitaria de las facultades de Ciencias Biológicas y Ciencias Geológicas. Explicó el conferenciante que en 1978 se puso fin a la tradicional reunión mensual, “porque no acudía apenas nadie”, y se comenzaron a celebrar las reuniones científicas bienales, como un modelo más adecuado para que los socios se reunieran y hablaran de sus trabajos científicos.

 

Otras fechas emblemáticas de la RSEHN fueron el año 1892, cuando admitieron como socio a Santiago Ramón y Cajal, que llegaría a presidir la Sociedad, y que publicó en sus Anales, “nuevo magníficos trabajos”; 1895, cuando se creó la delegación en Barcelona; el año del centenario, de 1971, cuando se impulsaron las gestiones para trasladar la Sociedad a la Universidad Complutense de Madrid, y 1989, cuando Carmen Téllez fue nombrada presidenta, “quien aunque falleció pronto, con 52 años, trabajó por la sociedad todo lo que pudo, y fue una de las grandes responsables de la biblioteca”.

 

Ingente actividad editorial

Tanto Alberto Gomis Blanco, presidente de la RSEHN, como Raimundo Outerelo, vicesecretario de la Sociedad, destacaron la gran capacidad editorial que ha tenido la institución desde sus inicios. Según el presidente, “en estos 150 años la Sociedad ha publicado más de100.000 páginas, la mayoría de ellas en publicaciones seriadas, como el Boletín, que empezó hace 120 años”.

 

Gomis Blanco señaló que en la actualidad la Real Sociedad Española de Historia Natural no recibe del Estado las subvenciones que en otros momentos le permitieron llevar a cabo exploraciones científicas y mantener varias publicaciones y tampoco influye sobre la comunidad científica como lo hizo en otras épocas, pero a pesar de eso sigue publicando “más allá de los impactos”, ese Boletín, que inició su andadura en 1901, y la revista Aula, Museo y Colecciones de Ciencias Naturales, que se publica desde 2018.

 

Outerelo recordó que “también se han recuperado, desde 1998, las Memorias de la RSEHN, los que se han publicado 15 volúmenes con diferentes análisis para acercar al lector temas de carácter más integrador de la historia natural”. Todas esas publicaciones tienen la intención de “suministrar una información de calidad y variedad para abordar el conocimiento de la naturaleza”. Algo que se ha comenzado ya a hacer en formato digital, aunque se mantiene una versión en papel, de tirada reducida, para socios e instituciones.

 

Presumen tanto el presidente como el vicesecretario de contar con “la hemeroteca más completa en revistas científico-naturales de toda España. Se han digitalizado ya todas las publicaciones de la Sociedad a lo largo de su historia y ahora se quiere poner ese patrimonio a disposición de toda la sociedad”.

 

Una relación estrecha

Alberto Gomis agradeció a la Complutense tanto por permitirles realizar el acto conmemorativo en el paraninfo de San Bernardo como por albergar su sede social y su biblioteca en espacios de la UCM. El rector Joaquín Goyache destacó que a la vez que los 150 años de la Sociedad, también “se celebran 50 años de relación estrecha con la UCM, las bodas de oro de relación, y aunque se ha visto un poco deslucido por la pandemia hemos podido disfrutar de este acto”.

 

Señaló Goyache que tanto la Sociedad como la Universidad Complutense coinciden en el cumplimiento de tres funciones primordiales: formar, investigar y transferir. De acuerdo con el rector, España “está entre los diez países del mundo que más publica a pesar de la escasa financiación a la ciencia, y la mayor parte de esa investigación se hace en la universidad, así que nada más lógico que el hecho de que RSEHN esté ubicada en nuestra universidad”.

 

Gomis expresó su deseo de poder seguir muchos años haciendo ciencia y ayudando a hacerla, y el rector les auguró éxito en esa investigación y su transmisión, al tiempo que aseveró: “150 años no es nada para lo que os queda”.